Luisa Castro: «Me angustia pensar que 13 años sin publicar se han pasado volando»

La escritora Luisa Castro pasa este martes por el ciclo Un Café Cargado de Lecturas. /:: ÁLEX DOMÍNGUEZ
La escritora Luisa Castro pasa este martes por el ciclo Un Café Cargado de Lecturas. / :: ÁLEX DOMÍNGUEZ

Tras un largo silencio, la autora llega este martes con el poemario 'Actores vestidos de calle' a Un Café Cargado de Lecturas, el ciclo que organizan el Aula de SUR y el Centro del 27

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Autora precoz, Luisa Castro (Foz, Lugo; 1966) ya publicó su primer poemario cuando no tenía aún 18 años. Lo subtituló, con algo de subversión y arrojo, 'Libro póstumo'. Evidentemente no lo fue. Tras él llegó una obra poética de una autora con voz propia que fue contagiándose de prosa. Y de galardones. Primero el Hiperión de poesía o el Rey Juan Carlos que dio paso al finalista del Herralde de novela, el premio Azorín y, finalmente, el Biblioteca Breve por 'La segunda mujer'. Desde este último, 2006, el silencio. Un callada respuesta literaria que ha tenido su fin con 'Actores vestidos de calle', un poemario en el que, como los intérpretes, la autora se baja del escenario para observar el mundo de forma diferente. «Me angustia pensar que 13 años sin publicar se han pasado volando», confiesa la autora gallega y directora del Instituto Cervantes de Burdeos, que este martes llega con su nuevo libro al ciclo Un Café Cargado de Lecturas, que organizan el Aula de SUR y el Centro Cultural de la Generación del 27, con la colaboración de Obra Social La Caixa.

En una charla previa a este acto, Luisa Castro explica que su mutis fue más editorial que literario. «La escritura ha seguido por dentro porque yo no he parado de escribir, pero es verdad que la vida te lleva por derroteros que te descolocan», explica la poeta y novelista en referencia a la oferta de dirigir, en primero lugar, el Instituto Cervantes de Nápoles y, actualmente, el de Burdeos. Un reto profesional que aceptó «sin dudar» y que interrumpió el proyecto novelístico en el que estaba inmersa. «Después de 'La segunda mujer' me quedé vacía; había contado muchas cosas y ese vacío duró tres o cuatro años hasta que encontré un nuevo camino que se interrumpió con la opción de Nápoles», explica Castro que no oculta que sigue «soñando» con nuevas novelas o con encontrar tiempo para retomar la que dejó en el camino.

««Solo tenemos que reparar en el siglo XX para darnos cuenta de que este repliegue de la cultura y la civilización no nos lleva a ningún lado» luisa castro

La escritora revela que la oferta laboral en el Cervantes no solo estaba vinculada a su vocación cultural, sino que en aquel momento «experimentaba un cierto cansancio de la escritura en soledad». El cambió le permitió poner distancia y cambiar lo personal por un trabajo en equipo. Aunque la escritura nunca la abandonó. Especialmente los versos. «La poesía no se es algo que se impone y, aunque no quieras, viene», expone Luisa Castro que en ese ir y venir por las calles de Nápoles acabó encontrando un drama del que brotó un nuevo libro de poemas.

Así, 'Actores vestidos de calle' hace referencia al momento en el que los intérpretes bajan del escenario y se convierten en parte de público, que es lo que precisamente sintió Castro al «dejar los hábitos –del escritor– y mezclarme con la gente». Y en esas calles napolitanas, la autora se cruzó con la crisis migratoria europea. No obstante, el primer poema recuerda el atentado terrorista en la escuela de Beslán en Osetia que la autora había escrito dos años antes de comenzar con este proyecto en 2014. «Me impactó ese suceso y lo incluí como pórtico ya que engarzaba dos tiempos, la inauguración del siglo XXI con los tremendos y horrorosos ataques terroristas en el planeta de forma global, y tras ese silencio de tantos años me encontré en Italia con esas otras víctimas de las nuevas migraciones que viven en condiciones infrahumanas y tienen que huir de sus países en guerra en un destierro que los convierte en apestados», relaciona Luisa Castro que observa con preocupación el ascenso del discurso populista y los «movimientos antitodo». «Solo tenemos que reparar en el siglo XX para darnos cuenta de que este repliegue de la cultura y la civilización no nos lleva a ningún lado», apostilla.

Invitada:
La poeta y novelista Luisa Castro, presentada por Pablo Aranda y José Antonio Mesa Toré.
Organizan:
Centro de la Generación del 27 y Aula de Cultura de SUR, con la colaboración de Obra Social La Caixa.
Fecha y lugar:
Hoy, a las 19,30 horas, en el hotel Molina Larios (calle Molina Larios, 20). Asistencia libre.