Sur en serie

Las series de mi vida: Miguel Ángel Huerta

Miguel Ángel Huerta, secretario general y director de calidad de la Universidad Pontificia de Salamanca./SUR
Miguel Ángel Huerta, secretario general y director de calidad de la Universidad Pontificia de Salamanca. / SUR

El autor de 'La estética televisiva en las series contemporáneas' y 'Los géneros cinematográficos' revela los títulos que le marcaron

MIGUEL ÁNGEL OESTE

Miguel Ángel Huerta es una persona preocupada por los constantes cambios alrededor del audiovisual. De ahí, que junto a Pedro Sangro fueran los editores de un libro estimulante en el mundo de la ficción serial 'La estética televisiva en las series contemporáneas'. Para este académico que se dedica al estudio y la docencia del audiovisual «resulta imposible permanecer de forma exclusiva en el territorio del relato supuestamente único del cine o en el del seriado de lo que todavía llamamos 'televisión', una palabra que se nos está quedando cada día más pequeña en esta era de las pantallas». Secretario general y director de calidad de la Universidad Pontificia de Salamanca, donde imparte clases de realización y estética del audiovisual, acaba de publicar 'Los géneros cinematográficos' en el que de un modo didáctico acerca al lector los géneros y sus características narrativas, estéticas, temáticas e históricas.

Para Huerta, muchos cinéfilos de viejo cuño como él «que venimos de los ciclos clásicos del UHF y de las grandes salas de cine que estrenaban 'La chaqueta metálica', nos refugiamos tras 'Los Soprano' y 'The Wire' en el territorio de la serialidad. Y ahí seguimos, pues la saturación no ha impedido que cada año brote, al menos, una docena de obras sobresalientes». En cuanto a la serialidad en España este estudioso comenta que se ha incorporado «muy tarde a ese fenómeno por culpa de las cadenas de televisión en abierto. Con todos sus defectos, hay que reconocerle a Movistar+ el mérito de haber agitado el avispero de la duración por capítulo y la apuesta por valores de producción más audaces y tonos más diversos. De hecho, resulta muy revelador que un cineasta de la altura de Urbizu solo haya podido continuar con su carrera en el territorio de la serialidad de pago».

Habrá que seguir atento a las transformaciones del audiovisual, pero mientras tanto, Miguel Ángel Huerta nos revela algunas de las series de televisión que forman parte de su vida.

'Curro Jiménez'

«La infancia. Abuelo, padres y primos reunidos en torno a un aparato minúsculo y con cuernos cuyas imágenes a veces se intuían más que otra cosa. Era la época del monopolio aunque nosotros no sabíamos qué era eso: por entonces nadie elegía, se veía lo que había. Y lo que había era una ficción que respetaba la inteligencia del espectador en una serie tan llena de épica y anhelo de libertad que nos parecía un western en Sierra Morena. Y si lo parecía es porque lo era».

'Búscate la vida'

«De pronto, en la frontera que separa la adolescencia de la juventud, apareció en nuestras vidas Chris Peterson. Y digo 'nuestras' porque entonces las películas, los libros y las series se compartían en un grupo de amigos cacereños con la energía de quienes devoran los placeres de este mundo como si fuera a acabarse al minuto siguiente. Y de buen gusto habríamos aceptado que el Apocalipsis lo hubiera causado aquel cómico perdedor, un treintañero repartidor de periódicos cuya absurda lucidez sobresalía en medio de una conjura de necios».

'Los Soprano'

«Nadie mejor que Tony Soprano para ser el testigo televisivo del momento en el que se aceptan las responsabilidades de la edad adulta. De hecho, Tony puso rostro a la gran revolución, el decisivo momento en el que muchos confirmamos que las series de televisión no eran un pasatiempo de segunda. Allí, en la obra maestra de David Chase, había mucho cine de gánsteres, desde 'Scarface' hasta 'Goodfellas', pero los mecanismos seriados elevaban al arquetipo a una nueva dimensión».

'The wire'

«Si hubiera sido pintor me habría encantado crear Las Meninas. Si hubiera sido músico, componer 'Let it loose', la canción de los Rolling Stones. De haber metido un gol, el de Zidane en Glasgow. Y de haber trabajado como guionista, habría renunciado a muchos años de vida por escribir 'The wire'. Me temo que algo tan grande solo puede gestarse en un envidiable estado de gracia, tanta que ya es un privilegio 'conformarse' con ser su mero espectador».

'Louie'

«Cuando aquel niño que veía 'Curro Jiménez' con su abuelo pasó a ser padre nada mejor que aceptar la confusa red de emociones y mezcla de géneros de tu nueva vida que junto a la milagrosa serie de Louis C. K. Quizás la mezcla más imposible entre comedia y drama, una obra adulta, sutil y sensible que, como siempre en el mejor arte, te ayuda a entender las paradojas de la existencia».

Estrenos estivales: 'Succession', 'Mindhunter' y 'Carnival row'

HBO. Hoy, lunes 12, regresa la segunda temporada de 'Succession', creada por el nominado al Oscar Jesse Armstrong. Esta nueva temporada comienza donde terminó la anterior, es decir, con la familia Roy tratando de controlar su imperio aunque el futuro cada vez se muestra más incierto. Ambientada en Nueva York, es una serie sobre el poder y el control tan despiadada como adictiva.

Netflix. El 16 de agosto llega una de las series más aclamadas de los últimos años, la segunda temporada de 'Mindhunter', que volverá a tener entre sus directores a David Fincher. Creada por Joe Penhall, la serie define un cambio crucial en la sociedad norteamericana, que tiene su traslación al resto del planeta, por la obvia influencia que ejerce Estados Unidos sobre el resto de países. La primera temporada se situó en 1977 y la nueva se centra en la investigación de los asesinatos de Atlanta que tuvieron lugar entre 1979 y 1981, cuando aparecieron muertos varios menores de edad.

Amazon Prime Video. A finales de agosto, en concreto el 30, se estrena 'Carnival row', una propuesta fantástica que ha sido creada por René Echevarria y Travis Beacham. La serie está interpretada por Orlando Bloom y Cara Delevigne en la que se plantea la relación entre seres fantásticos que viven entre humanos, aunque las relaciones no son fáciles. La investigación de unos asesinatos sin resolver que se han producido en la ciudad y que son las principales causas del deterioro del entendimiento entre humanos y criaturas fomentará que las cosas se compliquen aún más. La primera temporada tiene ocho episodios.