Diana Navarro transita de su pop con copla hacia las mineras en La Unión

Diana Navarro transita de su pop con copla hacia las mineras en La Unión

La cantante malagueña encandila al público con una arriesgada actuación en la primera gala del Festival Internacional del Cante de las Minas

EFE MÁLAGA.

La cantante malagueña Diana Navarro encandiló ayer en la primera gala del Festival Internacional del Cante de las Minas con una actuación basada en su último disco, 'Resiliencia', aunque concluyó su repertorio con mineras y tarantas en homenaje al escenario, el Antiguo Mercado Público de La Unión.

Ante un auditorio que ocupó tres cuartas partes de la Catedral del Cante, Navarro quiso homenajear los cantes mineros y levantinos con una composición hecha para la ocasión y que dio el contrapunto a un concierto basado en el pop mezclado con otros estilos como la copla. «No me lo toméis como una osadía», rogó a los espectadores.

Acompañada por Juan Antonio Suárez Cano a la guitarra y Antonio Campos al cante, la malacitana se adentró en un terreno arriesgado en el que salió airosa ante un público agradecido por el esfuerzo y la empatía mostradas en una actuación en la que recorrió los principales temas de 'Resiliencia', publicado en 2016 y cuya gira concluirá a finales de este año.

Navarro, que tiene previsto publicar un nuevo trabajo en febrero de 2019, demostró que es una figura primordial en la renovación de la copla y el flamenco, donde ha acreditado la fuerza de su voz al tiempo que ha explorado nuevos caminos.

Vivencias personales

Con una puesta en escena que simulaba un camerino, la cantante malagueña defendió ante el público las canciones de un álbum que, según confesó, es un muestrario de sus vivencias y, como dice el título de su último disco, una reflexión sobre la capacidad de resistir sin llegar a romperse que tiene el ser humano.

En definitiva, una actuación en la que Diana Navarro transitó por el pop melódico, la copla y la saeta y concluyó congraciándose con La Unión arrancándose por cantes flamencos, entre ellos una minera que se fundió con la Catedral del Cante.

Miguel Ortega

La noche comenzó con la actuación del sevillano Miguel Ortega, ganador de la Lámpara Minera de 2010, quien quiso lanzar un guiño al público unionense comenzando, con Manuel Herrera a la guitarra, con la minera que le dio la gloria hace ocho años.

Ortega, que también consiguió premios en las ediciones del Cante de las Minas en 1999 y 2000, demostró su polivalencia, el corte académico, su manejo preciso del compás y la correcta afinación con un repertorio donde también hubo hueco para otros cantes, como las alegrías, las seguiriyas o las soleás.

El artista de Los Palacios demostró que se puede aparecer con solvencia en un escenario tan exigente como la Catedral del Cante, donde abrió las galas flamencas que cerrará el próximo martes el guitarrista Vicente Amigo, en cuyo elenco suele aparecer habitualmente.

Ortega dejó un muy buen sabor de boca en su papel de cantaor 'pa lante', donde fue capaz de andar con la misma seguridad y acreditar la misma valía que en sus apariciones como cantaor de baile, su principal rol en el mundo del cante jondo.

La tercera jornada del festival arrancó en el salón de actos de la Casa del Piñón con la recepción oficial a las autoridades del Bierzo y de la Coral Polifónica Bembibrense, desde donde se desplazaron a la avenida del Flamenco-avenida Joaquín Costa para protagonizar el homenaje a la cuenca minera de esta comarca leonesa.

Homenaje al Bierzo

Desde hace dos años, el festival unionense homenajea a las diversas cuencas mineras españolas. Al igual que la Sierra Minera, la minería berciana data de tiempos de los romanos transformado su paisaje en Las Médulas, luego se centró en la explotación del carbón y, actualmente, son el turismo y la industria agroalimentaria los motores de la comarca.

El alcalde de La Unión y presidente ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Pedro López, ha invitado a firmar en el libro de honor de la Fundación a Gerardo Álvarez Courel, presidente del Consejo Comarcal de El Bierzo, y a Mari Paz Martínez, alcaldesa de Fabero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos