Adrián Santana: «Málaga es cuna de buenos bailaores»

El malagueño Adrián Santana Núñez, en el Festival./MTZ. La Verdad
El malagueño Adrián Santana Núñez, en el Festival. / MTZ. La Verdad

El malagueño se alza con el segundo premio en el Festival del Cante de las Minas

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Málaga ha logrado poner este año una pica en el Festival Internacional del Cante de las Minas, celebrado en la localidad murciana de La Unión y considerado como el concurso de flamenco más importante a nivel mundial. Adrián Santana Núñez, uno de los tres bailaores malagueños que pasaron a las semifinales junto con David Martín y Rafael Ramírez, se ha alzado con el segundo premio en la categoría de baile masculino, un galardón dotado con 4.500 euros pero que sobre todo supone un espaldarazo para la trayectoria de este artista que comenzó taconeando de la mano de su tío abuelo, el admirado bailaor malagueño Pepito Vargas, fallecido hace tres años.

Asiduo de los tablaos con más solera de Madrid, cuenta con compañía propia y ha llevado su arte en espectáculos por varios países

«Málaga es cuna de buenos bailaores, hay mucho nivel, pero hasta que no se sale fuera no se reconoce el mérito», apunta Adrián Santana, de 36 años, que lleva desde su juventud afincado en Madrid para poder labrarse un futuro como profesional del baile. Y bien que lo ha conseguido. Su nombre figura en los carteles de algunos de los tablaos con más solera de la capital  –Villa Rosa, Las Carboneras y Casa Patas–, cuenta con compañía propia y ha llevado su arte a varios lugares del mundo como Nueva York, Toronto, Hong Kong y Albuquerque (Nuevo Méjico).

Mónica Iglesias.
Mónica Iglesias. / EFE

«En mi tierra soy un desconocido, pero siempre llevo a Málaga por bandera», asegura Adrián, quien confiesa no ser un asiduo de los certámenes de flamenco. Su anterior galardón hay que buscarlo en la edición de 2010 del certamen de Danza Española y Flamenco de Madrid, en el que también obtuvo el segundo premio.

En el Festival del Cante de las Minas ha convencido al jurado de la final con un baile del polo y la caña con mantón que lo ha colocado también en segunda posición, tras el cordobés Hugo López, al que considera su hermano «porque nos hemos criado juntos en esto», dice. «Estoy muy contento, y muy orgulloso de haber compartido con él la final», destaca.

Tras una intensa trayectoria que le ha llevado a formar parte de las compañías de Rocío Molina, Antonio Canales y Aída Gómez, este bailaor malagueño apenas si va a poder tomarse un respiro tras su paso por el festival murciano. Esta misma semana se desplazará a Tel Aviv, donde colaborará con una compañía de Israel, y en noviembre tiene previsto otro viaje a Japón, al mismo tiempo que ya prepara un nuevo espectáculo propio para el año que viene.

Palmarés

El palmarés del festival de Las Minas ha estado encabezado este año por la cantaora sevillana María José Ruiz Morales 'María José Carrasco', quien se ha alzado con la Lámpara Minera, dotada con 15.000 euros. El jurado ha otorgado la máxima puntuación a esta aspirante de Los Palacios y Villafranca por su completo recital, en el que ejecutó de forma magistral la minera. Carrasco pasó por La Unión en 2004, 2005 y 2006, siendo finalista, aunque no ha sido hasta 2018 cuando ha alcanzado el primer premio. Tras recibirlo confesó estar «en una nube». La cantaora se ha hecho popular por un tocado de romero con el que ha actuado las dos noches.

La cantaora sevillana María José Carrasco logró hacerse con La Lámpara Minera

En la categoría de baile, Hugo López se ha alzado con el trofeo Desplante masculino dotado con 9.000 euros tras una brillante ejecución de un taranto y una seguiriya sobre las tablas de la 'Catedral del Cante'. El bailaor cordobés ha asegurado estar «flotando, lleno de alegría». «Además, este premio es un poco de todos mis compañeros», ha añadido.

María José Carrasco recibe el premio que la acredita como ganadora.
María José Carrasco recibe el premio que la acredita como ganadora. / EFE

La mejor bailaora con el premio Desplante femenino (9.000 euros) de esta 58 edición del festival ha sido la madrileña Mónica Iglesias. Para la artista, este premio supone «una gran emoción y el fruto a muchos esfuerzos y sacrificios».

Por su parte, el pianista de Sevilla Andrés Barrios resultó ganador de esta edición dentro de la categoría de instrumentista flamenco, obteniendo el premio Filón dotado con 6.000 euros. Barrios fue el primer artista en abrir la gran final celebrada el pasado sábado. El sevillano considera el piano «un instrumento muy amplio y versátil para poder expresar lo más profundo del flamenco».

Temas

Murcia
 

Fotos

Vídeos