Eva Díaz Pérez: «Málaga no tiene que inventar nada, solo rescatar su memoria literaria»

La escritora Eva Díaz Pérez se propone potenciar el CAL y llevarlo a toda Andalucía. /:: SUR
La escritora Eva Díaz Pérez se propone potenciar el CAL y llevarlo a toda Andalucía. / :: SUR

La nueva responsable del Centro Andaluz de las Letras se propone llevar los clubes de lectura a las escuelas, crear rutas literarias, rescatar autores olvidados y apoyar la Feria del Libro de Málaga

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Su trabajo de periodista le puso a Málaga en el camino. Sobre todo tras cubrir la inauguración del Museo Picasso allá por 2003 y convertirse en asidua al Festival de Málaga Cine en Español. Eva Díaz Pérez (Sevilla, 1971) siempre ha mostrado su admiración por esta ciudad reinventada desde la cultura, a la que además le une su doble faceta de escritora como ganadora del Premio Málaga de Novela por 'Adriático' (2013). El pasado jueves se hizo oficial que será la primera mujer que dirija el Centro Andaluz de las Letras (CAL), que la trae de vuelta a la ciudad. Aunque esta vez para quedarse. En esta entrevista nos cuenta sus planes para la institución literaria.

–¿Tiene ya casa en Málaga?

Ja, ja. Pues todavía no he mirado pero tengo que buscar algo estable.

–Esta semana han anunciado que los alquileres en la ciudad han subido un 45% desde 2013. ¿El sueldo va a dar para el piso?

–Estuve en La Térmica en un encuentro a de turismo cultural y me impresionó que la gente estaba muy cabreada con el efecto de los apartamentos turísticos. Con tener una cama para dormir, no buscaré gran cosa... aunque no sé si me llegará.

–Se ha destacado que es la primera mujer al frente del CAL. ¿Conquista o normalización?

–Creo que es una cosa natural. Se destaca todavía porque estas conquistas son de hace poco, pero, si repasas el panorama literario andaluz, hay cantidad de escritoras con muchísima calidad y era lógica esta presencia.

¿Algo que decir de sus antecesores?

–¡De Pablo (García Baena) que voy a contar! Era nuestro maestro, referencia, historia viva y símbolo del Centro Andaluz de las Letras. Y a Juan José Téllez lo considero también maestro, amigo, cómplice y ha hecho una estupenda labor en el CAL con sensibilidad de poeta. Aspiro a continuar añadiendo cosas, poniendo mi sello.

«No quiero decir que esté mal, pero me parece que a Málaga le pega una feria más potente» FERIA DEL LIBRO

–Increíblemente menos de los que deberíamos. Y si por algo destacamos es por nuestros escritores. En la historia de la cultura española siempre hay un autor andaluz de referencia que, curiosamente, muchas veces se asocia más con España. –Como Lorca o Machado... –Con el tópico de siempre, la gente se acuerda de los andaluces para lo malo y no de lo que han aportado un Lorca, un Cernuda, un Bécquer, un Paco Ayala, un Emilio Lledó... Son parte de la historia de la cultura española y ese es nuestro mayor material. No solo los escritores, sino los artistas andaluces. Eso contrasta con los índices de lectura todavía bajos y por eso una de las cosas que siempre he valorado del CAL son los clubes de lectura. Quiero potenciarlos y también llevarlo a las escuelas, porque los niños son los lectores del futuro.

–Pues mantener y reforzar algunas cosas y renunciar a lo que no ha cuajado. Me gustaría potenciar el patrimonio literario, con actividades que asocien los libros con nuestros espacios históricos, como la creación de rutas de escritores. La gente se vuelca al reconocer en la propia ciudad donde vivió tal autor o en que lugar se inspiró. Eso es un patrimonio y muchas veces es invisible.

–¿Y qué ha pensado para los autores y la industria editorial?

