El Museo de Málaga sigue a la espera de sus salas para exposiciones temporales a punto de cumplir dos años en la Aduana

El Museo de Málaga sigue a la espera de sus salas para exposiciones temporales a punto de cumplir dos años en la Aduana

La Junta prevé sacar a concurso la actuación antes de que finalice el año

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

El Museo de Málaga va camino de cumplir dos años en el palacio de la Aduana y mantiene como principal asignatura pendiente la puesta en funcionamiento de las salas destinadas a las exposiciones temporales de la institución. La Junta de Andalucía, encargada de la gestión del museo, planteó hace un año por boca del consejero de Cultura Miguel Ángel Vázquez que la actuación estaría adjudicada a finales de este 2018, pero la realidad ha marcado otro calendario: será entonces cuando, en el mejor de los casos, comience el proceso y no cuando éste haya finalizado.

Así lo ha planteado este miércoles la delegada provincial de Cultura, Monsalud Bautista, durante el acto de presentación de las actividades programadas por la Fundación Aduana Museo de Málaga para nutrir la agenda de propuestas del museo provincial. «Somos muy garantistas, pero lentos», ha admitido Bautista sobre el procedimiento para la adecuación de las salas para las exposiciones temporales en la Aduana, que cuentan con un presupuesto estimado de 250.000 euros, según los últimos datos facilitados por la Consejería de Cultura.

Tanto Bautista como la directora del Museo de Málaga, María Morente, han coincidido esta mañana a la hora de señalar el mes de diciembre como fecha posible para la salida a concurso de las obras, recordando siempre que los plazos dependen de la tramitación administrativa del concurso, que en estos momentos está pendiente de los informes de los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía, según han confirmado. En este sentido, Morente ha añadido que la actuación tiene un plazo de ejecución previsto de entre cuatro y cinco meses. Ese periodo puede ser mejorado por las ofertas presentadas, pero teniendo en cuenta los trámites previos y el tiempo empleado en las obras, el Museo de Málaga enfila el escenario más que probable de ver pasar también el año 2019 con sus salas para exposiciones temporales fuera de servicio.

Tampoco tiene fecha, por ahora, la inauguración de la exposición de esculturas del malagueño Miguel Ortiz Berrocal, planteada como el primer montaje temporal en la Aduana, eso sí, en uno de los vestíbulos del palacio. Anunciada para finales de este año, Bautista ha afirmado esta mañana que el acuerdo con la Fundación Berrocal ya está firmado y que en estos momentos el montaje está en proceso de producción. Esas labores tienen un plazo de realización de dos meses, por lo que las esculturas de Berrocal no llegarían a la Aduana hasta el año próximo.

De parte del vaso medio lleno, el Museo de Málaga encara el final de este año y el principio del próximo con una agenda de actividades venidas de la mano de la Fundación Aduana Museo de Málaga. Los actos comienzan esta misma tarde con una conferencia del artista Eugenio Chicano y se prolongarán hasta finales de enero en varios frentes. Uno de los más destacados por la presidenta de la fundación, Mercedes Muñoz, ha sido el ciclo sobre gestión museística que cuenta con el patrocinio de la Fundación Unicaja y que se estrenará el próximo 7 de noviembre con una conferencia a cargo del director del Museo de Bellas Artes de Granada, Ricardo Tenorio.

«Queremos que los malagueños y que el resto de los ciudadanos puedan compartir con nosotros el conocimiento sobre el arte», ha esgrimido este miércoles la presidenta de la Fundación Aduana Museo de Málaga, que desde el pasado mes de mayo ha instalado su sede en el propio palacio, como esta mañana ha destacado Muñoz.

«Los museos son espacios vivos que necesitan crecer y encuentros como este son necesarios», ha reivindicado por su parte el representante de la Fundación Unicaja, Francisco Cañadas, sobre el ciclo de gestión museística que acogerá la Aduana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos