Gómez Losada tiene mucho teatro

Una de las obras de la muestra. /Migue Fernández
Una de las obras de la muestra. / Migue Fernández

El artista cordobés se estrena en el CAC con 'Romanza', arte convertido en ficción y representación con el protagonismo absoluto de la mujer

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Solo hay un señor barbudo y de aire cervantino. Aunque la falta de nitidez en la composición, la pose femenina y el vestuario con aparente falda juega al despiste. Del resto de personajes de esta exposición consagrada a la figura humana no hay duda: la protagonista absoluta es la mujer. Algunas monumentales, otras simbólicas, varias elegantes, otras más rurales... Y todas surgidas de los pinceles de Miguel Gómez Losada (Córdoba, 1967), que sostiene que esta exposición que abre temporada en el CAC Málaga, 'Romanza', es puro teatro, una gran representación de la vida a traves de la memoria. Y que puestos a interpretar en sus cuadros la ficción del cine y de las tablas «siempre me ha resultado más jugoso el papel femenino».

Todo ese reparto de divas, campesinas, jóvenes, maniquíes y bailarinas tienen un componente romántico del que habla el título de la exposición que, en palabras del propio autor, juegan con la idea principal de lo teatral y lo religioso como una gran escenificación construida desde la memoria de un tiempo pasado. «Hay un intento de escarpar de la actualidad y de detener el tiempo para entender lo que hay después de la muerte«, ha explicado Gómez Losada que apuesta por una colección de mujeres ausentes, que se dejan ver por el espectador y que nunca miran de frente. Como personajes de una película, una serie o una obra.

«Esa mujer romántica y ensimismada pudiera representar la idea de belleza y del paso del tiempo», ha comentado el artista que, con esta primera exposición en un museo, ha tratado de contar su propia historia como un cineasta o un director teatral. «La diferencia está en que esta exposición de pinturas no tienen un guión y lo importante es el clima, la atmósfera y la capacidad de evocación de lo que cada uno tiene en su memoria», ha añadido Miguel Gómez Losada, que apela a la interpretación y la propia idea de belleza de observador para completar su ficción pictórica.

La capacidad evocadora y poética de esta veintena de obras expuestas en el CAC se sostiene en las gruesas pinceladas del autor, que nos transporta en el tiempo con una propuesta personal. Acompañado del alcalde de Málaga, Francisco De la Torre, el comisario de la exposición y director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, Fernando Francés, ha destacado en la presentación de 'Romanza' la capacidad de búsqueda de Gómez Losada, un artista «alejado de las corrientes» y al que no le «preocupa lo que está de moda».

En este sentido, Francés ha asegurado que la apuesta del CAC por la primera colectiva del creador cordobés en un museo rescata su obra más reciente centrada en la exploración de la figura humana, que no ha dudado en calificar de un «salto adelante» en su trayectoria tras una etapa en la que el autor se refugió en su estudio y se alejó de los focos tras llamar la atención en varias ediciones de Arco. «Hasta que vi hace seis años algunas de sus obras en redes sociales y despertaron mi propia memoria», ha señalado el comisario, que ha destacado la capacidad emocional de las mujeres de esta exposición.

«Vamos a morir»

Personajes de medio y gran formato componen este recorrido sensorial y sentimental por el lenguaje del cuerpo, que alcanza incluso lo imponente con la obra monumental 'El Rito'. Más de diez metros de lienzo en el que las mujeres forman un gran 'story-board' que condesa el espíritu de esta exposición «que celebra la vida -ha declarado Gómez Losada- y el paso del tiempo, el cual no es un lamento sino una celebración desde el momento que aceptamos que vamos a morir todos».

Precisamente, en esa idea también ha buceado el propio comisario Fernando Francés que también ha recurrido al cine para enmarcar la fuerza visual y espiritual de 'Romanza'. «Es un viaje a la película 'Los Otros' (2001, Alejandro Amenábar), en la que unos personajes muertos cobran vida para sorprenderse de que están muertos, y aquí ocurre algo parecido con estas mujeres que surgen de la memoria y pertenecen al pasado», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos