El jazz afro-cubano inunda la noche de Marbella

El cubano Chucho Valdés, con su piano esta noche en el Starlite /
El cubano Chucho Valdés, con su piano esta noche en el Starlite

Las notas del piano de Chucho Valdés brillan tanto como las estrellas ante un público selecto en el auditorio de la cantera

JOAQUINA DUEÑAS

El músico cubano, Chucho Valdés, llenó la noche marbellí de ritmo elegante junto a la Afro-Cuban Messengers. La fusión del jazz con percusión y sonidos de reminiscencias africanas inundaron el auditorio de la cantera que contó con un aforo aceptable. Sin llenar, Chucho cuenta con un público fiel que sigue todos sus trabajo y esta noche han podido deleitarse con la maestría de sus manos sobre el piano.

Con títulos como 'Contradanza' o 'Afrocomanche', las voces étnicas y los timbales fueron también protagonistas de un espectáculo repleto de variaciones, a ratos enérgico y rotundo, a ratos delicado y casi etéreo, en todo caso divertido e intenso, que hizo las delicias de un público atento a cada nota. A ratos enérgico y rotundo, a ratos delicado y casi etéreo.

noticia relacionada

Antes del concierto, el artista se prestó para que algunos de sus seguidores pudieran conocerlo, luego, sobre el escenario, el hombre sencillo del backstage se convirtió en genio. A su lado, el quinteto de músicos cubanos con una sección rítmica de gran relevancia que protagonizó parte del espectáculo. Entre el público, personas de todas nacionalidades y, por supuesto, una representación de los residentes cubanos de la zona que no perdieron la oportunidad de disfrutar de su paisano.

La característica inconfundible de este artista es la búsqueda de la innovación constante, por lo que se mueve entre los diferentes sonidos y ritmos para crear fusiones, para otros imposibles, que en sus manos se convierten en piezas únicas.