José Carra, canciones de altos vuelos

José Carra, en el centro, junto a Dani Domínguez y Bori Albero/SUR
José Carra, en el centro, junto a Dani Domínguez y Bori Albero / SUR

El pianista supera su miedo a los aviones componiendo un tema por ruta. Ahora presenta 'Diario de vuelo'

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Un viaje, una canción. Ese era el plan, la terapia para superar un miedo tan profundo que le llevaba a hacer seis horas de tren con tal de no subirse a un avión a Barcelona. La sensación de no tener el control le aterrorizaba. «Hubiera preferido pilotar yo». Por eso, con el cinturón abrochado y después de que los azafatos recordaran las salidas de emergencia, José Carra se propuso concentrarse en la música para desconectar de los ruidos y las turbulencias. Al principio no funcionó, pero poco a poco ese canturreo, esas notas que apuntaba y esas ideas que le asaltaban se iban transformando en canciones. En las doce que a finales de septiembre verán la luz en 'Diario de vuelo', el cuarto disco del pianista malagueño.

'Diario de vuelo' se presenta como una «guía de viaje», un álbum con la duración media de un vuelo nacional que invita a dejarse llevar por sonidos envolventes, preciosas melodías y complejos ritmos. Un viaje emocional y musical al interior de la creación de uno de los pianistas más sobresalientes de su generación, que aquí se acompaña de Dani Domínguez en la batería y la electrónica y Bori Albero al contrabajo. Con este álbum José Carra ha superado su terror a los aviones, ahora desea embarcar para reencontrarse con la inspiración, pero no solo eso. ¿Quién dijo miedo?

El músico da aquí un paso más en su libertad creativa y demuestra que la etiqueta 'pianista jazz' se le queda corta. «Hace tiempo que me quité prejuicios y hago lo que me da la gana», asegura. Un miedo menos. En 'Diario de vuelo' queda claro: tira de sintetizadores, efectos de guitarra en el piano y en la batería y ruidos grabados por él mismo dentro del avión (desde locuciones al despegue) o en su propia casa. Y esas 'aportaciones externas' no son meros acompañantes: Un pitido registrado durante uno de los vuelos, por ejemplo, marca el tono de una de las melodías.

El Concierto

Qué
Presentación del disco 'Diario de vuelo', de José Carra. Con Bori Albero al contrabajo y Dani Domínguez a la batería.
Cuándo
29 de septiembre, 22.00 horas.
Dónde
La Cochera Cabaret.
Cuánto cuesta
Entrada anticipada de pie: 12 euros. Entrada anticipada sentado: 15 euros

Hasta un viejo cassette de sus años de colegio se cuela en este disco. Un día, al revisar las grabaciones que de niño hacía en recreos y excursiones, descubrió al final de una de ellas una dedicatoria que su amigo Tomás le había dejado 25 años atrás. Su voz se escucha en 'Tarde para jugar', una composición que el músico brinda a sus compañeros de cole. Dejar esas aulas fue otro de los terrores de su vida y, de esta forma, se reconcilia con él.

Después de 'Verso', su anterior trabajo, la poesía vuelve a estar en 'Diario de vuelo' de la mano de Almudena Vega, con quien colabora habitualmente. Cuando le escuchó recitar 'El animal de dios', recordó de inmediato a una de sus pesadillas de vuelo durante un accidentado viaje transoceánico. «Eso significó 10 horas de pánico en las que, mientras todo el mundo dormía, yo me mantenía en una especie de ensoñación psicótica que me hacía descubrir que todo el pasaje había muerto y que el avión nos estaba llevando hacia el cielo», recuerda en el libreto que acompaña al disco. Tanta casualidad era una señal: ese poema tenía que estar en el trabajo.

El resultado es un disco que suena a todo lo que Carra lleva haciendo desde hace años, un compositor versátil que lo mismo firma evocadoras piezas influenciadas por su formación clásica, se atreve con ritmos experimentales o se deja llevar por el 'ordenado desorden' del jazz. De hecho, siempre hay espacio para la improvisación. «Incluso aunque la melodía esté más o menos planteada, nunca suena igual», añade. Pero tampoco oculta su aproximación al rock. En algunas de las fotografías de promoción que acompañan a este trabajo, el trío ofrece una estética «más cañera» de lo acostumbrado. «En el fondo, los de jazz siempre quieren ser músicos de rock», bromea el pianista.

El álbum, autoeditado con su sello Taghrid Records, saldrá a la venta a finales de septiembre. La misma fecha en la que lo pondrá de largo en casa. El 29 de septiembre, el trío que lidera Carra despega desde la Cochera Cabaret, para repostar el 5 de octubre en el Jazz Eñe de Zaragoza, un ciclo de la SGAEpara programadores internacionales. Empieza el viaje. Abróchense los cinturones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos