Roberto Emanuelli retrata a los adolescentes de 40 años

Roberto Emanuelli retrata a los adolescentes de 40 años

El escritor italiano sigue la estela de la novela romántica italiana con 'La vida son dos días, entonces bésame'

ÁLVARO SOTOMadrid

En Italia lo empiezan a llamar 'el nuevo Federico Moccia', pero Roberto Emanuelli confiesa que no ha leído ninguno de los libros de su paisano romano. «Hombre, lo considero un cumplido y me encantaría tener sus ingresos, pero lo que me gustaría de verdad es que se me conociera por mi propio estilo», cuenta. Emanuelli es uno de los nuevos superventas de la literatura trasalpina y ahora llega a España con 'La vida son dos días, entonces bésame' (Planeta), una novela romántica, pero también un retrato de la generación que ahora tiene entre 30 y 40 años.

«Vivimos como si tuviéramos 18 años, vestimos como si tuviéramos 18 y no podemos o no queremos tener hijos. A nuestra edad, mis padres tenían tres hijos y yo no conozco a nadie que tenga tres», cuenta Emanuelli, que sabe de lo que escribe porque él también ronda los 40. «Yo he querido retratar la superficialidad en mis personajes», agrega. Pero a eso le añade un matiz. Asegura Emanuelli que se refleja tanto en Leo, el protagonista, un mecánico reacio al compromiso, como en su hija Laura, fruto de un amor juvenil de Leo con su novia más querida, Ángela, y a la que no ha podido olvidar pese al transcurrir del tiempo. «Si pudiera elegir, Leo volvería al amor de Ángela», apunta.

«Laura tiene la pasión, el romanticismo, la rabia y las ganas de explotar que yo tenía cuando comencé. Creo que todos deberíamos mantener vivo nuestro lado adolescente», afirma este escritor que empezó «desde cero» antes de disfrutar del éxito. «Comencé con un blog en un momento dramático de mi vida y a partir de ahí, también con las redes sociales, empecé a disfrutar escribiendo», explica. Precisamente las redes son claves de su éxito porque le permiten contactar con sus lectores (y «sobre todo, lectoras», aclara), a los que llama «mi familia». «Mantener el contacto con ellos me inspira», reconoce Emanuelli, que ha patentado un modo de escribir característico que mezcla dos realidades hasta que aparece un tercer plano, casi mágico, que resuelve todo al final.

'La vida son dos días, entonces bésame', que ha vendido más de 200.000 ejemplares en un año, es la segunda novela de Emanuelli, que se dio a conocer con su primera obra, 'Davanti agli occhi', autoeditada y que le sirvió para lograr el éxito y continuar con un estilo italiano de novelas románticas que define como «directo, simple, siempre en el límite de ser cursi». «Hay que hacer siempre un equilibro», reconoce, aunque esgrime una carta ganadora para ganar adeptos: «Cualquier novela ambientada en Roma, igual que sucede con París o Nueva York, funciona en todo el mundo porque es una ciudad llena de poesía, diferente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos