Las dos empresas excluidas del concurso del CAC Málaga recurren la decisión ante el Ayuntamiento

El CAC Málaga permanece cerrado desde el pasado día 1. /Migue Fernández
El CAC Málaga permanece cerrado desde el pasado día 1. / Migue Fernández

La iniciativa supone un nuevo retraso en el proceso para escoger el gestor del centro de arte, cerrado desde el día 1

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

El concurso para la gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) se ha convertido en una novela por entregas y este lunes ha escrito un nuevo capítulo en su trama. Las dos candidatas que quedaron excluidas del proceso el pasado 1 de abril (Eulen Art y la unión temporal de empresas formada por Factoría de Arte y Desarrollo, Gacma y Prosegur) han presentado sendos recursos ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales del Ayuntamiento de Málaga en contra de esta medida. La iniciativa supone, de partida, un nuevo retraso en el procedimiento para la elección del gestor del CAC Málaga, que permanece cerrado desde el pasado día 1 ante el vencimiento del contrato anterior y la falta de resolución de la licitación en curso para elegir a una concesionaria para los próximos cinco años.

Fuentes de ambas empresas han confirmado a SUR la presentación del recurso, que en los dos casos plantea al tribunal la readmisión en el proceso de selección. En este punto, conviene recordar por qué fueron excluidas estas dos candidatas. Por empezar por el principio, cada aspirante a la gestión del CAC Málaga debía presentar su propuesta en tres sobres diferentes. El número 1 se refería a la información administrativa de cada concursante; el número 2 contenía el proyecto expositivo para el centro de arte y el número 3, la oferta económica.

Las seis candidatas que se presentaron al concurso superaron el primer corte. El segundo dependía de la valoración de un grupo de expertos, que elevó a la mesa de contratación una pregunta al encontrar en el sobre que debían evaluar (el número 2) información que sólo debía incluirse en el tercer sobre, relativo a cuestiones medibles mediante fórmulas matemáticas. En concreto, los especialistas detectaron información relacionada con los cursos de formación que las empresas pensaban dar a sus respectivas plantillas en caso de ganar el concurso. La mesa de contratación determinó que la decisión dependería del grado de detalle que las empresas dieran en el segundo sobre de esos planes de formación y decidió que Eulen y la unión de empresas mencionada quedaran fuera del proceso.

Ahora ambas candidatas recurren esa decisión y la medida plantea un nuevo parón en el curso de la licitación. Fuentes municipales consultadas por SUR explican que hasta que el tribunal municipal no resuelva ambos recursos, la adjudicación detiene su proceso. De este modo, queda por ver si el gobierno municipal podrá cumplir su previsión de llevar a la Junta de Gobierno Local de este viernes la propuesta de adjudicación de la mesa a Gestión Cultural y Comunicación, concesionaria del CAC Málaga desde sus orígenes y candidata que lidera el concurso. En este sentido, las fuentes municipales consultadas avanzan que una vez respondidos los recursos, en caso de seguir el proceso sin cambios, el gobierno municipal no esperaría al calendario habitual de celebración de la Junta de Gobierno Local cada viernes, sino que se convocaría una reunión extraordinaria para aprobar la adjudicación y así recortar los plazos.

Entonces se abriría un nuevo frente que por ahora permanece latente. Porque a partir del anuncio de la adjudicación por parte de la Junta de Gobierno Local empezaría a correr el plazo de 15 días hábiles para que el resto de las licitadoras puedan presentar alegaciones a esa decisión y al menos una de las aspirantes ya ha anunciado su intención de presentar estas acciones. De este modo, en el escenario menos dilatado en el tiempo, sería ya en las primeros días de junio (después de las elecciones locales del 26 de mayo) cuando el gobierno municipal en funciones firmaría el contrato para la gestión del CAC Málaga durante los próximos cinco años por 12,97 millones de euros.