El Cid: «La corrida de Málaga puede ser un punto de inflexión en mi temporada»

María Domecq y El Cid junto a autoridades y organizadores. /  H. CORTÉS
María Domecq y El Cid junto a autoridades y organizadores. / H. CORTÉS

El diestro dialoga con María Domecq, cuya ganadería, Lagunajanda, protagoniza junto a la de Santiago Domecq el VI Desafío Taurino

A. M. ROMERO MÁLAGA.

«Afronto la corrida del día 12 de agosto en Málaga con mucha ilusión y vengo a por todas porque puede ser un punto de inflexión en mi temporada y cara a la del año que viene para poder volver a entrar en el circuito de las grandes ferias». Así se sinceró ayer El Cid durante el dialogo que mantuvo con la ganadera María Domecq y moderado por el periodista José Enrique Moreno en la presentación de la sexta edición del Desafío Taurino.

Un desafío auspiciado por las Asociaciones Taurinas malagueñas representadas por Francisco Gallado y apoyada por la empresa de La Malagueta, Toros del Mediterráneo, que estuvo representado por el empresario José Carlos Escribano, y que este año protagonizarán los hierros de Lagunajanda -lo lidiarán El Cid, Paco Ureña y José Garrido- y Santiago Domecq -la estoquearán El Fandi, López Simón y Ginés Marín-.

El Cid destacó que Málaga ha sido una plaza «muy importante» en su trayectoria y recordó sus actuaciones con las corridas de Guardiola y remarcó que tiene buenos recuerdos de los festejos en los que ha lidiado reses de Lagunajanda. «Es una ganadería puntal de otras muchas y su finca tiene mucha historia y me trae muchísimos recuerdos de cuando he tentado allí», afirmó.

El Cid manifestó que llega a La Malagueta totalmente recuperado de la cornada sufrida en Madrid. «Hay cornadas que te hacen mella para mal y otras para bien. Yo he salido del último percance muy reforzado mentalmente. Me encuentro a un nivel muy bueno y muy alto», subrayó.

María Domecq defendió la competencia entre los ganaderos y los toreros y reivindicó la suerte de varas «que se está perdiendo». Sobre la definición del toro encastado dijo: «Es un toro que vaya con el hocico por el suelo, que embista con poder y hasta el final y que en el caballo vaya las veces que tenga que ir y pelee; el toro encastado es el que no te hace bostezar en la plaza», subrayó la ganadera.

Escribano dijo que la empresa apoya el Desafío Taurino poniendo entradas a la venta en Internet al 40% de descuento, mientras que Gallardo valoró que este reto entre dos ganaderías está siendo copiado por otras ferias españolas y francesas. El diputado de Participación, Félix Lozano, destacó que el apoyo a la tauromaquia es «una prioridad» para la Diputación.

 

Fotos

Vídeos