Murakami, en la piel de un pintor en crisis

Murakami, en la piel de un pintor en crisis

El prolífico escritor japonés regresa con la primera parte de su nueva novela, 'La muerte del comendador'

ÁLVARO SOTOMadrid

Contra todos los pronósticos, que siempre lo dan como favorito, el Premio Nobel se le resiste. Pero el ninguneo de la Academia Sueca no afecta a Haruki Murakami (Kioto, 1949), una de las grandes figuras de la literatura contemporánea. El prolífico escritor japonés, creador de un universo onírico que ha conquistado a millones de lectores en todo el mundo, vuelve a las librerías con 'La muerte del comendador' (Tusquets), una obra en dos partes de la que ahora aparece la primera entrega y en enero llegará la segunda.

'La muerte del comendador' relata la historia de un pintor que, sumido en una crisis de pareja y creativa, decide abandonar Tokio para marcharse a vivir a lo alto de una montaña en el norte de Japón. Allí se retira para, mientras escucha música y lee, reflexionar sobre la vida en pareja, con el recuerdo de su hermana, fallecida prematuramente, acechándolo y su rutina sólo rota con escarceos amorosos con dos mujeres casadas. Pero su aislamiento terminará de una forma abrupta e integrante.

Autor de obras como 'Tokio Blues', 'After Dark', '1Q84' o 'De qué hablo cuando hablo de correr', Murakami ha vendido más de millón y medio de obras en español y ha recibido galardones como el Noma, el Franz Kafka, el Jerusalem Prize o el Hans Christian Andersen.

Temas

Libro
 

Fotos

Vídeos