Infinito bucle

Aideen Barry atrapa con su atractivo y curioso imaginario./SUR
Aideen Barry atrapa con su atractivo y curioso imaginario. / SUR

Acuciantes problemáticas de distinto orden nutren las piezas de 'video-mapping' de Aideen Barry en las que el dinamismo describe bucles y circuitos de energía

JUAN FRANCISCO RUEDA

Ciertamente, quedamos atrapados en el curioso, atractivo y –si se me permite el concepto–, pintoresco imaginario de Aideen Barry (Cork, Irlanda, 1979), tanto como en el despliegue tecnológico por el que opta la artista. El uso del 'video-mapping', de pequeñas proyecciones no sólo sobre dibujos, sino que en relación e interactuando la imagen en movimiento del vídeo con las imágenes dibujadas y fijadas, es una de las causas de esa atracción. Esos reclamos del trabajo de Barry, por fortuna, no quedan como gestos efectistas, encantadores y vacuos, sino que encierran problemáticas acuciantes de orden sociopolítico y medioambiental.

'Everything Changes, Nothing Perishes'

Autor
Aideen Barry
La exposición
Se articula en distintas piezas de 'video-mapping' (7) en las que se relacionan vídeo y dibujo sobre papel, entre ellas una con vocación instalativa, pues se apropia de paredes y parte del suelo. A ellas se une un vídeo
Lugar
Galería Isabel Hurley. Paseo de Reding, 39 bajo, Málaga
Fecha
Hasta el 20 de julio
Horario
De martes a jueves, de 11.00 a 13.30 h. y de 17.30 a 20.30 h.; viernes, de 11.00 a 14.00 h. y de 18.00 a 21.00 h.; y sábados, de 11.00 a 14.00 h.

También, del cúmulo de imágenes y temas obtenemos una suerte de concepto de la artista acerca del equilibrio en nuestro planeta. Del equilibrio o de los 'vasos comunicantes' que lo recorren. Esto es, de cómo todo acto tiene su consecuencia; de cómo, indubitablemente, el efecto proviene de una causa; de cómo, aparentemente, nada es gratuito ni inocuo. La teoría del caos se escenificó justamente mediante un proverbio chino que da origen al efecto mariposa: «el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo».

Barry genera una suerte de circuitos que responden a una morfología ambigua, ya que pueden ser gusanos –de hecho reciben el nombre en inglés de éste– como, también, una especie de intestinos o tráqueas, lo que introduce lo orgánico. En otras ocasiones, o en paralelo y en la misma obra, esos circuitos biológicos (gusanos o tráqueas) se replican en circuitos artificiales, como son las tuberías.

Esto nos recuerda a la obra de otra autora también profundamente comprometida con las causas medioambientales, como es la finesa Tea Mäkipää, la cual ha hecho de los circuitos energéticos de los hogares un elemento esencial de algunas de sus monumentales esculturas públicas. Así, se generan algunas piezas de dimensiones notables en las que esos circuitos ocupan buena parte de la superficie de paredes y suelos y de distintos dibujos que se articulan en polípticos, y, lo que es más importante, conecta distintos ámbitos y elementos, generándose, de este modo, la comentada escenificación de relación de las causas y efectos. Ante esos vasos comunicantes que parecen poner en marcha una especie de efecto dominó, no sólo intuimos las consecuencias de los acontecimientos, sino que, dada la presencia del movimiento y lo dinámico, se patentiza la Ley de Lavoisier: «La materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma».

Entre destellos de corriente eléctrica y lumínica, que recorren proyectadas muchas de esas tráqueas dibujadas, el violento centrifugado de una lavadora hace que se pongan en movimiento unos soplillos o molinillos de viento, cuyo aire genera unas pompas de jabón que, tras introducirse por uno de los conductos con forma de gusano, en un claro ejemplo de interrelación entre vídeo y dibujo, vuelven a aparecer en otra localización, a través de ese mismo gusano o tráquea, haciendo mover un 'spinner'. Esas dinámicas o secuencias se repiten de modo infinito, aludiendo tanto a la transformación de la energía, a los vasos comunicantes, a la causa-efecto, así como a lo rutinario y los círculos viciosos.

El 'video-mapping', la proyección de un vídeo sobre una superficie, en el caso de Barry dibujos, pudiendo ser imágenes reales o producto de la animación, de una creación animada, es un claro ejemplo de 'dibujo expandido'. La artista pone en relación distintas 'visualidades', lo real grabado y lo plástico, tanto como lo técnico y lo manual.

El único video como tal, que no es un 'video-mapping', es una grotesca e incómoda representación acerca de las condiciones laborales para la mujer y, en especial, la cada vez más complicada tarea de ser madre y conciliar. Otro aspecto que resulta relevante de esta pieza es la presencia humana. Es decir, la propia artista representa la acción, lo que le otorga, si cabe, mayor honestidad a su obra, una especie de 'hablar en primera persona'.

En esta pieza fílmica, escatológica y abyecta, en la que el 'stop motion' que emplea acentúa lo grotesco y precario, una mujer permanece en el puesto de trabajo por años en un bucle estresante que la convierte en una suerte de gallina ponedora. Ahí mismo, en su puesto, gesta y pare a su hijo, pasando a un segundo plano la crianza y siempre subordinada a lo laboral. Al final, las torres de folios que ocupan su mesa acaban precipitándose sobre ella hasta sepultarla ante la mirada inocente del bebé.

En otra obra vemos cómo se enfrenta con un tono apocalíptico a un asunto como la construcción desaforada, que, escenificada en una urbe superpoblada y caótica en proceso de construcción y desbordamiento, acaba ardiendo y desapareciendo en un fuego devastador cual círculo vicioso. En otra, realiza una suerte de guiño a la cultura española, en especial a las figuras de Goya y de El Quijote. Sobre un dibujo en el que aparecen personas durmiendo, se proyectan molinos de energía eólica mientras el soplido del viento dibuja, en inglés, la leyenda «El sueño de la razón produce molinos de viento». El sueño como deseo de una energía renovable y no tan contaminante.

Por último, debemos destacar la importancia que adquiere el dispositivo de exhibición. El modo de exponerse, con las 'tripas tecnológicas' a la vista, sin quedar ocultas, genera semántica, sentido, significado. Justamente refuerza la presencia dibujada de esos circuitos de transmisión energética. Viene, por así decirlo, a hacernos ver cómo la corriente eléctrica, los destellos que recorren esos circuitos que antes mencionábamos, acaba permitiendo la proyección de imágenes en una especie de bucle infinito.