Juan Bonilla: «Soy un enfermo de los libros»

El escritor Juan Bonilla, en una de sus últimas visitas a Málaga. /Y. García
El escritor Juan Bonilla, en una de sus últimas visitas a Málaga. / Y. García

El escritor presenta mañana en el Aula de Cultura de SUR 'La novela del buscador de libros', un recorrido literario en el que el autor se descubre como un bibliómano

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Asegura que la aparición del libro fue tan revolucionaria como la invención de la rueda. Pese a ello, los únicos neumáticos que tiene son los del coche. No puede decir lo mismo de los volúmenes, ya que su librería atesora cientos de modelos y marcas desde que devoraba las ediciones de bolsillo de Alianza Editorial cuando era un chaval. «Soy un enfermo», se confiesa Juan Bonilla (Jerez de la Frontera, 1966), uno de los escritores más inclasificables y imprevisibles de nuestras letras, un navegante literario al que es difícil atrapar en un género y que acaba de publicar 'La novela del buscador de libros'. Que pese al título no es una novela. «Hay memoria personal, ensayo, periodismo, narración... así que lo único cierto es que es un libro y que es el testimonio de un enfermo», asegura el autor gaditano que mañana, lunes 3, presenta la obra en el Aula de Cultura de SUR, en un acto que se celebra en la Sociedad Económica de Amigos del País, con la colaboración de la Obra Social La Caixa.

Aula de Cultura

Autor
Juan Bonilla, que presentará el libro 'La novela del buscador de libros'.
Lugar
Sociedad Económica de Amigos del País (Plaza de la Constitución, 7), con la colaboración de la Obra Social la Caixa
Fecha y hora
Lunes, día 3, a las 19,30 horas. Entrada libre

Autodiagnosticado por la experiencia y su creciente biblioteca, Juan Bonilla traza en este volumen la diferencia entre el bibliófilo y el bibliómano. «Al primero le gustan las primeras ediciones y tiene los libros ordenados y limpios como para una fotografía de revista del corazón, mientras que al segundo le gustan todos los libros ya sean prestados, usados, subrayados o nuevos porque el vicio le ha entrado en el cerebro», resume el escritor que se encuadra plenamente en este último grupo. El de los infectados por el virus libritis.

Y aunque pudiera parecer que esto de coleccionar y leer libros tiene los días contados en la era digital, Juan Bonilla expone que la realidad demuestra lo contrario y que el presunto apocalipsis tecnológicos ha supuesto precisamente lo contrario. «Internet ha inyectado una vida colosal a los libros usados, porque si cuando yo vivía en Málaga –hace casi dos décadas– tenía cuatro o cinco librerías de viejo ahora tienes al alcance miles en todo el mundo, lo que ha hecho que aumente la oferta, aunque también la competencia, sobre todo por los libros raros», argumenta Bonilla, que también pone el ejemplo que ratifica su teoría: «La prueba más evidente es que Amazon ha comprado Iberlibro –el principal portal de compra y venta de títulos de segunda mano– porque mueve mucho dinero».

Una videolibrería de Nerja

En su personal repaso libresco, Juan Bonilla se detiene en debilidades literarias, ya sean en cartoné o bolsillo. Desde la 'Lolita' de Navokov al Quijote, pasando por la reivindicación del maestro Fernando Quiñones, de Julio Mariscal o del poeta peruano Alberto Hidalgo... Volúmenes de todo tipo, títulos inesperados y autores olvidados, que el escritor jerezano ha ido encontrando en escenarios que también merecen su propio relato, como una librería reconvertida en burdel con la que se topó en Bogotá (Colombia) o una peluquería de señoras híbrida que igual despachaba tintes para el pelo que la tinta de los libros de sus estanterías.

El escritor avanza que en 2019 publicará una nueva novela, 'Totalidad sexual del cosmos'

Negocios que parecen salidos de un Macondo de realismo mágico y que no fueron los únicos que se cruzaron en el camino de Bonilla. «Una vez en Nerja recuerdo una librería que tenía muchos títulos ingleses de segunda mano y como no vendía mucho compartía el espacio con un videoclub», rememora el escritor, que confiesa que «la esencia de libro es el que puedes conseguir por tres euros, que no tendrán valor como objeto, pero sí literario».

Ymientras cita lecturas, autores y vicios como el de reunir libros de fotografías, Bonilla avanza a esta no novela le seguirá una sí novela. «Se titula 'Totalidad sexual del cosmos' y, aunque parece muy grandilocuente, es una historia situada en México que tiene algo de amor de fantasmas entre un erudito y una artista en los años 30», adelanta este autor enfermo por la lectura que asegura que hace lo posible por poner remedio. «El primer paso es siempre reconocer la enfermedad y yo ya lo he hecho. Y aunque estoy mejor, llevo muchos años intentando curarme sin conseguirlo del todo», confiesa este bibliómano con propósito de enmienda. Aunque solo propósito.

 

Fotos

Vídeos