Instrucciones para escribir una obra maestra

La obra de la escritora Joyce Carol Oates ilustra uno de los ejercicios del libro. /José Ramón Ladra
La obra de la escritora Joyce Carol Oates ilustra uno de los ejercicios del libro. / José Ramón Ladra

Pálido Fuego publica el superventas 'La epifanía de las 3 A. M.'

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Uno de los debates más antiguos, peliagudos y, quizá, estériles relacionados con la creación artística consiste en argumentar a favor o en contra de la posibilidad de que se pueda enseñar a alguien a escribir. Por escribir se entiende, claro, escribir ficción. Los talleres de escritura creativa surgen así como campo dialéctico entre quienes los consideran un buen entrenamiento y quienes desconfían de la utilidad real de esas lides. Y quizá para recordar aquello de que el movimiento se demuestra andando, el escritor y director del Programa de Escritura Creativa de la Universidad de Denver (Estados Unidos) Brian Kiteley alumbró hace más de una década 'La epifanía de las 3 A. M.', un manual con más de 200 ejercicios prácticos para desarrollar esa vocación. El libro se ha convertido en un fenómeno superventas en varios países y que ahora llega al lector en español de la mano de la editorial malagueña Pálido Fuego.

La epifanía de las 3 a. m.

Autor.
Brian Kiteley.
Editorial.
Pálido Fuego. 309 páginas.
Precio.
21,90 euros.

Para Kiteley, «aprender a escribir es lo mismo que escribir». O dicho de otro modo, a escribir se aprende escribiendo. «Demasiados escritores están obsesionados con el autor nato y despreocupado capaz de expeler una historia genial sin mayor problema. Escribir cuesta esfuerzo, pero este libro puede hacer que ese esfuerzo sea un poco más divertido, un poco menos doloroso», ofrece Kiteley en las primeras páginas de su manual.

El sello malagueño lanza por primera vez en español el celebrado manual de escritura creativa con más de 200 ejercicios prácticos

Y también desde el principio, el autor identifica uno de los objetivos de sus ejercicios: «Para mí un escritor con talento es alguien cuya prosa reconozco». Y en la búsqueda de ese estilo propio, Kiteley plantea más de 200 ejercicios concretos. Uno de los más usados, según el propio autor, es el 137, que invita a los 'alumnos' a comenzar un relato a partir de una de las diez frases iniciales de libros de otros tantos autores que actúan a modo de espoleta. Desde 'La vio desde el pie de la escalera, antes de que ella lo viera a él' de Robert Frost o hasta 'Había un hombre del que estaba locamente enamorada y se pasaba gran parte del día pensando en la esposa de él' que firma Joyce Carol Oates.

El empujón necesario

Recuerda Kiteley su propia experiencia frustrante a la hora de querer crear una primera frase deslumbrante para un relato, así que decide brindar al aspirante ese «empujón» para que a partir de ahí vuele solo. Pero está el asunto previo, esencial: sobre qué escribir. Respuesta: «El arte de la ficción estriba, al final, en encontrar ese material que mejor domines, más te perturbe y más te inspire: tres características enfrentadas pero cruciales para la creación de buena literatura».

Y a vuelta de página, a modo de colofón, Kiteley brinda un penúltimo un consejo: «Ten presente la máxima de Pushkin: 'Escribe por placer y publica por dinero'».

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos