El Gobierno rechaza la cesión a Málaga de la Lex Flavia

En la sala 19 del Museo Arqueológico Nacional se exhibe en lugar preferente la Lex Flavia Malacitana, como uno de los instrumentos del poder de Roma./SUR
En la sala 19 del Museo Arqueológico Nacional se exhibe en lugar preferente la Lex Flavia Malacitana, como uno de los instrumentos del poder de Roma. / SUR

En una respuesta parlamentaria al PSOE, el Ejecutivo se niega al traslado permanente o temporal del acta fundacional de la ciudad

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZMálaga

El documento es amplio, casi dos folios, y la decisión no se hace esperar. Llega en la primera línea: «Se informa del criterio negativo a la cesión permanente o temporal de la Lex Flavia Malacitana (en adelante, Lex) al Museo de Málaga». Es la categórica repuesta que el Gobierno central acaba de dar a la reivindicación ciudadana que se activaba con la inauguración del Museo de Málaga en diciembre de 2016 y que planteaba el regreso de las planchas de bronce de época romana que representan, en la práctica, el acta fundacional de la ciudad de Málaga.

La reclamación llegaba al Congreso de los Diputados apenas dos días después de la inauguración del museo de la Aduana, con la presentación por parte del PSOE de una proposición no de ley que planteaba el regreso de la Lex Flavia. La iniciativa iba de la mano del Colegio de Abogados de Málaga y ahora ha obtenido la rotunda negativa por parte del Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al PSOE adelantada ayer por SUR en su edición digital.

El Gobierno argumenta su rechazo al regreso de la Lex Flavia en tres razones básicas. Las primeras están relacionadas «con su adscripción a la colección estable del Museo Arqueológico Nacional (MAN)». El segundo motivo se refiere justo al protagonismo de la Lex Flavia en el montaje del remozado MAN. No en vano, el propio Gobierno reconoce que se trata de una pieza «de primer orden a nivel mundial», dado que «refleja la realidad jurídica, administrativa e incluso cotidiana de las ciudades romanas de la Bética y que sirvió de modelo para los fundamentos del Derecho actual».

«Estas piezas arqueológicas –sigue el Gobierno–, debido a su extraordinario valor como piezas únicas, nunca han salido del MAN desde la fecha de su adquisición». Y como para poner paños calientes, el Ejecutivo sostiene a renglón seguido: «Es de señalar que en el año 1994 se realizaron reproducciones exactas de estas tablas, para atender el elevado número de peticiones de préstamo en exposiciones temporales nacionales e internacionales».

En este segundo capítulo el Gobierno deja otra vez clara su negativa: «Las seis tablas ocupan hoy un lugar muy destacado en la nueva instalación museográfica de las Salas de Hispania Romana del MAN, por lo que no se contempla la posibilidad de prestarlos, ni siquiera de forma temporal, al Museo de Málaga».

El último apartado en la negativa del Gobierno tiene que ver con la «conservación, documentación, investigación, exhibición y difusión del patrimonio histórico custodiado» en el Museo Arqueológico Nacional. Entiende el Gobierno que el MAN «cumple un papel de representación de los pueblos y culturas que han trazado la historia de España» y que la Lex Flavia Malacitana «forma parte de un patrimonio histórico común que le dota de una proyección por encima de su ubicación geográfica o de su ámbito local».

El Gobierno admite que se trata de una pieza «de primer  orden a nivel mundial»

Y por si quedara alguna duda, el Gobierno añade: «Cabe señalar que primar el origen de los bienes culturales sobre su contextualización en un relato que difunde y hace accesible a la ciudadanía el conjunto del patrimonio histórico español pondría en riesgo la razón de ser de una institución como el MAN, que recientemente ha cumplido 150 años de historia. Por lo tanto, no se contempla ningún acuerdo con la Junta de Andalucía para que –a corto o medio plazo» las tablas originales de la Lex puedan exponerse en el Museo de Málaga, ni siquiera temporalmente».

El PSOE critica la decisión

Ante semejante jarro de agua fría, el diputado socialista por Málaga Miguel Ángel Heredia consideraba ayer «intolerable» la respuesta. «Estamos ante un nuevo desprecio del Gobierno del PP a la apuesta cultural de Málaga. El Gobierno de Rajoy no sólo no invierte en Málaga en materia cultural, como es el caso de la Biblioteca de San Agustín o la Trinidad, sino que ni siquiera permite que se puedan contemplar en la ciudad estas tablas», criticaba Heredia.

El diputado socialista recordaba que la reivindicación para que la Lex Flavia Malacitana regrese, de forma temporal o permanente, a su lugar de origen «ha sido una constante a lo largo de los años». Y añade: «El Museo de Málaga en la Aduana, una conquista de la sociedad civil malagueña, abría la oportunidad a la ciudad de acoger obras del valor patrimonial, histórico y arqueológico de las tablas de la Lex Flavia Malacitana».

«Málaga ya se ha consolidado como un destino cultural a nivel mundial y no hay sitio mejor para que la Lex Flavia Malacitana pueda ser contemplada», seguía Heredia antes de acotar: «Desde el PSOE de Málaga hemos trabajado en coordinación con colectivos de la ciudad como el Colegio de Abogados de Málaga para que los malagueños y las malagueñas puedan contemplar en el recién inaugurado Museo de Málaga, una de las muestras arqueológicas más importantes de nuestra provincia, la Lex Flavia Malacitana».

Asimismo, el diputado socialista apelaba al «consenso de todas las fuerzas políticas malagueñas para que sea posible que el Museo de Málaga pueda exponer la Lex Flavia en las condiciones que sean más adecuadas. Dado que estamos ante una de las muestras arqueológicas más importantes de la provincia –seguía Heredia–, parece conveniente que la Lex pudiese ser expuesta, al menos temporalmente, en el Museo de Málaga para el disfrute de todos los malagueños y malagueñas, siempre que la integridad de las tablas no se vea amenazada por razones de conservación y/o traslado».

Por ese motivo, Heredia anunció el registro de una pregunta oral en el Congreso, «pidiendo al Gobierno que explique su negativa cerrada a que Lex Flavia pueda venir al Museo de Málaga y pueda ser contemplado por los malagueños y malagueñas».

Cabe recordar que la Lex Flavia Malacitana fue hallada en 1851 en la zona de El Ejido. Se trata de un conjunto de cinco tablas de bronce que recogen los estatutos de la nueva ciudad malacitana. Las planchas iban a ser vendidas al peso en un almacén de la calle Carreterías, hasta que Jorge Loring Oyarzábal, que con los años se convertiría en marqués de la Casa Loring, tuvo noticia del descubrimiento y las adquirió. La pieza se incorporó a la Colección Loringiana, origen de la sección de Arqueología del Museo de Málaga, si bien permanece en el Museo Arqueológico Nacional ya que Loring vendió este conjunto al Estado poco antes de morir en 1897.

 

Fotos

Vídeos