De 'Imbrothers' a 'Javi y Pablo', el grupo de música de los hijos del consejero Javier Imbroda

Pablo (i) y Javi Imbroda posan para SUR. / B. G.

Tras jugar toda la vida al baloncesto y ya tener encauzada su etapa universitaria y laboral, se embarcan en una aventura impensable que ahora les apetece experimentar: descubrirse como artistas

Borja Gutiérrez
BORJA GUTIÉRREZ

Hace poco tiempo se dieron cuenta de que podrían dedicarse a la música y se lanzaron a la aventura de hacer caso a sus impulsos, pero sin forzar la máquina: «Al principio era descabellado y ni lo planteamos». Su continuo crecimiento es más natural y orgánico: «No hemos pagado aún por promocionarnos en redes, tampoco tenemos un plan concreto». Quieren descubrir y descubrirse. Son Javier y Pablo Imbroda, aunque en su incipiente incursión en el mundo de la música le conocen juntos como 'Javi y Pablo'. Un nombre artístico «natural, directo y sencillo», explican entre risas los dos hermanos. En ese nuevo clima en el que se mueven no le conocen por su apellido, el del mítico entrenador de baloncesto y ahora consejero de la Junta Javier Imbroda, si no por sus canciones. Y eso les parece un alivio: «Del mundo de la música no creo que nos conozcan por mi padre. Son como de planetas diferentes. No es como en el baloncesto, donde es un 'coñazo' que siempre hablen de nosotros por nuestro apellido. Es algo que siempre ha ido de la mano», piensa Javi. «Hace poco tiempo, en una fase de ascenso en Ponferrada, en la retransmisión los comentaristas no paraban de referirse a mi como el hijo de...», cuenta Pablo, que esta temporada ha estado jugando en el CB Marbella de Liga EBA.

Ambos son unos enamorados del baloncesto, siempre lo han tenido como referencia y lo han practicado en cada uno de los equipos de Maristas que recorrieron en los viajes por compromisos laborales de la familia. También jugaron en El Palo, además de ser entrenadores. Los dos se mueven en la posición de base: «Yo soy muy rápido», se vende Pablo; «y yo soy más de tirar», completa Javi, que ya no lo practica en ningún equipo. Es un elemento que seguirá en sus vidas pero más aparcado. Ahora toca la música, algo que también estuvo presente: «La música siempre ha estado en nuestra familia. Es como una religión, mis padres siempre nos la ponía. En la cocina, haciendo cosas de la casa... y de todo tipo: Michael Jackson, Steve Wonder, Elthon John, The Beatles... más lo que escuchamos nosotros. Y siempre nos ha gustado de todo tipo. Mi padre toca la guitarra y mi madre canta, en las comidas familiares nos rodeábamos entorno a la música«, cuentan entre los dos hermanos. Se llevan cinco años: Javi es de 1990 y Pablo de 1995.

«Desde pequeños hemos adquirido una gran cultura musical. A los 13 años me regalaron una guitarra pero en ese momento la dejé aparcada y hasta los 19 no lo retomé», explica Pablo. Javi se interesó por los instrumentos con 18 años, en su época de universitario en Granada. Guitarra, piano, melódica... Pero hasta hace un año no salió la idea de materializar sus acordes y garabatos de la libreta: «Al principio me daba mucha vergüenza grabarme cantando; Javi si es más abierto y lo que teníamos se lo enseñamos a nuestro primo Jesús Romero, que también tienen un grupo. Le gustó una canción que se llama 'Niña' y casi nos obligó a grabarla. De hecho él mismo pagó la producción, y lo hizo sin que lo pidiéramos. Es neurólogo y la música es su 'hobby', podía pagarlo«, termina entre risas Pablo. «Él mismo cogió la canción y la publicó en Spotify con el nombre artístico de 'Imbrothers'. Nos quedamos impresionados«, rememora Javi.

«Cuando vimos que funcionó, llegó a tener miles de escuchar, nos impresionó la acogida y decidimos tomárnoslo algo más en serio y hacer algo nuestro de verdad. Entonces decidimos ponerle un nuevo nombre al grupo; y grabamos varias canciones. Nuestro amigo Nacho Gallardo (con su productora Midas Production) nos grabó los videoclips y la marca Noxter nos apoyan con 'merchandising' y sorteos». Así están abriéndose un hueco, se levantan cada mañana con nuevos seguidores en las redes. La que más usan es Instagram y también Youtube.

También se han bregado ya en varios conciertos por Málaga y se sienten cómodos en el escenario. «Gracias a los amigos llegamos a más gente de lo que esperamos. Un concierto memorable fue en el festival 'Tropicalia' en el Tití de Pedregalejo. Luego hemos actuado tres veces en Los Alámos y también nos llamaron para actuar en Ronda», exponen. Su próxima aparición será el 21 de junio en Sevilla (sala Malandar) y el 22 del mismo mes en Málaga (sala Cochera Cabaret). Para esos compromisos han decidido que a sus voces, guitarra y melódica les acompañen un batería y bajo. Por eso «llevamos dos semanas poniendo horarios para ensayar», dicen entre risas. Algo que no hacían antes, sino que quedaban cuando podían.

«Queremos experimentar, al primer mal rollo lo dejamos»

Tienen el brillo, las ganas y también la bendita inexperiencia de estar empezando. No tienen grandes planes, solo seguir probando y disfrutar. «No me planteo ser cantante, quiero vivir esa experiencia. Lo hemos hablado entre compañeros y cuando me dicen músico no me considero eso, me parece una falta de respeto para los que se forman en el conservatorio y los que dedican su vida a eso; yo solo llevo tres años volcado en explorarla«, confiesa Pablo. «Lo bonito es que estamos viviendo el comienzo. Es un mundo en el que entramos con mucha cautela y con humildad, también pendiente de no fiarnos de casi nadie. Pero tenemos una ventaja: si no sale o si en algún momento nos da mal rollo lo dejamos. Queremos que sea nuestro 'hobby'. No tenemos la presión de alguien que desde adolescente quiere ser cantante. Somos naturales y sin prisas. Si no funciona tenemos más cosas por hacer«, continúa. Javi es graduado en Derecho por la Universidad de Granada y ahora ejerce de profesor en MEDAC dando clases de Orientación Laboral. Y Pablo aún estudia Administración y dirección de Empresas en Málaga.

Un estilo 'fresh' (fresco)

Con 'Desperté' dieron su «mini pepinazo» y con 'Animales' se tiraron al barro, un tema que recomendó en redes la reconocida artista malagueña Chambao. Luego han seguido grabando su buen rollo y humor en 'El drama de Borja Beltrán' o 'Paraíso'. No saben definir su música con algo concreto; a la pregunta de qué etiquetas ponen cuando suben sus canciones a la web reaccionan que un resoplido de no tener respuesta. «Vemos un listado de posibilidades... y señalamos género acústico, música hablada, canción ligera. Cosas que sonaban bien, pero cuando fuimos a la SGAE vimos que canción ligera son los cantos populares. Así que ahora mismo no sabemos muy bien como definirnos, estamos en ese proceso. Nos gusta decir que es un estilo 'fresh', fresco. De hecho lo decimos en alguna de nuestras canciones. Viene de el productor Sergio Muela que nos dijo que sonamos «muy fresquito». Sus videos te dan muchas señales; grabados en la playa, el campo, el aire libre, lejos de la ciudad. «Canciones para moraga», podría decirse. Entre sus referencias están El Kanka, Mister Quilombo, un grupo venezolano que les «flipa»: Rawayana. Y Jack Johnson, un cantautor hawaiano es su ídolo. Cogen un poco de inspiración de cada uno de ellos. Sus conciertos se centran en temas propios, que puede ser una debilidad porque la gente nos la conoce, pero por eso también versionan referentes de su estilo como 'Recordando a Bob' de Javi Cantero. Su objetivo es disfrutar como con sus viajes por Asia o por la costa gaditana y portuguesa en su furgoneta, y siempre acompañados de su perro Bali.

'Desperté', su tema más escuchado