«Picasso ha aspirado siempre a un arte realista»

Álvaro Galán, Gemma del Corral y José María Luna han presentado el libro este viernes. /Félix Palacios
Álvaro Galán, Gemma del Corral y José María Luna han presentado el libro este viernes. / Félix Palacios

La Casa Natal recupera en un libro los textos del poeta Pierre Reverdy sobre el artista malagueño

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Contaba Françoise Gilot en su libro 'Vida con Picasso' cómo el artista malagueño se encelaba hasta el delirio cuando se enteraba de que el poeta Pierre Reverdy prefería la compañía de George Braque a la suya. «Si Pablo acudía a casa de Braque y encontraba allí a Pierre, la indignación comenzaba a hervir en su interior hasta que, al llegar a casa, estallaba: '¡Reverdy ya no se preocupa por mí en absoluto! ¡Prefiere a Braque!'». Lo recuerda Álvaro Galán en las primeras páginas del volumen que ha editado para el libro de la Casa Natal de Picasso que reúne por primera vez en español los textos de Reverdy sobre el artista malagueño.

El volumen patrocinado por la Obra Social La Caixa y presentado este viernes en la Fundación Picasso-Museo Casa Natal brinda un conjunto de poemas Reverdy y textos en prosa como 'Picasso' (1922) y 'Picasso y su obra' (1924). En ellos, el autor francés repasa la vida y el trabajo del malagueño, que realizó varios retratos de Reverdy (fechados en 1921, 1925 y 1929) e ilustró tres de sus libros: 'Cravates de chanvre' (1922) con tres aguafuertes, 'Le Chant des morts' (1948) con 125 litografías -que protagonizará una de las exposiciones de la Casa Natal este año- y 'Sable mouvant' (1966) con diez aguatintas y publicado seis años después de la muerte del poeta, como ilustra Galán en la introducción del libro que representa el sexto título de la enjundiosa colección 'Textos recuperables' que la Casa Natal está cuajando de la mano de Rafael Inglada.

La nueva entrega en torno a Pierre Reverdy ofrece además la posibilidad de asomarse a los textos de un escritor que mantuvo su amistad con el malagueño durante medio siglo. Un bagaje que Reverdy volcó en el análisis de la vida y la obra del autor de 'Las señoritas de Avingon'. «El caso es que Picasso, desde sus inicios hasta su más reciente etapa -la que actualmente prolonga el cubismo- ha aspirado siempre a un arte de concepción realista, no en el sentido que esta palabra comporta usualmente y en el que solo se cuestiona el aspecto realista -arte cargado de literatura y siempre de una ideología de última fila- sino un arte realmente plástico preocupado por la realidad de los objetos hasta su materia, más allá de todos los encantos, de todas las trampas, de todas las ilusiones y apariencias engañosas de la atmósfera», argumenta el poeta en uno de los textos ahora recuperados por la Casa Natal.

Una labor editorial saludada este viernes con entusiasmo por el director de la agencia municipal que gestiona la Casa Natal de Picasso, el Centre Pompidou Málaga y la Colección del Museo Ruso, José María Luna: «Si el pilar fundamental de esta Casa Natal es su Centro de Documentación, era esencial que esa investigación tuviera visibilidad en sus publicaciones». Una senda que ahora incluye el volumen sobre Reverdy publicado en una edición bilingüe francés-español a cargo de Álvaro Galán, quien este viernes ha reiterado que el libro reúne «todo lo que Reverdy escribió sobre Picasso» en textos hasta ahora inéditos en español.

Galán ha recordado cómo Reverdy se ha mantenido hasta la fecha como «un autor casi inadvertido en España» pese a ser «muy importante» en el contexto de las vanguardias europeas, en general, y la francesa, en particular. Nuevas luces que ahora arroja un libro que también explora las raíces malagueñas del artista, a través de las palabras del poeta francés: «De pequeño, Picasso se detenía frente a los escaparates de los fabricantes de guitarras en las soleadas calles de Málaga. Fue sin duda ahí donde adquirió ese amor por los instrumentos musicales que ya se encuentran en sus primeras obras, pero que, más adelante, fueron sobre todo los elementos -de los que emana esa poesía que ya conocemos- que necesitaba, junto a otros objetos familiares -sus pipas, los paquetes de su tabaco favorito- para el arte que acababa de crear».

Alumbramiento que Reverdy aborda también en su sugerente texto titulado 'Solidaridad entre el genio y el enano', que remata: «...Siempre lo he dicho. Picasso no ha dudado nunca, ni se ha equivocado nunca. Pero le digo: aquí, donde podría tener carta blanca, Picasso va a empezar un mundo nuevo, que sólo se deba a él. Aquí, donde por fin es posible vivir perfectamente a gusto».