LA CONEXIÓN ARMÓNICA

SANDRA PEDRAJA

Los domingos y sus si- lencios premeditados son el lugar perfecto para escuchar señales y beber zumo de naranja. Desde la radio, Ángel Luis Sucasas reconocía que uno de los personajes de su última novela, 'El juego de Zhara', había llegado misteriosamente hasta él después de sintonizar la frecuencia correcta y pasar a convertirse en un mero transmisor de la historia de Zhara. Resultó inesperado escuchar a este columnista encargado de la sección de videojuegos del Diario El País reconocer con humildad esta visión sobre la creación, tan espiritual. Un pensamiento muy en la línea de lo que Pitágoras denominó 'música de las esferas' cuando mantenía que la música que escuchamos es una versión audible de la armonía que une a la Tierra con las estrellas, después de encontrar la relación entre las notas de la escala musical y los números enteros.

Una idea que posiciona a los artistas como canales de transmisión y a la inspiración como el momento de conexión perfecto, algo que el multiinstrumentista Xantoné Blacq pretende compartir en su Masterclass el próximo viernes 26 de abril en la sesión inaugural de la escuela de Funk de la Térmica. Esta primera iniciativa de la asociación cultural 'Oye Como va', además de aproximarse desde el punto de vista musical al Funk, profundizará en los diferentes enfoques para improvisar, en la importancia del entrenamiento auditivo, en la dedicación a la práctica instrumental o en el proceso de songwriting. Mr. Blacq desde su punto fuerte como vocalista, comentará aspectos que tienen que ver con la respiración, la producción del sonido, la resonancia o la amplificación. También dedicará parte de la Masterclass a la gestión del stress y el temor a la equivocación. Todo lo cual se escenificará con una Jam Session al final de la jornada. Con la música, el arte o el amor, buscamos la conexión con los fragmentos perdidos del alma y como dice Carmen Ojeda, de la rumba a la música funk solo hay un paso, como nos enseñó el maestro Chiquito de la Calzada.