El Ciclo de Danza de Málaga baila al ritmo de ellas

'Cartas del desasosiego' se representará en el Teatro Cervantes./SUR
'Cartas del desasosiego' se representará en el Teatro Cervantes. / SUR

Luz Arcas, Nieves Rosales y Ana Rando encabezan la apuesta por el talento local del ciclo de danza, donde también bailarán el Víctor Ullate Ballet, el Ballet Nacional Ruso y la coreana Kim Bock Hee Dance Company

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍOMálaga

La lucha de María Teresa León, la literatura melancólica de Fernando Pessoa, el universo vital y creativo de Marc Chagall. Tres nombres propios de la Historia que reviven en cuerpo y baile con Luz Arcas, Nieves Rosales y Ana Rando. Las coreógrafas y bailarinas malagueñas encabezan la apuesta por el talento local de una nueva edición del Ciclo de Danza en los teatros municipales. Un programa que se extiende hasta el 30 de octubre con la aportación internacional del Ballet de Víctor Ullate ('Carmen. 19 de octubre), el Ballet Nacional Ruso ('El lago de los cisnes'. 16 de octubre), la compañía coreana Kim Bock Hee Dance Company ('Perfume de danza'. 17 de octubre) y el Balleto di Siena ('Notre Dame de París'. 20 de octubre) en el Cervantes

«La obra remueve y hace conectar con el pasado más reciente». Luz Arcas habla de 'Una gran emoción política' aún impactada por la repercusión que la obra ha tenido en su estreno en el Teatro Valle-Inclán de Madrid. En la primera coproducción de La Phármaco con el Centro Dramático Nacional, Arcas y Abraham Grajera saldan una deuda histórica con María Teresa León, intelectual, feminista, comunista y republicana que vivió a la sombra de su marido, el poeta Rafael Alberti.

'Una gran emoción política' (18 de octubre) baila la compleja personalidad de la autora del 27, «reivindicándola como una intelectual y pensadora, recuperando su visión del mundo más que la biografía y la anécdota». A quien la conocía, le conmueve. Y quien no, «ha empezado a preguntar por ella». Málaga será su segunda parada y aquí aterrizará La Phármaco recién llegada de Japón. Luz Arcas presenta esta noche en Tokio y mañana en Okayama 'Kaspar Hauser. El huérfano de Europa', además de impartir diferentes talleres. «Nuestros trabajos se alimentan de muchos lugares, el 'butoh' es una técnica que nos ha influido a todos los coreógrafos actuales y la tradición teatral japonesa, como el 'kabuki' y 'nō', es muy importante. Esta es una de las cunas de las artes escénicas», declara.

Homenaje

Dentro de la vida y obra de otro escritor referencial se moverá también Nieves Rosales. 'Cartas del desasosiego' (21 de octubre) rinde homenaje a Fernando Pessoa apoyado en tres pilares de su existencia: Lisboa, el amor y la melancolía. SilencioDanza transita por una línea entre el flamenco y el fado, unidos por ese «sentimiento nostálgico» tan arraigado en ambos géneros, con un espectáculo que le permite mostrar «otras caras» hasta ahora ocultas. «Es un montaje diferente a la línea que lleva la compañía», avisa Rosales. Con Alfredo Lagos a la guitarra y Vicente Soto al cante (entre otros músicos), 'Cartas del desasosiego' es el espectáculo más jondo de la bailaora, con martinetes, seguiriyas y soleás, sin dejar de lado su faceta contemporánea.

A Ana Rando le correspondió inaugurar ayer el ciclo con 'Azul Prusia azul Berlín' (Teatro Echegaray. Hasta el 20 de octubre), la propuesta que también estrena el curso de Factoría Echegaray. La pieza que hace dos años presentó en el Museo Ruso inspirada en la obra de Marc Chagall es la semilla de un espectáculo más ambicioso que explora la creación y las vivencias del pintor bielorruso, desde su nacimiento hasta el fallecimiento de su esposa. Ana Rando coreografía y dirige un montaje que sigue al artista en su constante itinerancia. Lo hace con una puesta en escena que refleja el color de sus cuadros (como el que da título a la obra), con música klezmer –y de autores rusos– y textos en yiddish para sumergir al espectador en el universo artístico y vital de Chagall. «Se respira esa actitud de fábula constante en la mayor de las tragedias», expresa Rando.

El Echegaray será la sede de los montajes más heterodoxos, desde 'María Zambrano, la palabra danzante' de Karlik Danza Teatro (22 de octubre) hasta 'Bailar en hombre' (24 de octubre) donde Fernando López aborda la evolución de los códigos de género y sexualidad dentro del flamenco. También aquí se presentarán los 'Nuevos valores de la danza en Málaga' (27 de octubre): Lara Balboa, Raúl Durán y Re-Danza Cía. «Nos da opción de poner a la vista de una gran cantidad de público propuestas nuevas y frescas, que no aparecen en las programaciones de teatro normal», aseguró Durán, que en 'Cuerpo-escombro' lanza una crítica social sobre el «uso y desuso» del cuerpo.

Es una de las citas de 'Ventana Abierta a la Danza', el programa dirigido por Jorge López que traspasa el escenario con danza en la calle (los días 21, 24, 25, 26 y 28 en la calle Alcazabilla y en la plaza de Jerónimo Cuervo) y con talleres y mesas redondas dirigidas a profesionales del sector, en colaboración con el Conservatorio Superior de Danza y la Universidad de Málaga.