El concurso del CAC Málaga suma el tercer recurso por parte de las empresas candidatas

El CAC Málaga permanece cerrado desde el pasado día 1. /Migue Fernández
El CAC Málaga permanece cerrado desde el pasado día 1. / Migue Fernández

La propuesta que obtuvo la mayor puntuación entre los proyectos expositivos pide que se revise la valoración de su oferta económica

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

El concurso para la gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) durante los próximos cinco años suma el tercer recurso presentado por las empresas candidatas. A las dos acciones emprendidas por las firmas excluidas del proceso se une ahora la medida tomada por la unión temporal de empresas denominada CAC Futuro y Desarrollo, que lideró las puntuaciones en el apartado de los proyectos expositivos, pero que cayó hasta la tercera posición final después de las valoraciones de las ofertas económicas. Y es justo ahí donde hace hincapié su recurso, según ha podido confirmar SUR de fuentes cercanas a la licitadora.

Dado la complejidad del proceso, conviene poner la situación actual en contexto. Al concurso para la gestión del CAC Málaga se han presentado seis candidatas, que debían dividir sus propuestas en dos grandes bloques: un proyecto expositivo y una oferta económica (esta última subdividida a su vez en cuatro apartados). Dos de las aspirantes quedaron excluidas del proceso antes de estas valoraciones al entender la mesa de contratación que habían cometido un defecto de forma en sus ofertas, decisión que han recurrido ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales del Ayuntamiento de Málaga. Las cuatro empresas restantes recibieron primero las puntuaciones de sus proyectos expositivos y, después, de sus ofertas económicas. La suma de ambos apartados deja en primera posición global a Gestión Cultural y Comunicación, concesionaria del CAC desde sus orígenes, que quedó en el tercer puesto tanto en la baremación de los proyectos expositivos como en la evalucación de las propuestas económicas. 

Y es justo en este último apartado donde dirige su recurso la unión temporal de empresas denominada CAC Futuro y Desarrollo. Su proyecto expositivo obtuvo la puntuación más alta entre las cuatro 'finalistas' (51,50), pero esa ventaja se desvaneció en la valoración de su propuesta económica. La clave está en el presupuesto presentado por las candidatas para prestar el servicio. Ese subapartado tenía una puntuación máxima de 15 y la obtuvo Magma Cultura con una rebaja de 260.179,87 euros; La Fábrica obtuvo 14,84 puntos con un recorte de 125.030,84 euros; Gestión Cultural recibió 14,70 puntos por una rebaja de 11,22 euros y CAC Futuro y Desarrollo tuvo 0 puntos porque calcó el presupuesto base de licitación del concurso (12.973.546,52 euros).

El pliego de condiciones establece que la valoración económica se realizaría mediante una regla de tres inversa, teniendo en cuenta que la ausencia de rebaja acarrearía 0 puntos. Sin embargo, fuentes de CAC Futuro y Desarrollo plantean su recurso ante la «falta de proporcionalidad» en las puntuaciones en función de las rebajas presentadas, al tiempo que denuncian contradicciones en el pliego a la hora de determinar el método de baremación en este apartado del proceso.

Procedimiento detenido

Así las cosas, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales del Ayuntamiento de Málaga debe ahora resolver los tres recursos presentados por otras tantas candidatas. Hasta que las tres acciones no sean respondidas por la instancia municipal, la licitación no puede seguir su curso. En estos momentos, la mesa de contratación ha pedido a la empresa con mayor puntuación (Gestión Cultural y Comunicación) la documentación relativa a la compañía, entre la que debe figurar su accionariado y propiedad. Ese punto se cruza a su vez con la salida de esta empresa de Fernando Francés, exdirector del CAC Málaga y actual secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Consejería de Cultura, durante el proceso de licitación.

Fuentes municipales aseguran que en estos momentos la mesa de contratación está estudiando la documentación presentada por Gestión Cultural y Comunicación. Una vez analizada, si la mesa da su visto bueno, elevaría la propuesta de adjudicación a la Junta de Gobierno Local y se abriría entonces un nuevo escenario con los 15 días hábiles que tendrían el resto de aspirantes para presentar no los recursos actuales, sino alegaciones a la adjudicación. Y en medio de todo esto, el CAC permanece cerrado desde el pasado día 1 por el 'impasse' entre el final del contrato anterior y la actual licitación, sin olvidar las elecciones locales del próximo domingo día 26 de mayo y la incertidumbre sobre la composición de la nueva corporación municipal.