El festival Ojeando vuelve a inundar las calles de 'indie'

El pueblo blanco se vistió ayer de color por la undécima edición/JM GRIMALDI
El pueblo blanco se vistió ayer de color por la undécima edición / JM GRIMALDI

El evento, que ya va por los once años de vida, incorpora nuevas actividades para niños y espectáculos sorpresa

ADRIÁN MEDINAMarbella

Ojén se convierte de nuevo en el centro de la cultura 'indie' durante unos días. El pueblo blanco de la Sierra de las Nieves se vistió ayer de color para la celebración del Ojeando. Un festival que, pese a ir por su undécima edición, ha sabido mantener sus orígenes como escenario de las bandas 'indie' emergentes al tiempo que sigue acumulando cabezas de cartel de renombre.

Aunque el plato fuerte del festival empezaba a las diez de la noche en el escenario patio, el único por el que hay que pagar entrada, la actividad se dejaba sentir en el pueblo malagueño desde mucho antes. En la plaza, la gente se iba acumulando a medida que pasaba la tarde, primero los curiosos que desafiaban al calor de las horas fuertes de sol para asistir a las pruebas de sonido, y luego los que venían a las actuaciones que desde pasadas las ocho tenían lugar en este escenario, el segundo de los cinco que completan la oferta del festival.

Como cada año, el cartel del Ojeando se ha llenado de grupos malagueños emergentes, que toman este festival como impulso para seguir creciendo. El más destacado de ellos, los jovencísimos componentes de Devils in the Sky, la banda de rockeros sampedreños de entre 8 y 15 años. Ellos fueron los que estrenaron el escenario plaza este año con una actuación en torno a las ocho y media de la tarde, en la que hicieron un homenaje a los grupos que les sirven de referencia, desde System of a Down hastas Metallica.

La plaza fue el lugar donde se instaló uno de las novedades de esta edición: los talleres de actividades para niños. Manualidades y tatuajes con hama fueron algeunas de lass opciones disponibles para entretener a los más pequeños, todas ellas recogidas bajo el nombre de 'Ojeando Kids'. Una inicativa que responde a la necesidad de ofrecer un espacio para que los niños puedan disfrutar también de los dos días de festival. «Era algo que nos venían demandado mucho», explica Estefanía Merino, concejala de Igualdad y Juventud del municipio y responsable de la organización del festival. La oferta se completa esta tarde con un festival de música específico para ellos y el espectáculo «Despierta» con el mago Ernesto Perico.

Otra de las novedades de esta edición, menos llamativa pero muy solicitada entre los asistentes de fuera, es la inclusión de toldos laterales en la zona de camping, dispuesta para este festival en el poliderpotivo municipal. «Nos lo venían pidiendo los que acampan allí para que no les dé la luz por la mañana. Ahora al llegar allí se encontarán con la sorpresa de que los hemos puesto», contaba Merino a pocas horas de que empezasen a llegar los primeros fans.

JM GRIMALDI

La principal sorpresa de la noche de ayer, sin embargo, fue la inclusión de un auténtico espectáculo circense. Una serie de comefuegos irrumpieron en la plaza en torno a las diez de la noche, ante la mirada de los atónitos espectadores. La inclusión de este espectáculo se había dejado fuera del programa general a propósito para que resultase aún más impactante.

Tras las sesiones previas, llegaron los platos fuertes:las actuaciones previstas en los tres escenarios principales de Ojeando. En el de la plaza, el protagonista principal fue Bud Spencer Band. Detrás de ellos, otras bandas de renombre como Betamax o Apartamento Acapulco. Por su parte, en el escenario Molino, las actuaciones de corte electrónico con Álex Sánchez y Alsout, entre otros.

Pasadas las diez, arrancaron las actuaciones del escenario Patio, las responsables de que acudan la mayor parte de los casi 2.500 asistentes que anoche se reunieron en Ojén. La banda malagueña Ballena, con apenas dos años de antigüedad y formada por miembros de otros grupos indie de trayectoria, dio el concierto inaugural, seguidos de Rufus T. Firefly, Maga, Carlos Sadness y otros, en una jornada que se alargó casi hasta el amanecer.

Esta noche, sin embargo, será cuando tengan lugar las actuaciones principales, con el grupo Lori Meyers como cabeza de un cartel con otros nombres fuertes, incluyendo a Nancy Rubias y Niños Mutantes en su papel de DJ's.

Temas

Ojén
 

Fotos

Vídeos