«El director del CAC Málaga se dedica a los negocios, yo a la cultura. No entro en ese tipo de trapicheo»

José María Luna, durante su participación en la sección de SUR.es '5 minutos al Cubo'. / Pedro J. Quero

«Con los medios que tenemos estamos haciendo el máximo posible», defiende el director de Centre Pompidou Málaga, el Museo Ruso y la Casa Natal

ANTONIO JAVIER LÓPEZ y SERGIO CORTÉS

Los focos se han colocado sobre las extensiones en Málaga del Centre Pompidou y del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo que José María Luna dirige junto con la Casa Natal de Picasso a través de una agencia municipal. Luna acude a la sección de SUR.es '5 minutos al Cubo' para repasar la actualidad de esos espacios y para responder a la afirmación del director del CAC Málaga, Fernando Francés, que en '5 minutos al Cubo' sostuvo, en alusión a los centros de la agencia: «Si a mí me dan la gestión de los cuatro grandes museos de la ciudad, los rebajo en tres millones al año, aumentando todos los parámetros. Y si no, pago yo».

En los museos, como en la vida, ¿mejor vivir de alquiler o en propiedad?

–Mejor vivir. Lo importante en la vida es vivir. Y en los museos y en la vida hay que vivir.

¿Y entre las dos opciones?

–Seguir viviendo. Mientras hay vida, hay esperanza y, si tiramos del dicho, la esperanza es lo último que se pierde y hay que aprovechar cada día para vivir.

¿Ha perdido la esperanza en que dejen de nombrar alCentre Pompidou Málaga y al Museo Ruso como 'museos franquicia'?

–No. La esperanza es lo último que se pierde, pero creo que no es un término apropiado porque no es correcto, pero creo que ya Málaga y el resto de España está aceptando como una realidad la presencia de la Colección del Museo Ruso en Málaga y la presencia del Centre Pompidou en Málaga.

«No hay ética sin estética y nosotros estamos muy preocupados por nuestra ética»

Dicen las estadísticas que los turistas que acuden a la ciudad se quedan menos de dos días de media. ¿Qué museos visitaría usted en ese tiempo?

–¿Si viniese a Málaga?

Sí.

–Evidentemente el (Museo) Picasso, como es natural. Su Casa Natal, la Colección del Museo Ruso, el Centre Pompidou y... el Museo de la Aduana, el Thyssen, el Centro de Arte Contemporáneo... Todos los que me diera tiempo a ver, porque es mi profesión y es mi pasión y Málaga tiene hoy la mejor oferta de museos de España, probablemente.

«El ahorro no nos lleva a la excelencia. La cultura sin excelencia no es cultura»

En ese mismo Cubo, el director del CAC Málaga sostuvo que podía rebajar en tres millones el gasto de los museos de la agencia y que si no, pagaba él. ¿Le firma el traspaso?

–Bueno, si él puede pagarlo... Él se dedica a los negocios, yo me dedico a la gestión de la cultura y a la cultura. No entro en ese tipo de trapicheo. Yo lo que sé es que con los medios que tenemos estamos haciendo el máximo posible y hay un equipo entusiasmado, ilusionado y muy motivado que está dando lo mejor de sí para ofrecer a Málaga esta excelencia en nuestras producciones, porque efectivamente, lo importante en la cultura es la excelencia no el ahorro. El ahorro no nos lleva a la excelencia. La cultura sin excelencia no es cultura.

¿Lo considera una deslealtad, trabajando ambos para el Ayuntamiento de Málaga?

–Yo no voy a entrar en valoraciones, pero sí le puedo decir lo que se atribuye a algunos autores, unos a Wittgenstein y otros a Kierkegaard: 'No hay ética sin estética'. Y nosotros estamos muy preocupados por nuestra ética, por hacer un trabajo con una valoración ética alta, y también con una estética, como he dicho antes, vinculada a la excelencia, que es lo que nos preocupa.

«La autonomía es realmente alta. Por eso siempre me rebelo cuando se habla de franquicia»

¿Falta esa ética en la dirección de otros museos de la ciudad?

–No he dicho eso, he dicho que no hay ética sin estética.

¿Y cree que se trabaja con ética y con estética en todos los museos de la ciudad?

–Creo que todos los museos de la ciudad componen una oferta cultural de primera magnitud, que está diferenciando y singularizando a Málaga y poniéndola en un mapa que hace que el crecimiento de personas que están viviendo a la ciudad para ver esos centros culturales y esos museos sea exponencial y, lo que es más importante, que los ciudadanos de Málaga estén adquiriendo y mejorando su hábito de participar en actividades culturales de primer nivel como la que ofrecen la más de una treintena de centros culturales y museísticos que hay en la ciudad.

Un gigante por consolidar

Habla de esa 'Málaga, ciudad de museos', que es el eslogan que se ha acuñado en este tiempo, pero ¿estamos ante un gigante con los pies de barro?

–No necesariamente. Es un gigante que tiene que ir consolidándose. Estamos hablando de un proyecto que en el mejor de los casos tiene tres lustros de recorrido, pero que ha tenido su eclosión en estos últimos cuatro años con la apertura y la proyección internacional que nos ha dado la inauguración de la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo y del Centre Pompidou Málaga.

«Málaga tiene hoy la mejor oferta de museos de España»

Al hilo de esas dos filiales, ¿qué grado de autonomía real tienen con respecto a sus museos matriz?

–La autonomía es realmente alta. Por eso, como me preguntaba antes, siempre me rebelo cuando se habla de franquicia. Tenemos un acuerdo, una asociación con estos dos centros que nos permite, por un lado, acceder a la marca, pero también, por otro lado, acceder a colecciones realmente importantes. Esta exposición próxima que inauguraremos en este año 2019 en el Museo Ruso con las mujeres en el arte ruso o con las amazonas de las vanguardias, las mujeres de las vanguardias históricas, van a ser muy difícil de ver en el mundo. La que inauguraremos de Matisse en el Centre Pompidou es también muy difícil. La que ahora tenemos de Malévich no se va a volver a ver en España y muy difícilmente en el mundo. Eso es lo que nos permite estar asociados con estos grandes centros.