Tenemos Gato se luce con 'La Perra'

Un momento de la representación. /Germán Pozo
Un momento de la representación. / Germán Pozo

Diálogos inteligentes e interpretaciones exquisitas elevan el quinto montaje de la compañía malagueña

FERNANDO MORGADO

Pocas señales hay mejores de la calidad de una obra que salir del teatro con ganas de más. En el caso de 'La Perra', tras el capítulo final a uno le apetece seguir rascando en esos personajes que durante la representación ya han mostrado algo más que su superficie. Lo justo para no resultar planos, pero también bastante como para que en la mente del espectador se puedan crear más escenas a partir de las relaciones mostradas sobre las tablas. En ese aspecto y en muchos otros, 'La Perra', el quinto montaje de la compañía malagueña Tenemos Gato, cautivó a un Teatro Echegaray lleno para su estreno dentro de la programación del Festival de Teatro de Málaga.

Porque la nueva creación de Cristina Rojas, que encarna también a la protagonista, ahonda en temas ya tratados por otras obras del grupo de teatro, pero también muestra una evolución propia de los más de diez años que lleva Tenemos Gato como compañía teatral. La premisa de 'La Perra' es sencilla y en apariencia inocente: una familia se reúne en Nochevieja y la mascota de la pareja protagonista se escapa espantada por los petardos que celebran el fin de año. A partir de ahí, un carrusel de personajes –hasta 15, interpretados solo por cinco actores– y una historia cómica que va mutando en tragedia cotidiana salpicada de realidad: el feminismo, el animalismo y la política hacen de 'La Perra' una obra de su tiempo, mientras que la maternidad, la soledad o los conflictos familiares forman la base del relato.

Los espectadores se encontraron anoche en el Echegaray con una grata sorpresa en forma de diálogos inteligentes –especialmente la discusión de pareja en el ecuador de la obra, tan real que sobrecoge– y de unas interpretaciones exquisitas y, sobre todo, naturales. Y de regalo, la banda sonora escogida, con canciones de José González –ese 'You're an Animal' que abre y cierra la función–, Lole y Manuel, Pony Bravo, Natalia Lafourcade y Devendra Banhart versionando a Rodrigo Lara, Compay Segundo y los Smashing Pumpkins, entre otras. La música, junto con las referencias en el texto a películas como 'Call me by your name' y la elección de la escenografía y el vestuario demuestran el gusto de los responsables de Tenemos Gato y su intención de impregnar sus representaciones de ingredientes que ayuden a crear un pequeño universo estético en cada montaje.

Aunque se sienta sola en la piel de su personaje, Cristina Rojas está muy bien acompañada en el escenario por Raquel Mirón, Homero Rodríguez, Chema del Barco y Mónica Mayén, que se desdoblan a la vista de toda la audiencia. Porque todo lo que ocurre en 'La Perra' lo hace en el propio escenario, desde el calentamiento de los actores hasta los cambios de vestuario o los efectos de sonido. Teatro sincero que no pudo terminar de otra manera: con el aplauso unánime del público, que seguro atravesó la calle Echegaray a la salida con la mente llena de preguntas y alguna que otra revelación.