–Despeñaperros pesa todavía y como escritora lo he sufrido. A los autores andaluces les cuesta atravesar esa frontera, por lo que hay que promocionarlos fuera e incluso trabajar la proyección internacional colaborando con el Instituto Cervantes. Y cómo para mi las librerías son el paraíso, me gustaría ayudarlas a reinventarse con la organización de actividades para que la gente, además de comprar libros, se encuentre allí con autores o participe en un club de lectura. También quiero rescatar a autores olvidados, que es mi especialidad.

«Me gustaría potenciar el patrimonio literario, con actividades que asocien los libros con nuestros espacios históricos» CREACIÓN DE RUTAS LITERARIAS

–¿En quién está pensando?

–Pues aunque llego al final del año al CAL, me gustaría organizar algo sobre la memoria del exilio ahora que se cumplen los 80 años del final de la guerra. También sobre los Narraluces, ya que es difícil encontrar los libros de estos autores. Hay tal cantidad de escritores olvidados por anomalías extraliterarias...

–¿Se refiere a razones políticas?

–Efectivamente y ahí también están los escritores que triunfaron en la dictadura y después han sido olvidados. Vivimos en una época en la que deberíamos estar a cierta distancia y si un autor es bueno, tiene que estar y no aplicar el olvido por esa razón.

No solo ciudad de museos

–¿La amplitud geográfica de Andalucía es un problema a la hora de desarrollar la acción del CAL?

–He estado en actos en Jaén, Almería, Huelva o Córdoba, donde se quejan de falta de actividades. Voy a ser sensible a esto porque he visto cierto desamparo. Sin olvidar que la sede del CAL está en Málaga y la capital en Sevilla, pero hay que llevarlo a otros lugares e incluso a pueblos grandes.

–Me ha dicho que renunciará a lo que no funciona. ¿A qué se refiere?

–Tampoco lo sé todavía. Una cosa que no funciona mal, pero se podría aprovechar más es la difusión. Estamos en una época en la que se puede potenciar las redes y la narrativa digital para dar a conocer los actos del CAL.

–Málaga se ha ganado la etiqueta de la ciudad de los museos cuando lo era por su tradición literaria. ¿Hay que recuperar terreno perdido?

–Tienes razón. De la imprenta SUR salieron los pilares fundacionales de la Generación del 27 y voy a hacer lo posible por potenciar la tradición literaria de Málaga. La ciudad no tiene que inventar nada, solo rescatar su memoria literaria y proyectarla un poco más. Málaga es ciudad de los museos, pero también de los poetas.

«Si un escritor es bueno, tiene que estar y no aplicarle el olvido por razones políticas» AUTORES DEL ÉXITO Y DE LA DICTADURA

–La Feria del Libro de Málaga hace años que languidece por falta de apoyo y presupuesto y el año que viene celebra la 50 edición. ¿Va a contribuir el CAL a revertir la situación?

–Uno de los asuntos que tengo presentes son las ferias y la de Málaga hay que potenciarla porque la ciudad es espectacular. No quiero decir que esté mal, pero cuando he participado en la Feria del Libro me ha parecido que a Málaga le pega una cosa más potente. Vamos a ayudar y colaborar con las ferias de Andalucía, sobre todo con las que estén regular.

–Aquí también está la sede del Centro del 27, la Casa Gerald Brenan, la Fundación Pérez Estrada... ¿Habría que plantear algún tipo de sinergia?

–Sin duda. Traigo buen ambiente y la sinergia va a ser una de las claves. Siempre he pensado lo poco que se colabora entre instituciones y voy a ser la primera en llamar a la puerta para colaborar entre todos.

–¿Y a nivel personal? ¿Va a ser compatible el cargo con la escritura?

–Siempre lo he compaginado con mi trabajo de periodista y tengo una novela en marcha, pero ahora se trata de promocionar los libros de los compañeros. Desapareceré como autora, aunque seguiré escribiendo en mis ratos libres.

–Deme una recomendación para leer este verano.

–Lo último de Antonio Soler, 'SUR', me parece un novelón. Antonio ha dado en la clave y creo que ese libro es ya un clásico. Esa novela es Málaga y Málaga puede estar muy feliz de tener su novela.