Starlite Marbella vuelve a llenarse de música con Luis Miguel

Starlite Marbella vuelve a llenarse de música con Luis Miguel
Josele-Lanza -

El festival de la Cantera de Nagüeles inaugura su sexta edición con un photocall de presentación repleto de caras famosas

ADRIÁN MEDINAMARBELLA

La música suena de nuevo en la Cantera de Nagüeles de Marbella. Starlite, el festival por excelencia del verano marbellí, dio anoche el pistoletazo de salida. Y lo hizo pisando fuerte con el concierto del ídolo mexicano Luis Miguel, que vuelve a los escenarios con un nuevo trabajo bajo el brazo. Dos horas antes de que empezase el concierto las colas de seguidores se agolpaban en los bajos de la cantera. El primer recital de la temporada, destacan desde la organización del evento, logró un lleno casi completo. Y no faltaron las caras conocidas que no quisieron perderse la inauguración del festival con un posado en el photocall montado para la ocasión. Nombres de ámbitos tan dispares como la moda, la música, el deporte o la política se reunieron a los pies del escenario horas antes de la actuación del 'Sol' mexicano. Los más puntuales pasaron por la fiesta apenas pasadas las ocho de la tarde. Figuras conocidas del mundo marbellí como Jorge Manzur, director de Puente Romano, o Sandra García Sanjuan, la promotora de Starlite, que hizo de anfitriona con un elegante vestido color champán con brillantes, acompañado de un vistoso collar.

La mayoría de invitados se hicieron de rogar. Rozando ya las diez y media de la noche -hora a la que estaba prevista la hora de inicio del concierto-, llegaron las cantantes Niña Pastori con su marido, Chaboli, y Nuria Fergó. Muy cerca de ellas, Carmen Martínez Bordiú y Javier Banderas, el hermano del icónico actor malagueño. Poco después hicieron acto de presencia el humorista Raúl Sender, Mariló Montero y Pedro Trapote.

En el plano político, la figura más destacada fue la de Juanma Moreno, presidente del PP andaluz, acompañado su mujer, Manuela Villena; y el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo.

Los últimos en aterrizar fueron Gunila Von Bismark y su inseparable Luis Ortiz, cerca ya de las once de la noche. La famosa pareja sufrió, como otros muchos, el colapso de tráfico para acceder a la Cantera que obligó a la organización a retrasar el inicio del concierto más de media hora. Algunos de los asistentes se quejaron de lo que tardaron en abrirse las puertas de acceso, con lo que a la hora de comenzar la actuación, aún se registraban largar colas en la puerta. De los últimos en llegar a la fiesta, Miguel Poveda, cantaor y uno de los artistas en cartel más esperado en esta edición.

Se hizo de rogar, pero finalmente el 'Sol' mexicano brilló anoche en la cantera de Starlite rodeado de caras famosas y un lleno en la grada. Hay ganas de música y quedó demostrado en la primera cita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos