Miguel Aguilar firma lo más destacado y Francisco Fernández sufre un traumatismo

Miguel Aguilar, al natural, al segundo de la tarde. /Eduardo Nieto
Miguel Aguilar, al natural, al segundo de la tarde. / Eduardo Nieto

Julio Alguiar y Jorge Rivera pasean una oreja en la primera semifinal del Certamen de Escuelas donde sobresale por su calidad el último eral

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

La cara y la cruz de la fiesta se vivieron ayer tarde en La Malagueta en la apertura de la temporada en la capital. Miguel Aguilar, alumno del Centro Internacional de Tauromaquia y Alto Rendimiento (Citar), firmó la faena más destacada del festejo mientras que Francisco Fernández Andrades, de Algeciras, sufrió un traumatismo tras caer de mala manera cuando hacía el quite al quinto de la tarde. El gaditano entró en la enfermería y ya no volvió a salir.

Fernández Andrades sufrió un «traumatismo cráneo encefálico severo con pérdidas de memoria y se le detectó un hematoma en el cuello en la exploración. Fue inmovilizado y se le trasladó al hospital Vithas Parque San Antonio para una exploración radiológica», según el parte médico firmado por el cirujano jefe, el doctor Horacio Oliva.

El festejo

Lugar
La Malagueta.
Ganadería
Erales de Gabriel Rojas bien presentados y manejables, excepto el cuarto y el quinto, complicados. El sexto, excelente.
Alumnos de escuelas taurinas
Julio Alguiar (Málaga): vuelta tras dos avisos y oreja tras dos avisos en el que mató por Francisco Fernández Andrades; Miguel Aguilar (Citar): oreja tras aviso; David Martínez (Guadalajara): silencio tras dos avisos; Jorge Rivera (Castellón): oreja; y Guillermo García (Madrid): vuelta tras dos avisos.
Incidencias
Primera semifinal del XIII Certamen Internacional de Escuelas Taurinas 'La Malagueta'. Casi dos tercios de entrada en tarde agradable.

Aguilar destacó con el capote y la muleta en el segundo del festejo. Al de Gabriel Rojas lo toreó muy despacio con la capa, sobresaliendo un par de verónicas y una media muy templadas. Inició la faena de muleta de rodillas, aunque los mejores momentos los consiguió con la izquierda con muletazos ligados, templados y por abajo que calaron en los tendidos. Dejó una estocada y necesitó un golpe de descabello. Paseó un oreja.

El mismo premio consiguió el peruano de la Escuela de Málaga Julio Alguiar en el que mató por Fernández Andrades. Fue en el sexto del festejo, un excelente eral de nombre 'Floretero' con una gran calidad en la embestida y que tuvo fijeza y humillación. Brindó a Francisco Morales una faena donde evidenció que tiene un buen concepto de la tauromaquia pero que debe pulirlo. Dejó algunos buenos detalles, sobre todo con la mano izquierda. Mató de un sablazo contrario y una media. Esta actuación no entró en concurso. Sí lo hizo su faena al primero de la tarde, donde estuvo voluntarioso.

Una oreja se llevó también a su entrega y al hecho de que mató rápido Jorge Rivera, quien estuvo voluntarioso. La actuación de David Martínez fue muy accidentada tanto en banderillas como en la muleta, donde resultó varias veces volteado aunque sin consecuencias por el peor novillo de la tarde. Guillermo García, por su parte, demostró oficio pero también un toreo muy despegado; en la fase final de la muleta fue volteado sin consecuencias y estuvo mal con los aceros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos