Los festivales comienzan a implantar medidas contra el plástico

Los festivales han comenzado a imponer prohibiciones contra el plástico para reducir la cantidad de residuos que se generan. El primero en comenzar con estas medidas ha sido el Festival de Glastonbury (Gran Bretaña) que ha prohibido la venta de botellas de plástico de un solo uso durante su celebración. A pesar de que la iniciativa buscaba concienciar a sus asistentes, no se ha podido evitar la acumulación de toneladas de basura aunque muchos testigos aseguran que se ha reducido. La iniciativa consistía en que los asistentes debían llevar consigo su propia botella de agua y podían rellenarla en diversos puntos que fueron habilitados para ello, pero debido a las altas temperaturas se generaron largas colas.