CAC Málaga: un concurso contra reloj

El actual contrato de gestión contempla una única ampliación por un año que expira en 2019./Ñito Salas
El actual contrato de gestión contempla una única ampliación por un año que expira en 2019. / Ñito Salas

El equipo de gobierno municipal espera convocar esta semana la licitación que debe resolverse antes del 30 de abril de 2019

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Quedan menos de seis meses para que expire el actual contrato de gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) y el Ayuntamiento de la capital se enfrenta a una licitación contra reloj para sacar a concurso y resolver el proceso administrativo de la nueva adjudicación en ese tiempo. Distintas fuentes consultadas por SUR avanzan que los planes del gobierno municipal pasan por aprobar el pliego de condiciones en la Junta de Gobierno Local de este viernes. Así, el calendario que maneja el Ayuntamiento contempla los 45 días que establece la ley para la presentación de ofertas, la posterior evaluación de las propuestas durante el primer trimestre del año y el anuncio de la adjudicación entre marzo y abril. Plazos más que ajustados, ya que el 30 de abril de 2019 finaliza la prórroga de un año del contrato actual.

De ese modo, el Ayuntamiento tiene por delante medio año para la adjudicación del contrato del CAC Málaga, cuando en muchas ocasiones la administración local emplea en estos procesos hasta un año. Además, la presión se incrementa en varios frentes. De una parte, el contrato actual tenía una vigencia de una década y contempla la posibilidad de una única ampliación por un plazo máximo de un año, que finalizará con el mes de abril de 2019; es decir, si el Ayuntamiento no encuentra un nuevo adjudicatario para el CAC Málaga antes del 30 de abril, el Consistorio debería asumir el funcionamiento del equipamiento cultural o cerrar sus puertas hasta la aprobación de un nuevo contrato. El otro flanco nada desdeñable es el político, ya que las próximas elecciones municipales están previstas en mayo de 2019, apenas unas semanas después de la fecha límite para encontrar un gestor para el CAC Málaga, punta de lanza de la oferta museística municipal.

Pese a lo apretado del calendario, las fuentes municipales consultadas por este periódico se muestran confiadas a la hora de cumplir los plazos. Para ello esgrimen sus previsiones de que al nuevo concurso no se presente un número muy abultado de candidatos, por lo que el periodo de evaluación de ofertas podría limitarse a los tres meses que calculan.

De hecho, desde su apertura hace ahora quince años, la gestión del CAC Málaga ha sido objeto de tres procesos de adjudicación con escasa competencia. Al primero sólo se presentó la concesionaria desde los orígenes del equipamiento, Gestión Cultural y Comunicación. El segundo concurso fue declarado desierto después de que el Ayuntamiento rechazase las propuestas presentadas por Gestión Cultural y Comunicación y Unicaja, decisión que llevó a la ruptura de relaciones institucionales entre el Ayuntamiento y la entidad financiera. Y en el tercer concurso, Gestión Cultural y Comunicación fue la única candidata. Ahora, las fuentes consultadas esperan que el nuevo pliego, adelantado en exclusiva por este periódico (SUR, 21-9-2018), seduzca a más pretendientes. No en vano, las mismas fuentes avanzan que varias empresas ya se han interesado por el proceso para optar a la gestión del CAC Málaga.

Las posibles candidatas se enfrentarán a un concurso bastante más exigente que el anterior, ya que la nueva Ley de Contratos del Sector Público endurece de manera considerable los requisitos para las empresas que quieran suministrar servicios a las administraciones públicas. En el caso del CAC Málaga, el contrato pasa de diez a cuatro años de duración (en ambos casos, con uno de prórroga), mientras que el presupuesto baja de los 28,66 millones de euros (más IVA) para diez años a los 12,97 millones de euros (IVA incluido) para cinco. Y a ese recorte se añaden más servicios, ya que, como también adelantó este periódico (SUR, 29-5-2017), el nuevo contrato añade a la gestión del CAC Málaga el control de las salas de exposiciones situadas en La Coracha, hasta ahora dependientes del Museo del Patrimonio Municipal.

Un proceso más exigente

Entre las novedades del procedimiento que el Ayuntamiento espera abrir esta semana también figura la creación de un comité de expertos «no integrados en la mesa de contratación» que evaluará las propuestas expositivas de los aspirantes, mientras que el anterior proceso de licitación no contempló esa figura a la hora de valorar las ofertas. Además, la Ley de Contratos del Sector Público también endurece los requisitos en el aspecto económico. En el caso del CAC Málaga, el pliego contempla la necesidad de que los candidatos acrediten su solvencia técnica presentando un volumen anual de negocio de cuatro millones de euros «referido al mejor ejercicio dentro de los tres últimos disponibles».

Asimismo, el pliego de condiciones añade que los candidatos a gestionar el CAC durante los próximos cinco años deberán presentar una relación de contratos por servicios «de igual o similar naturaleza que los que constituyen el objeto del contrato» por un valor de 1,87 millones de euros en los tres últimos años como periodo máximo.

Cuentas que deberán hacer los posibles aspirantes a gestionar el CAC. Como las cuentas que hacen en el Ayuntamiento para que les cuadre el calendario de la nueva licitación del centro de arte malagueño. Quedan menos de seis meses.

Las claves

12,97
millones de euros durante cinco años es el presupuesto del nuevo contrato para la gestión del CAC Málaga, que reduce a la mitad el periodo de adjudicación respecto a la licitación actual
Un nuevo comité de expertos
El pliego de condiciones para la nueva adjudicación del CAC Málaga contempla la creación de un comité de especialistas que evaluará las propuestas expositivas presentadas por los aspirantes a gestionar el centro de arte de titularidad municipal. El grupo de expertos está integrado por el exdirector del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y exdirector del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, así como por la directora de la Colección de la Asociación Arte Contemporáneo, María de Corral, entre otros expertos
5
puntos recibirá la oferta que presente la beca para alumnos de Bellas Artes de la Universidad de Málaga con mayor dotación económica. El actual contrato no contemplaba esta iniciativa
Criterios técnicos más estrictos
El pliego anterior no recogía la necesidad de que los candidatos presentaran un volumen de negocio previo. Ahora se exige varios requisitos para acreditar la solvencia técnica y económica de los aspirantes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos