El Superman del Teatro Malagueño

Pablo Díaz Morilla, en el Centro Dramático Nacional, con sus dos premios. /SUR
Pablo Díaz Morilla, en el Centro Dramático Nacional, con sus dos premios. / SUR

Pablo Díaz Morilla acude a recoger un premio del Salón del Libro Teatral y aprovecha para participar en otro concurso de obras exprés que también gana

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Los planes eran pasar el pasado puente en Madrid, visitar el XIX Salón Internacional del Libro Teatral que se celebraba en el Teatro Valle Inclán del Centro Dramático Nacional (CDN) y, de camino, recoger en este foro el premio del VI Certamen Jesús Campos para Textos Teatrales, que otorga la asociación Autoras y Autores de Teatro (ATT) y que había ganado por su obra 'Mitad del mundo'. Pero cuando llegó al salón, el dramaturgo Pablo Díaz Morilla encontró algo parecido a la feria de sus sueños y el escenario al que todo autor aspira a llegar con un estreno. Y se sintió tan en casa que incluso se animó a participar en el Concurso Teatro Exprés para obras realizadas in situ. Escribió 'Querido árbol' en cuatro horas. Una menos de las que exigía la competición. Y también lo ganó. Un dos por uno reservado solo para supermanes del teatro como Díaz Morilla que parece haberle arrebatado al protagonista de una de sus obras ganadoras, Christopher Reeve, la capa y el traje de superhéroe. Solo le falta el caracolillo en la frente.

«Desde luego no puedo estar más contento con la visita al Salón Internacional del Libro Teatral», confesaba ayer a SUR el autor y profesor malagueño, que se convirtió en el gran protagonista de este encuentro en el CDN. Su fin de semana glorioso comenzó el viernes con su participación en el Concurso Teatro Exprés. El sábado vivió su primer día grande con la recogida del premio del Certamen Jesús Campos para Textos Teatrales, dotado con 3.000 euros, la publicación del libro –ya está en las librerías– y la representación de un fragmento de la obra ganadora, 'Mitad del mundo', que narra el singular encuentro del dictador chileno Pinochet y el actor norteamericano que mejor encarnó a Superman, Christopher Reeve. Un encuentro de ficción que tiene no obstante una base histórica.

El dramaturgo publica 'Mitad del mundo', que fábula con el encuentro entre el actor que mejor encarnó a Superman, Christopher Reeve, y el dictador Pinochet

«El dictador amenazó a los actores chilenos, los cuales hicieron un llamamiento para pedir apoyo. Recibieron cartas y vídeos de todo el mundo, pero el único que fue a Chile a denunciar la situación fue Christopher Reeve», explica Díaz Morilla que toma este hecho real para imaginar un encuentro entre el militar y la estrella de Hollywood que, según las crónicas, nunca se llegaron a cruzar. «Su entrevista me sirve para mostrar la fascinación de los dictadores por los artistas, como también le pasaba a Franco, mientras que de Pinochet se decía que estaba enamorada de la pianista Piedad Noé», relata el autor malagueño, que juega con esta relación ya que es paradójico que el sanguinario dictador chileno se sintiera atraído por una mujer cuyo nombre representaba todo lo contrario a su forma de actuar.

Londres vale otro premio

Los actores malagueños Steven Lance y Ángel Velasco fueron los encargados de la lectura parcial de 'Mitad del mundo', una obra que además de publicarse en libro ya tiene también fecha de estreno para su puesta en escena completa ya que será uno de los títulos de Factoría Echegaray para el próximo año.

En la clausura del día siguiente, Pablo Díaz Morilla volvió a subirse al escenario del CDN para recoger el premio del Certamen Teatro Exprés por 'Querido árbol', que lleva a escena otra historia de inspiración real: la resistencia de una vecina de Londres para evitar que una carretera destruya el barrio londinense de Claremont Road. «Cuando empezó el concurso y se supo que el tema del que había que escribir era 'utopia' pensé en este episodio y para mi sorpresa también gané», comenta un emocionado Pablo Díaz, que se sorprende de los recursos del Centro Dramático Nacional que, en un fin de semana, organizó una lectura con actores de esta obra breve como cierre del salón. Una representación que también le ha permitido a este dramaturgo malagueño cumplir su sueño de estrenar en la gran casa del teatro español. Y por partida doble.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos