Se buscan artistas dispuestos a esconderse en Málaga

La Fáctica inaguró el festival el año pasado en La Temporal./Ñito Salas
La Fáctica inaguró el festival el año pasado en La Temporal. / Ñito Salas

La segunda edición del Festival de Arte Clandestino abre la convocatoria para creadores y espacios

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Cuando compre la entrada, usted sabrá lo que va a ver pero no dónde lo hará. El Festival de Arte Clandestino de Málaga puso a prueba el año pasado un nuevo formato que combina cultura y entretenimiento, arte y misterio. La música, la danza y el teatro se representa en escenarios no convencionales del Centro de la ciudad, lugares que el espectador no descubrirá hasta 24 horas antes de la función a través de un email. La experiencia piloto funcionó y el certamen prepara ya su segunda edición.

El II Festival de Arte Clandestino de Málaga abre la convocatoria para artistas y espacios que quieran sumarse a esta propuesta fuera de la norma, que tendrá lugar entre el 27 de agosto y el 2 de septiembre. Podrán hacer llegar sus proyectos desde hoy y hasta el 27 de julio a través de la web del festival, donde están disponibles las bases.

El encuentro acerca el teatro, la danza y la música a lugares no convencionales que el espectador conocerá 24 horas antes de la función

El año pasado fueron un salón, una galería y dos espacios multidisciplinares los que acogieron los números de danza, los conciertos y las obras de teatro incluidas en la programación. Pero cualquier otra opción es válida siempre que el lugar esté minimamente acondicionado para las funciones, con un aforo limitado de público.

Carlos Mesa, creador y director artístico, y Ana Gámiz, jefa de producción, impulsan este festival con el objetivo de convertir el arte en una experiencia y con el reto de atraer a un público que no es consumidor habitual de la cultura. «Gran parte de nuestro público es joven, por eso este año queremos darle una mayor importancia a las redes sociales», añade Gámiz. «El año pasado cerramos con muy buen sabor de boca», asegura Mesa. Ahora toca consolidarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos