La guerra del cine provoca que la mitad de las salas de Málaga bajen el precio de las entradas

Espectadores ante la taquilla de Plaza Mayor, que ha reducido en un euro sus entradas. /SUR
Espectadores ante la taquilla de Plaza Mayor, que ha reducido en un euro sus entradas. / SUR

La decisión del Albéniz es secundada por las multinacionales Yelmo y Cinesa y por pequeños operadores como La Verónica y Goya

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

La película ha cambiado en apenas 48 horas. Si en principio el cine Albéniz era el único propicio a repercutir en sus espectadores la reducción del IVA a la exhibición, la entrada en vigor el pasado jueves de la bajada del impuesto ha desatado una absoluta guerra entre salas, en la que han tenido mucho influencia la postura de los grandes operadores. Así, Cinesa La Cañada era la primera en aplicar la reducción de la tasa a sus entradas el mismo jueves, una medida que era ayer contestada con la consiguiente rebaja de sus tarifas por su gran competidora, Yelmo, que además es la cadena con mayor implantación en Málaga con sus complejos de Plaza Mayor, Vialia y Rincón de la Victoria. En la provincia, otros pequeños operadores tampoco han tardado en reaccionar y ya aplican también el descuento La Verónica de Antequera y Goya de Marbella. La guerra del precio de las entradas se ha convertido en un fenómeno imparable que afecta ya a más de la mitad de las salas. Una lucha de la que, esta vez, se está beneficiando el espectador.

Nuevos precios

8,6 euros
es el nuevo precio de La Cañada y, pese a la rebaja, sigue siendo el más caro de la provincia
7,9 euros
cobran desde ayer en Vialia y Plaza Mayor, que han reducido un euro su tarifa.
6,2 euros
es el coste de la entrada general en Rincón de la Victoria, que ha bajado 60 céntimos.
6 euros
piden ahora en La Verónica de Antequera, el mismo precio de Pixel Coín y de Ronda.

En total, siete complejos con sus 76 salas (53% de las que funcionan en la provincia) han trasladado a sus clientes la bajada del IVA a los cines, que el pasado jueves pasó del 21 a 10%. La aplicación de las rebajas ha sido diferente según la cadena y, así, La Cañada ha reducido su tarifa general en 90 céntimos y la ha fijado en 8,60 euros, mientras que Yelmo le ha dado más alcance ya que la ha fijado en un euro y ha pasado de 8,90 a 7,90 euros en sus salas de la capital, Plaza Mayor y Vialia. En el caso de su cine de Rincón de la Victoria, donde la entrada era más barata, 6,80 euros, el nuevo precio queda fijado en 60 céntimos menos: 6,20 euros.

Cine de verano

Según afirmó la empresa en un comunicado remitido a SUR, Yelmo Cines, que forma parte de la multinacional mexicana Cinépolis, ha optado por «aplicar al consumidor final» la bajada del IVA al cine. Una decisión relevante en el caso de Málaga ya que esta operadora gestiona 1 de cada 3 salas de la provincia.

Sin noticias de Cinesur

Las miradas están puestas ahora en la cadena Cinesur, que pertenece a la multinacional francesa mk2 y que es la segunda operadora de la provincia con los cines Málaga Nostrum, Miramar de Fuengirola y El Ingenio de Vélez. Por el momento, los precios generales de estas salas siguen siendo los mismos que antes de la bajada del IVA. Este grupo galo es uno de los pocos que no ha optado por trasladar a sus clientes la reducción de la tasa impositiva, ya que también se han sumado a las rebajas otros grandes exhibidores a nivel nacional, como Kinépolis y Renoir, que no tienen presencia en nuestra provincia.

Los que también han decidido abaratar más sus precios son el cine Goya de Marbella (7 salas) y La Verónica de Antequera (8). En el caso del complejo de Puerto Banús la entrada general se ha recortado de 8,70 a 7,90 euros, mientras que el exhibidor antequerano ha bajado cincuenta céntimos y ha situado su tarifa normal en 6 euros. De esta forma, este último cine fija el mismo precio que ya tenían otras salas de la provincia, como Pixel Coín y Ronda, donde no se ha aplicado la bajada del IVA.

Ese precio de seis euros será también el que tendrá el primer cine de Málaga que contempló la bajada de sus tarifas, el Albéniz, que tiene pendiente aplicar una rebaja de 50 céntimos ya que al tratarse de una sala municipal tiene que completar el pertinente expediente y que lo apruebe su consejo de administración.

Un cine que ha anunciado que no bajará sus precios es el Rosaleda de la capital, que pese a ello oferta las entradas más baratas de la provincia con 5 euros para los estrenos del fin de semana. Ysólo 4 euros de lunes a jueves.

 

Fotos

Vídeos