«Es demasiado pronto para saber si estamos ante una revolución femenina»

La escritora francesa Leonor Recondo./
La escritora francesa Leonor Recondo.

La escritora francesa de origen vasco publica 'Amores', una novela flaubertiana sobre la emancipación de las mujeres

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La escritora francesa de origen vasco Leonor de Recondo (1976) se embarca en el mundo flaubertiano con su nueva novela, 'Amores' (Minúscula), una historia de relaciones a tres bandas en una pequeña ciudad de la Francia a principios del siglo XX. Sobre el triángulo amoroso que forman un señorito burgués, su esposa, con la que no puede tener hijos, y una joven y bella criada pivota una trama que reflexiona esencialmente sobre la lucha por la libertad de unas mujeres sometidas por el hombre de la casa y por los valores tradicionales.

«Esta novela es un homenaje a 'Madame Bovary'. Yo adoro a Flaubert y su libro fue un gran escándalo en la época. También mi libro busca transgredir los códigos sociales», argumenta De Recondo, ganadora con esta novela, la cuarta, de los premios RTL-Lire y del de los Libreros. Antes había publicado 'Sueños olvidados', 'Pietra viva' y 'La Grâce du cyprès blanc' y en Francia ya ha aparecido su quinta obra, 'Point cardinal', que ha merecido el Premio de los Estudiantes/Télérama y que se publicará próximamente en España.

En 'Amores', los dos personajes principales, Victoire y Céleste, viven una historia de emancipación femenina «en una época en la que las mujeres no podían tener cuentas en el banco ni votar y en la que su educación consistía en convencerlas de que se tenían que casar 'bien' y tener hijos», explica De Recondo, que no solo se ha convertido en una destacada autora de las letras francesas, sino que también es una prestigiosa violinista especializada en la música barroca.

Que la historia ocurra en una provincia francesa y que las protagonistas viajen a París para disfrutar de más libertad, siquiera por unas horas, tampoco es casualidad. «Francia siempre ha sido un país muy centralizado. El poder está en París, y allí está también la mayor parte de los artistas. Hoy, gracias a los avances tecnológicos, la brecha es más pequeña. Pero en aquella época, quienes buscaban vivir con más libertad se instalaban en la capital», apunta De Recondo, parisina de orígenes vascos. Su familia es de la localidad guipuzcoana de Irún, de donde se marcharon en 1936, al inicio de la guerra civil, para instalarse en Francia. Su padre era el pintor y escultor Félix de Recondo, fallecido en 2015.

La novela profundiza en el padecimiento de las criadas, que viven como elementos extraños en las casas en las que trabajan, víctimas de todo tipo de abusos. «Es una cuestión de educación y es terrible. Se les llamaba 'las sirvientes que hacen todo' y eso quiere decir que tenían que aceptar los avances sexuales de los patronos, un asunto que está más de actualidad que nunca con el 'caso Weinstein'», opina De Recondo.

«Es demasiado pronto para saber si esto es una revolución», continúa la escritora; «lo que me anima es que esta idea ha sido tomada colectivamente. La libertad pasa por el cuerpo, algo que es una idea central del libro. Nadie puede pensar libremente si su cuerpo está obligado por los otros».

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos