El Torres: «Me gustaría echar un café con Galdós»

El Torres. /SUR
El Torres. / SUR

Es uno de los guionistas de cómics más reconocidos del panorama actual. Nominado a los prestigiosos premios Eisner, prepara su llegada al mercado audiovisual con la adaptación de una de sus obras y la serie 'Virtual Hero' en Movistar +

MARINA RIVAS

Aunque reconoce que cada vez es más difícil vivir de la cultura en este país, Juan Torres, conocido como El Torres, puede enorgullecerse de haberse creado su propio hueco con sus novelas hechas cómic. Le aterra todo lo que tenga que ver con el miedo y, sin embargo, se dedica a escribir sobre él a través de personajes históricos como Goya, Gaudí y, próximamente, Galdós, la triple G. Nunca se ha planteado abandonar Málaga, ni por vivir en Norteamérica, donde tiene un gran público. Sólo hay que ver que este año estuvo nominado a la 'Mejor edición estadounidense de material extranjero' en los Eisner, los Oscar del cómic. En los próximos meses empezará a promocionar 'Camisa de fuerza', con actores como Octavi Pujades o Macarena Gómez, además del estreno de la serie de El Rubius en televisión, de la que el malagueño es guionista.

¿Cómo se le ocurrió introducir a Goya en una historia de terror?

–Ya lo introduje en alguna que otra historia antes, siempre dije que después de 'El fantasma' de Gaudí, quería hacer Goya y luego Galdós, buscando las tres 'G' (ríe). Y hemos estado como un año y medio, casi dos, para terminarlo.

Si fuera un personaje histórico, ¿quién elegiría ser?

–Posiblemente, alguien con mucho dinero (ríe). Más que personaje, me gustaría vivir una época como la del Madrid de los Austrias o echar un café con Galdós.

¿Y por qué Galdós?

–Creo que es un retrato brutal del español de finales del XIX y principios del XX y te hace ver que seguimos con los mismos patrones y conductas…

No suele ser habitual crear cómics con personajes históricos, ¿no?

–Últimamente hay tendencia, también porque tenemos más tirón más allá de los aficionados al cómic. Ahora se han hecho sobre Dalí, Picasso, Lorca… Esto requiere mucho tiempo de investigación, no es sólo ficción.

Entiendo que su público también será más adulto que el que acude sólo a los superhéroes…

–Pues no te creas, la gente cree que los superhéroes son para la chavalería, pero son adultos y jóvenes. A mí lo que me gusta es escribir tebeos para la gente que normalmente no los lee y que después digan que les ha gustado.

¿Y por qué el género terror?

–Porque soy muy asustadizo (ríe).

¿Qué le da más miedo en el mundo real?

–Hacienda, como todo el mundo (ríe).

¿Se plantea escribir una novela?

–Me encantaría, llevo un tiempo tonteando con la idea, pero necesitaría ganar lo suficiente como para parar un tiempo y escribirla y, por supuesto, aprender. No quiero estar como en los inicios, viviendo a base de latas de albóndigas y ahorrando por céntimos. Ahora, al menos, puedo pagar el teléfono.

Ahora imagino que ya podrá vivir mejor, siendo uno de los más reconocidos del país…

–No. En este país nadie vive sobradamente de la cultura, ni de esto concretamente, salvo cuatro nombres más mediáticos.

¿Quién es el Amancio Ortega del mundo del cómic en España?

–Ibáñez, el gran referente de la industria.

Dejó Periodismo en el último año y probó suerte con Psicología, pero tampoco encontró su hueco ahí, ¿sus padres le echaron en cara alguna vez que no siguiera con los estudios?

–Siempre me veían dibujando y, aunque con cierta reticencia, apoyaron mi locura. Si no hubiera sido por ellos no podría dedicarme a esto.

Siempre ha vivido en Málaga, ¿nunca se ha planteado irse a Estados Unidos, por ejemplo?

–Sí, en más de una ocasión, pero la última vez que estuve se palpaba una tensión extraña en el ambiente…

¿Hay mucho 'frikismo' en España en torno al mundo del cómic?

–Bueno, la gente ya no dice tanto lo de que esto es para críos, se ha logrado el reconocimiento adulto, pero siempre hay que estar explicando si uno puede vivir de esto. Además, esto siempre ha sido un coto muy masculino y cada vez llegan más autoras, con muchas ideas y formas nuevas de contar las cosas, y ya hacía falta.

Ofertas para la gran pantalla

Una de esas nuevas formas de contar las historias puede ser a través de la gran pantalla, ¿le están llegando propuestas para llevar sus obras al cine?

–Últimamente sí.

Si pudiera elegir, ¿a qué actor americano pondría como protagonista?

–Tengo debilidad por Kurt Russell, y de mujer, Natalie Portman.

¿Y en España?

–Pues mira, te puedo decir que mi cómic 'Camisa de fuerza' va a tener un piloto y he tenido la suerte de que hayan participado Octavi Pujades, Tania Quesada y Macarena Gómez. Son geniales.

¿Cuándo sale a la luz?

–Vamos a hacer una presentación en septiembre en Madrid e iremos por festivales con el director, que ha sido Iván Mulero.

Hágame un resumen sin hacer demasiado 'spoiler' sobre la trama…

–Es sobre una chica que mata a su hermano gemelo pero mantiene que lo ha hecho por enviarlo al otro lado, no porque sí. Ella está en un manicomio y toda la historia gira en torno a ella.

Su primera obra llevada a lo audiovisual…

–Curiosamente no, porque probablemente antes se estrene la serie de dibujos animados de El Rubius. Yo escribí sus cómics de 'Virtual Hero', han batido récords de ventas y llamó la atención de Movistar y Zeppelin, que han creado una serie de animación en la cual escribo el guion. Ya está lista la primera temporada y la han presentado en Cannes, y creo que también está previsto en Sitges… Es una serie de alto presupuesto y con un gran equipo detrás.

Y con El Rubius, un cambio radical con respecto a lo que hacía hasta ahora…

–Sí, pero es muy divertido, porque tengo que hacer cosas orientadas a chavales de 12 a 16 años. El mayor foco de El Rubius está en esa franja. Eso sí, el ocio de los chavales de esa edad hoy día no tiene nada que ver con el nuestro cuando teníamos esa edad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos