El Fuengirola Pop se cae de la agenda tras diez años de música independiente

Cooper, que acaba de anunciar su retirada, en la última edición del Fuengirola Pop. /Juanfran Martín
Cooper, que acaba de anunciar su retirada, en la última edición del Fuengirola Pop. / Juanfran Martín

La falta de ayudas y la dificultad de sacar adelante un festival alternativo de pequeño formato explican su desaparición

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

En la agenda del verano se ha quedado un hueco este mes de julio. Diez años y once ediciones consecutivas después, Fuengirola Pop se cae del calendario por la falta de ayudas públicas y la dificultad de sacar adelante un festival alternativo alejado del formato 'mainstream' predominante. «Nos hemos cansado ya, la verdad. Cuando se hace en plan amateur y sin apenas apoyo, es complicado que una propuesta independiente perdure en el tiempo», dice con cierta resignación Antonio Sánchez, uno de sus impulsores.

De momento, apostilla, se toman «un respiro». «Y el año que viene ya veremos», añade. Tras celebrar por todo lo alto la décima edición, en 2018 programaron el festival 'in extremis' después de haber anunciado retirada. Hubo así undécima fiesta del power pop, punk rock, rock and roll, garage y surf. Pero una vez más, porque han sido varias, les tocó poner dinero de su bolsillo. «Y encima vino la SGAE a darnos la puntilla. No había muchas ganas este año», admite.

El Fuengirola Pop se ha mantenido en la resistencia de la agenda festivalera con una identidad muy definida y a contracorriente. Un encuentro de pequeño formato donde priman los buenos directos en las distancias cortas, como una fiesta entre amigos. Empezaron siendo alrededor de mil los asistentes en su primera ubicación, el Castillo Sohail y Bikini Beach, pero el cambio al Pogs redujo el aforo a unas 300 personas. «El ánimo nunca ha sido ganarle dinero, solo cubrir gastos y pasarlo bien», recuerda Antonio Sánchez.

Este 2019 representa una especie de «cierre de ciclo». La desaparición (temporal, por ahora) del Fuengirola Pop coincide con la jubilación de uno de sus buques insignia, el locutor Juan de Pablos de 'Flor de Pasión' (Radio 3), que ha participado en numerosas ediciones y que motivó el nacimiento de esta fiesta. Y llega justo el mismo año en el que anuncia su retirada de la música uno de sus artistas estrella, Cooper, que ha encabezado el cartel hasta en cuatro ocasiones.