La UMA exhibe su #MeToo artístico

Artistas y gestoras presentaron la muestra./ ÑITO SALAS
Artistas y gestoras presentaron la muestra. / ÑITO SALAS

La Universidad estrena en el Rectorado una colectiva con 18 artistas andaluzas contemporáneas

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La mujer acarrea el cubo de la fregona en el recibidor de la Cinemateca de Tánger. En ese momento alza la cabeza, mira a la cámara y el gesto queda grabado en el objetivo de Mar García Ranedo, que añade a modo de pie de foto: 'Existo, porque cuando miro soy vista'. Ahora podría abrirse el foco, la mirada, para extrapolar ese afán de visibilidad a #TODAS, la exposición colectiva inaugurada ayer en la sala del Rectorado de la Universidad de Málaga (UMA) a modo de reivindicación del trabajo de las creadoras andaluzas actuales. Un #MeToo artístico, por seguir la senda de la campaña en redes sociales convertida ya en emblema de la lucha feminista.

Porque #TODAS reúne la obra de 18 creadoras contemporáneas nacidas o instaladas en la región a través de un planteamiento diverso tanto en formas como en fondos, en sensibilidades y perspectivas. Desde las reflexiones en torno al cuerpo (y la sensualidad en ocasiones) de Paloma de la Cruz y Marina Vargas a la relación con la naturaleza vista en Noelia García Bandera, Moreno&Grau y Florencia Rojas, pasando por el espíritu combativo de Marina Cañas, Verónica Ruth Frías y Nuria Carrasco, hasta desembocar (o empezar el paseo) por la pura potencia plástica a cargo de Ángeles Agrela, Ana Barriga y Leonor Serrano Rivas.

«No es un proyecto fácil al que sumarse, porque hay lenguajes, miradas y contextos diferentes», ofrecía ayer Marta del Corral, comisaria del proyecto junto a Lorena Codes. Así, la pintura, la escultura, la fotografía y la instalación conviven en la sugerente colectiva que podrá visitarse en el Rectorado hasta el próximo 25 de mayo. Justo sobre esa vocación diversa también reflexionaban Moreno&Grau y Noelia García Bandera y está última añadía: «Ojalá se nos vaya escuchando a través de nuestras propias obras».

Ese coro de voces de artistas andaluzas contemporáneas resuena ahora en el Rectorado, también a modo de afinado grito reivindicativo. Lo recordaba la vicerrectora de Cultura Tecla Lumbreras cuando esbozaba el último informe de la asociación Mujeres en las Artes Visuales (MAV) relativo a la última edición de la feria de arte contemporáneo Arco.

Allí, apenas el 6% de los autores representados eran artistas españolas y sólo un tercio de las galerías incluidas (el 34%) estaban dirigidas por mujeres. Del otro lado de la balanza, el 80% del comité de selección de la feria está formado por hombres. «Y no es que no haya mujeres artistas y gestoras», enarbolaba Lumbreras antes de atinar que el 65% de los licenciados en Bellas Artes son mujeres, porcentaje que se eleva al 75% cuando se trata de graduados en Historia del Arte.

«¿Dónde están las mujeres artistas?», se preguntaba Lumbreras. La respuesta espera en las salas del Rectorado de la UMA.