El índice Julio Iglesias lo vende todo

Los operarios llevan desde junio construyendo la infraestructura de esta edición. /
Los operarios llevan desde junio construyendo la infraestructura de esta edición.

Del mismo modo que los mercados bursátiles cuentan con el índice IBEX 35, el festival Starlite tiene el índice Julio Iglesias, un fiable indicador que muestra la evolución y consolidación del proyecto.

JOAQUINA DUEÑASmarbella

Del mismo modo que los mercados bursátiles cuentan con el índice IBEX 35, el festival Starlite tiene el índice Julio Iglesias, un fiable indicador que muestra la evolución y consolidación del proyecto. Sandra García Sanjuan, promotora del certamen, afirmó en la presentación del festival junto a la alcaldesa Ángeles Muñoz y aún a 24 días de la fecha prevista para el concierto del veterano cantante que está «sold out», es decir, todas las entradas vendidas. Tal como explica Ignacio Maluquer, otro de los organizadores de Starlite, «es el mismo artista, en el mismo festival, en el mismo escenario y con un espectáculo afianzado que, sin embargo, lo vende todo». Una buena noticia ya que en cada edición se cuelga antes el cartel de no hay billetes para este artista consagrado.

El certamen ha pasado de los 15 conciertos del año pasado a los 19 de esta temporada y tanto el mencionado Julio Iglesias, como Ricky Martin y Alejandro Sanz han elegido este escenario de Marbella para realizar su único concierto en España, lo que atrae a público de todo el país y del resto del mundo. De hecho, el rastreo de la venta de entradas por internet ha pasado por Luxemburgo, Gotemburgo en Suecia, Lancaster en Gran Bretaña, Moscú, Praga, incluso Azerbaiján. Para llegar hasta ahí es necesaria una organización al detalle y así se comprueba al observar el trabajo en la propia cantera. Lo operarios llevan desde junio afanándose en las diferentes tareas, se mueven de un lugar a otro; aquí portando tablones, allá pintando y sobre el escenario ensayando coreografías, en definitiva, creando lo que será una noche mágica para cada una de las miles de personas que pasarán por la cantera durante el mes de actividades de Starlite y que se prevé, sean unas 90.000. Cada uno sabe qué tiene que hacer y en qué momento, como un engranaje bien engrasado, único modo de conseguir que la piedra se convierta en uno de los escenarios más lujosos del panorama musical.

Lujo y brillo en forma y en fondo. Basten para ilustrarlo los 1.500 kilovatios necesarios para encender las estrellas y «suficientes para alimentar un barrio entero» apostilla Maluquer, la fantástica acústica natural que sorprende a los artistas cuando llegan a los ensayos y el diseño del recinto que permite realizar conciertos íntimos. A esto hay que sumar que este año los restaurantes están instalados en un segundo nivel lo que permitirá a los clientes disfrutar de unas fabulosas vistas panorámicas de la cantera, apreciando su magnitud al completo, incluyendo vistas al mar.

Las cifras con las que trabajan los fundadores de Starlite son todas de envergadura, desde los 280 empleos directos, a los que hay que sumar otros 100 indirectos con las empresas de seguridad, limpieza y restauración que también operan en la cantera, hasta los seis millones de euros de inversión y los 40 millones de impacto económico alcanzados en la pasada edición y que esperan incrementar en un 30% este año, gracias al aumento de los conciertos y a la mayor difusión en lugares como Moscú o México.