El festival de poesía Irreconciliables firma su edición más internacional

Presentación de la última edición de Irreconciliables en el Museum Jorge Rando. / Fernando Torres

La octava entrega de la cita malagueña reúne a creadores de diversas latitudes con el músico nortearicano Chris Garneau entre sus principales atractivos

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Han arrastrado durante doce horas por todos los barrios de la ciudad un carrito de supermercado lleno de libros de poesía. Han llenado el auditorio del Centro Cultural María Victoria Atencia con dos escritoras hablando de la muerte de sus hijos. Han llevado la música popular contemporánea a los patios de los museos. Han demostrado con aforos completos que los versos tienen mucho que decir en una generación vapuleada por la crisis. Y así, de a poco, el festival Irreconciliables se ha convertido en el evento poético más potente, diverso y desprejuiciado de cuantos se celebran en Málaga. Ahora la cita presenta las bazas de su octava edición, la tercera a cargo de Violeta Niebla y Ángelo Néstore.

Programada del 2 al 5 de octubre en distintos escenarios de la ciudad, la nueva entrega de Irreconciliables viene marcada por su ambiciosa vocación internacional. El cantante norteamericano Chris Garneau, cuya popularidad en España se vio espoleada por su participación en la banda sonora de la película de Pedro Almodóvar 'La piel que habito', encabeza un cartel que incluye entre sus principales referencias foráneas a Koleka Putuma (Sudáfrica), Ifiyenia Dumi (Grecia), Franco Buffoni y Maurizio Cucchi (Italia) y Elena Vlădăreanu (Rumanía), que participarán en el festival malagueño de la mano de Acción Cultural Española (AC/E).

Justo el amplio respaldo institucional, público y privado, se mantiene como una de las grandes fortalezas de Irreconciliables. Así, el Ministerio de Cultura y Deporte, el Instituto Italiano de Cultura, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga figuran entre las entidades públicas que apoyan el evento. Además, Irreconciliables también cuenta con el respaldo de entidades como la Fundación Unicaja, la Fundación Cruzcampo (incorporada en esta edición), la Universidad de Málaga, el Centre Pompidou Málaga, la Colección del Museo Ruso, que actúan como algunas de las diferentes sedes por las que se despliegan las actividades del programa.

Llega así el festival dedicado «la poesía de los que usan Tinder, Grindr o Wapa, de los que nacieron después del año 2000», como lanzan sus promotores. «La poesía que se aleja de su área de confort, la poesía que rompe los esquemas y el corsé del verso anquilosado, la poesía que baila reguetón», añaden los ideólogos del festival. Reivindica así Irreconciliables su «espíritu gamberro y kinki» que este año tendrá una de sus propuestas menos convencionales en la «poesía cerda» a cargo de los pUMA, grupo surgido del taller de poesía de la universidad malagueña.

Travesía poética

El taller 'Actitud poética' a cargo de Rubén Barroso y la 'Guía práctica para ganar todos los premios de poesía' impartida por Ben Clark ya tienen todas sus plazas agotadas. Entre las iniciativas más singulares del festival también surgen «experiencias» como 'Sal de la pantalla y léeme', donde el participante se cita con el poeta-actor en su casa o la actividad 'Cocktail prohibido para universitarios', entre la poesía y la performance, con la participación de Violeta Gil y Abraham Boba.

La ya tradicional travesía en barco por la bahía tendrá este año una tripulación poética formada por Juan José Téllez, Carlos Catena y Antonio Lucas, mientras que la malagueña María Eloy-García presentará su nuevo libro, 'Los habitantes del panorama' dentro de la programación del festival malagueño.

«En definitiva -cierran Niebla y Néstore en la presentación-, un año más hemos puesto todo nuestro empeño en alejarnos de lo ya establecido, en demostrar que la poesía puede ser líquida, sólida o gaseosa».