La Junta congela el presupuesto a la OFM tras dos años de subidas

La Filarmónica recibirá este año de la Junta 2,4 millones de euros. /Ñito Salas
La Filarmónica recibirá este año de la Junta 2,4 millones de euros. / Ñito Salas

Las aportaciones para las orquestas de Málaga y Córdoba se quedan sin cambios, mientras que aumenta un 8% la dotación a Granada y se inyecta un extra a Sevilla

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Las arcas de la Orquesta Filarmónica de Málaga se mantienen intactas para este 2019. Los 2.485.513 euros que figuraban en el presupuesto de la Junta de Andalucía el año pasado son los mismos que ahora aparecen en las primeras cuentas que firma el nuevo Gobierno andaluz. De las cuatro orquestas públicas andaluzas, solo Málaga y Córdoba ven sus cuentas congeladas y sin ninguna ayuda extra. Mientras que la Orquesta Ciudad de Granada experimenta un repunte de casi el 8%, la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla recibirá fuera de presupuesto una inyección de más de un millón de euros para zanjar la deuda que arrastra. Unas cifras que, además, perpetúan el agravio comparativo con la agrupación sevillana, que continúa medio millón por encima de la OFM en cuanto a dotación autonómica (3.188.384 euros).

Los presupuestos llegan apenas tres semanas después de que las orquestas públicas –participadas al 50 por ciento por la administración regional y la local– se movilizaran para reclamar un mayor apoyo y denunciar la falta de financiación y de proyectos de futuro. En Málaga, los músicos lucieron lazos rojos y leyeron un manifiesto en el último concierto de abono del Teatro Cervantes. De momento, la Junta ha decidido responder a esas demandas únicamente en las dos orquestas con una situación financiera crítica. En el caso de Sevilla, según publica 'ABC Sevilla', lo hará con un extra que evitará la disolución de la orquesta, pero que le obligará a hacer ajustes en su estructura para cumplir con el presupuesto asignado para este curso (el mismo que en el ejercicio anterior).

La previsión para este 2019 frena la tendencia alcista en las cuentas de la Junta para la OFM. En los últimos dos años, la Administración andaluza había aumentado un 10% su inversión para recuperar parte del terreno perdido con la crisis e igualar su aportación a la del Ayuntamiento de Málaga, que todavía es más elevada. En total, el presupuesto global de la OFM asciende este año a 5,3 millones de euros, lejos aún de los 6,5 millones con los que contó hace justo diez años, en 2009.

«Aún no es definitivo. Seguiremos luchando por tener más presupuesto, creo que nos lo merecemos», valora el gerente de la OFM, Juan Carlos Ramírez. En su opinión, los 'rescates' a Sevilla y Granada se deberían «compensar» vía presupuesto con la Filarmónica para que pueda seguir creciendo.

Desde Málaga confían en poder negociar un incremento que, al menos, cubra la subida salarial (el 2,25% acorde con el IPC) y permita dotar al completo ocho plazas que ahora solo se cubren por concierto. El objetivo de la Filarmónica es sacar a partir del año que viene contratos de interinidad que aporten «estabilidad» a la orquesta hasta que se convoque la oferta pública de empleo para los puestos vacantes. No obstante, el comité de empresa de la OFM ya advertía hace una semana de que esta fórmula «no debería sustituir en ningún caso a la oportunidad de convocar plazas». Los representantes de los músicos creen que solicitar la recuperación de las plazas amortizadas es «la mejor forma de pedir el aumento de la aportación».

Siete solicitudes de última hora elevan a medio centenar los aspirantes a la batuta

El plazo finalizaba la medianoche del 31 de mayo y hubo quien apuró hasta el último momento. Siete nuevas candidaturas para dirigir la Orquesta Filarmónica de Málaga se suman a las 43 contabilizadas hasta el mediodía del pasado viernes. En total, medio centenar de directores de todo el mundo se postulan para llevar la batuta de la OFM. Y solo hay cuatro directoras aspirantes (una más tras el último recuento).

La comisión técnica-artística se reunirá la próxima semana para hacer una primera selección y comprobar si todos los candidatos cumplen con los requisitos marcados en las bases.Entre otros, haber dirigido una sinfónica profesional, un teatro lírico o al menos ocho orquestas de cualquier lugar del mundo; dominar el español y ser ciudadano de la UE o estar en situación de legalidad en el momento del contrato. Una labor que corresponderá al gerente de la OFM, Juan Carlos Ramírez, a la concertino Andrea Sestakova en nombre de los músicos y a dos representantes de la Junta (Carmen Casero) y del Ayuntamiento de Málaga (Antonio José García de Castro), como integrantes del consorcio de la orquesta.

La OFM confía en proponer un nombre a la junta general a finales de julio o principios de septiembre. A partir de entonces, el elegido se pondrá a trabajar en la programación de la temporada 2020-2021, la primera de las dos que asumirá por contrato, prorrogable un curso más. Con una retribución anual de 90.000 euros (más IVA), tendrá la obligación de dirigir un mínimo de doce programas por temporada.Asumirá la dirección titular y la artística de la OFM, encargándose de la dirección musical y del diseño de todos los programas sinfónicos de la OFM, tanto de abono en el Cervantes como de ciclos (Filarmónica frente al Mar) y de conciertos extraordinarios.