La Bienal Flamenca de la ONCE distingue al malagueño El Kuko

El guitarrista Sergio Molido durante sus ensayos/SUR
El guitarrista Sergio Molido durante sus ensayos / SUR

«Es un reconocimiento a muchos años de estudios y de lucha con la guitarra en el sótano de mi casa que no esperaba jamás; ha sido una sorpresa»

ELENA CABEZAMálaga

En una familia de bailaoras y guitarristas, el malagueño Sergio Molido, conocido como 'El Kuko', nació con el flamenco en la sangre. No puede evitar emocionarse al hablar de sus raíces, esas que a día de hoy le han llevado al premio al artista con discapacidad de la Bienal Flamenca de la ONCE, un festival que la entidad organiza desde hace 14 años junto al Instituto Andaluz del Flamenco con el objetivo descubrir nuevos talentos y dar oportunidades a los artistas con discapacidad en cualquiera de los palos, tanto en cante como en toque y baile.

A pesar de que lleva desde los ocho años al pie del cañón con la guitarra en la mano, Sergio Molido, 'El Kuko', como su nombre artístilo le hace llamar, asegura que «no esperaba esta distinción», que para él «es un reconocimiento a muchos años de estudios y de lucha con la guitarra en el sótano de mi casa».

Empezó a tocar solo, impulsado por la tradición flamenca que existía en su familia, y más tarde siguió de la mano de grandes guitarristas malagueños como Pedro Blanco, Antonio Losada o Ramón Barranquero. Actualmente, siempre que tiene dudas acude a su eterno maestro Antonio Soto, del que dice que es su guía. «Cuando tengo que preparar algo o tengo que hacer una actuación importante tiro de Antonio Soto; él me va guiando», afirma Molido.

Aunque ha tenido dificultades debido a su discapacidad, 'El Kuko' siempre ha visto en la guitarra y el flamenco su método de vida, aunque reconoce que le queda «una espinita de pensar que si no hubiera tenido que someterme a tantas operaciones dónde estaría a día de hoy». Además de la vista, Molido se ha enfrentado a problemas en las piernas que le han llevado a pasar mucho tiempo en la cama. Aun así, su energía y su pasión por el flamenco siempre han ganado la batalla. «La música, y particularmente el flamenco, lo son todo para mí», asegura el guitarrista, que bromea con ser «un poco racista con respecto a la música», ya que a pesar de que valora cualquier tipo, siempre que sea buena, al final acaba escuchando flamenco.

«Me queda la espinita de pensar que si no hubiera tenido tantas operaciones dónde estaría a día de hoy»

Sus raíces están ahí, no puede evitarlo. Que una de sus abuelas fuera bailaora y la otra saetera son prueba de ello. Que todos sus tios fueran guitarristas lo rearfirma todavía más. 'El Kuko' habla de su familia con orgullo y se conmueve cuando dice que escuchaba a su abuela cantar y «moría con ella».

En este sentido, el guitarrista asegura que las bulerías le han acompañado toda la vida y confiesaque el flamenco «cuanto más antiguio, más me gusta». Su Dios particular tiene nombre y apellidos y se llama Paco de Lucía. De él dice que «es un creador, el más importante que ha dado la música, no el flamenco, la música en general, es demasiado».

Le dedica a la guitarra a todo el tiempo que puede, «hay días que dos horas y otros que diez, va por épocas y por rachas», pero también es vendedor de la ONCE en la barriada de Los Girasoles de la capital. Además, su afición por el flamenco le permite obtener la satisfacción de impartir clases para personas con discapacidad en el taller de la ONCE. «Este premio es un estímulo para mí para poder seguir, pero también una motivación para ellos, un ejemplo para que vean que siempre se puede conseguir algo más». declara el guitarrista malagueño.

Además del reconocimiento a 'El Kuko', la Bienal Flamenca de la ONCE ha premidado en esta décimo cuarta edición a la cantaora Vanessa González y al guitarrista David Campaña, ambos sevillanos, que han sido seleccionados como ganadores del festival. La gala de entrega de premios se celebrará el próximo 18 de octubre en el teatro Isabel la Católica de Granada y la presentará el periodista de Canal Sur Manuel Curao.

El jurado de esta edición, que se reunió ayer en la capital granadina, estuvo compuesto por el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez; el director de la ONCE en Granada, Alberto Morillas, el cantaor flamenco Ángel Rodríguez, el guitarrista flamenco Isidoro Pérez, el especialista en flamenco Francisco Rodríguez y el periodista especializado en flamenco Juan Antonio Ibáñez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos