El Rey alaba la capacidad de mestizaje del español

El rey Felipe, la reina Letizia, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy./
El rey Felipe, la reina Letizia, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

"Cervantes y del Paso enseñan que la esperanza se llama literatura", afirma Méndez de Vigo

EFEALCALÁ DE HENARES

El Rey ha asegurado hoy en la entrega del Premio Cervantes que la riqueza del español se debe a su capacidad de "continua transformación" y a su "mestizaje permanente en el que cada país del mundo en que se habla es un afluente que rejuvenece y ensancha a cada tramo su inmenso caudal". Felipe VI se ha referido a la "riqueza y vitalidad" de un idioma "que se enorgullece de su vitalidad porque es la lengua de más de 500 millones personas en países hermanos de todos los continentes", tras entregar, acompañado de la Reina Letizia, el máximo galardón de las letras hispánicas al escritor mexicano Fernando del Paso.

más información

En el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), en presencia del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y de numerosas autoridades académicas, el Monarca ha destacado el "amor" que por el castellano siente el autor galardonado con la 40 edición del Cervantes, y especialmente por El Quijote, un libro que ha reconocido haberse convertido en una "obsesión" para él.

En el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, el Rey ha recordado la "fascinación" que Del Paso, de 81 años, sintió al leer por primera vez el "libro inmortal" de El Quijote, al que acude una y otra vez, y sobre el que escribió su ensayo 'Viaje alrededor del Quijote'. Don Felipe le ha agradecido "todo lo que su obra nos aporta, nos deleita e interroga", así como "su testimonio de amor a una lengua y a una tradición literaria que hoy honramos". Del Paso ha logrado honrar al español -ha proseguido- haciendo que esta lengua "brille" en sus libros con la tarea de "un orfebre capaz de sacar el mejor partido a los metales preciosos".

Conciencia del español

"En pocos literatos se demuestra como en Fernando del Paso la conciencia de vivir en el idioma, en el español, una herramienta de trabajo que él siempre ha agradecido haber recibido para expresarse como creador", ha apostillado.

Porque su obra literaria obedece a "un trabajo minucioso", ha destacado, afrontado "con la paciencia y la meticulosidad de los artistas verdaderos", punto en el que ha evocado sus facetas como artista plástico e incluso como publicista, y que hacen de él un "creador poliédrico" que trasciende el campo de la literatura.

Tras el discurso con el que el ha clausurado el acto, el Rey, junto a la Reina Letizia, ha acompañado al autor galardonado y a su esposa hasta el patio del edificio histórico la Universidad de Alcalá para hacerse una "foto de familia" en la que también han posado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy; el ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Esperanza

Minutos antes, ha sido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, quien ha tomado la palabra en el acto y ha asegurado hoy que tanto Miguel de Cervantes como el escritor Fernando del Paso han enseñado que, cuando cunde el desaliento y la desesperación, "siempre queda ese cachito de esperanza llamado literatura".

"Cuando la vida se nos descubre como una derrota anunciada, cuando nos invaden momentos de desaliento, desasosiego e incluso desesperación, cuando nos topamos con muros que impiden toda salida, siempre, siempre, -nos enseñan Don Fernando y Don Miguel- queda un bálsamo reparador que nos consuela como una caricia acogedora, como una luz en la oscuridad, como la respuesta viva que da sentido a nuestra existencia", ha señalado el ministro en funciones. Porque tanto para Cervantes como para Del Paso, "como para muchos otros seres anónimos, ese cachito de esperanza se llama literatura", ha recalcado.

Creador "plural y excéntrico"

Tras describir a Del Paso como un "creador plural y voluntariamente excéntrico", el ministro ha recordado cómo el Premio Cervantes 2015 ha practicado "sin empacho" la novela, el cuento, el ensayo, la literatura infantil, la poesía, el teatro o el periodismo. Incluso ha firmado "a cuatro manos con su esposa" un libro sobre gastronomía mexicana destinado a los paladares franceses, "lo que tiene mucho de provocación y algo de revancha", ha bromeado Méndez de Vigo.

Del Paso, ha agregado el ministro, reconoce la literatura como "la forma más alta de expresión", "una recreación de la vida, la libertad y la esperanza", pero su curiosidad lo ha llevado a apasionarse por otras disciplinas como la pintura y la historia. Su afición por la historia es lo que explica el extraordinario proceso de documentación al que se somete antes de elaborar sus novelas, y por el que tarda un promedio de ocho años en concluir cada trabajo, ha señalado.

Méndez de Vigo ha destacado la preocupación del Premio Cervantes por el destino de la humanidad, como demuestra en su libro "Palinuro de México" en el que "sintetiza su compromiso con los desheredados de la tierra" al afirmar: "Los verdaderos agitadores son la miseria, la ignorancia y el hambre".

Fascinado por el Quijote

También ha resaltado el amor de Del Paso por el idioma español a lo largo de su vida y ha recordado las palabras que pronunció en el homenaje recibido con motivo de su octogésimo aniversario en el Palacio de Bellas Artes en México: "Fue una gran suerte haber nacido en México y hablar y escribir en lengua castellana'. La "fascinación" por la obra de Cervantes lo llevó a publicar en 2004 'Viaje alrededor del Quijote", un conjunto de ensayos en los que "defiende el goce del texto y reniega del hermetismo de cierta crítica académica", ha aseverado Méndez de Vigo.

Y ha hecho referencia también a una cita del galardonado cuando habla de El Quijote "como un sol cuya inmensa luminosidad no ciega sino que guía, enseña, divierte y alumbra el alma y el entendimiento". Por ello, el ministro ha recalcado el carácter cervantino de las obras de Del Paso, "definidas por la experimentación y el rigor, la mezcla desprejuiciada de géneros y los juegos intertextuales, el trabajo con el lenguaje y las estructuras complejas, el humor y la apertura de miras, la defensa de la tolerancia y la reflexión sobre la condición humana".