Alcazaba y Gibralfaro, escenarios de conciertos para las noches de verano

Carlo Ponti, La Insostenible Big Band y Tito García. /
Carlo Ponti, La Insostenible Big Band y Tito García.

Carlo Ponti al frente de la OFM, La Insostenible Big Band y el pianista Tito García encabezan el programa 'Julio Musical'

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

El espacio, por sí solo, tiene un un valor incuestionable. Si a eso se le suman la noche, el verano y la música en directo, el atractivo se multiplica. El patio de Armas de Gibralfaro y el patio de los Surtidores de la Alcazaba vuelven a transformarse en escenarios de selectos conciertos en 'Julio Musical' (500 localidades en el primer caso, 100 en el segundo). Allí estarán como principales reclamos el director Carlo Ponti -hijo de Sophia Loren y Carlo Ponti- al frente de la Filarmónica de Málaga, la Insostenible Big Band conmemorando el centenario de Leonard Bernstein y el pianista malagueño Tito García con su 'Quixote en Nueva York'. Las entradas, con un precio de 10 euros, salen esta tarde a la venta.

La Filarmónica abre y cierra la agenda desde el Castillo de Gibralfaro. Comienza el 12 de julio con un repertorio de 'Ensueños y fantasías', piezas «muy divertidas» de Tchaikowsky, Liszt, Debussy y Prokofiev, entre otros. Se despide el 28 de julio con un recorrido por las músicas de cine 'De cinecittà a Hollywood' de la mano de un director de orquesta que ha nacido y vivido entre fotogramas. Obras de Nino Rota y Ennio Morricone sonarán bajo la batuta de Carlo Ponti.

«Si durante la temporada se hace una programación más sesuda, más centrada en el mundo clásico, en el 'Julio Musical' tratamos de hacer más agradable las noches de verano a todos los públicos haciendo una programación atractiva y amena, para pasar un rato maravilloso en ese espacio emblemático», resalta Juan Carlos Ramírez, gerente de la OFM y responsable de la programación del ciclo, que presentó el cartel junto a la concejala de Cultura, Gemma del Corral, y el gestor territorial de Fundación La Caixa, Juan Carlos Barroso. La entidad bancaria se convierte, por primera vez este año, en aliada de 'Julio Musical' en el marco de un acuerdo más amplio alcanzado con el Ayuntamiento, que se traduce en una inversión de cuatro millones en materia cultural para tres años.

Entre uno y otro, siete conciertos. En Gibralfaro, el 14 de julio, el grupo de música antigua Artefactum se basa en el origen del 'Carmina Burana', en «esas canciones profanas y laicas que apelaban a los sentimientos básicos y terrenales», en 'Goliardos'. El 20 de julio, el saxofonista Antonio Lizana y su grupo proponen una fusión entre flamenco, jazz y músicas del mundo. Y el 27 de julio, la Insostenible Big Band conmemora el centenario de Leonard Bernstein consagrando su actuación a 'West Side Story'.

Cartel del 'Julio Musical'.
Cartel del 'Julio Musical'. / Salvador Salas

En la Alcazaba, el pianista malagueño Tito García presenta el 13 de julio su 'Quixote en Nueva York' -que ya ha estado en el Carnegie Hall de Nueva York y la Filarmónica de Berlín- con dos alicientes: estrenará la pieza 'Ecos de la plaza de la Merced' compuesta por el Premio Nacional de Música José García Román y le hará también un guiño a Bernstein interpretando su composición 'Remembering Bernstein'.

La Fundación Musical se suma este año a 'Julio Musical' con el concierto de sus dos últimas ganadoras del premio al Mejor Expediente: Carmen Escobar al arpa y María Victoria Molina al piano (18 de julio). Un día después, el 19, el Trío Arbós y el cante de Rafael de Utrera se unirán en 'Flamenco Envisioned'. La guitarra eléctrica de Danols despedirá los recitales en la fortaleza árabe el 26 de julio con arreglos de obras desde Bach a los Beatles.

Todos los conciertos son a las 22.00 horas. Las entradas están a la venta por Internet (mientrada.net), por teléfono (902 646 289), en las oficinas de Correos y en los lugares de los conciertos a partir de las 20.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos