El desembarco de los 'weekers'

El desembarco de los 'weekers'
David Cabrales

Weekend Beach Festival celebra su sexta edición con artistas de renombre que abarcan distintos estilos musicales

CLAUDIA SAN MARTÍN

Luna Garcés y María Huete llevaban preparando este momento desde hace casi un año. Llegaron al camping del festival Weekend Beach la mañana del miércoles desembarcando cual tropa marinera. Al hombro tienda, colchón, mochila, bolsa nevera y una sonrisa de ilusión: por delante cuatro días de música, convivencia en amistad y playa que se vuelven inolvidables. Además de ellas, miles de jóvenes ocuparon las plazas libres en la acampada, que se encuentran tras los escenarios. Son muchas las emociones que comienzan en Weekend, desde reencuentros hasta amores fortuitos que se acaban extendiendo en el tiempo.

Las colas a primera hora de la mañana se extendían para entrar al camping, acomodarse y armar un hogar que durará cuatro días con sus cuatro noches. En tan sólo unas horas ya se han ocupado el 65% de las plazas, según la organización, que finalizará su cupo cuando las 10.000 personas previstas, que dormirán en tiendas de campaña en el camping oficial del festival, ocuparán sus puestos. Desde luego, es un desembarco en toda regla. Algunos ya saben a lo que se enfrentan, la experiencia los delata; otros vienen por primera vez con la mochila llena de expectativas que, seguro, se cubrirán al 100%.

Cayendo la tarde llegaron los primeros 'weekers' para hacer cola y acreditarse dispuestos a disfrutar, desde las 18.00 horas hasta al menos las 05.00 horas, de una fiesta de bienvenida que se vuelve inolvidable. Es cierto que la experiencia Weekend se torna imborrable en la memoria: aquí se viene a compartir, crear recuerdos bonitos y convivir, y quien se vaya sin ellos no ha vivido Weekend Beach Festival.

En cuanto empezaron los conciertos de la tarde, miles de personas empezaron a acercarse 'al querer' del escenario Brugal, que se encuentra en el meridiano del recinto. Quini y No Potable rompieron el hielo al abrir las puertas del recinto con todo el 'buen rollo' que pudieron componer en sus estómagos, aunque el público, curioso por lo venidero, no comenzó a formar escuadrón hasta que el sol no dejó de hostigar en el albero.

Los cordobeses Aslándticos repartieron felicidad con cada riff de guitarra que salía más allá del recinto del Weekend. Levantaron más sonrisas que un dentista y, con la emoción en el cuerpo y en el rostro finalizaron con su hit que hace tararear hasta al más rezagado: 'Mi primer día'. Aún con la tarde escondiéndose, el público ya sabía que pisaría las tablas uno de los grupos más dicharacheros de la península: Los Mojinos Escozíos. Cinco en el escenario, aunque una voz principal que levanta pasiones entre sus incondicionales, El Sevilla, que pisó fuerte con su banda y su desparpajo, se metió al público en el bolsillo desde la primera canción que entonó a voz en grito. Cuando comienzó a caer la tarde y bebiendo cerveza a borbotones, no había nadie entre los miles de asistentes que no esbozara una risa por las letras jocosas del grupo.

Les siguió en escena Che Sudaka, una banda de rock alternativo construida por músicos de otro lado del charco: Argentina y Colombia. Poco después se esperó impaciente la llegada a escena de La Pegatina, con su mítica rumba catalana mezclada con ska que ha llevado sus letras al conocimiento general gracias a que son tan pegadizas que enganchan. 'Mari Carmen' y su famoso 'Lloverá y yo veré' caen siempre entre el público como un dulce para levantar del suelo a los más de 10.000 asistentes que se esperaban ayer. El final fue apoteósico, entonando a coro una de sus melodías más famosas entre confeti y saltos del público. La noche finalizó en Weekend con el rapero Nikone y PJ Sin Suela, animando a los últimos valientes de este primer día.

Los próximos días

Hasta el próximo domingo 7 de julio, que Weekend Beach Festival vuelva a cerrar sus puertas hasta su séptima edición, lo que está por venir no es 'moco de pavo'. Para hoy jueves se esperan grupos de calibre nacional como Fuel Fandango, Medina Zahara, SFDK, Los Zigarros, Miss Caffeina o Los de Marras en los primeros escenarios, sin olvidar el otro centro de atención de electrónica, por el que pasarán Manu González, Dubfire o Andrés Campo.

Mañana viernes se cambiará de tercio, y es que llega al Weekend Beach Festival de Torre del Mar la voz latina internacional Becky G, o la argentina Nathy Peluso. El sábado, sin embargo, el plato fuerte es el grupo estadounidense Black Eyed Peas, que cerrará esta edición, sinónimo de éxito.