El Ayuntamiento plantea una fórmula para salvar 'in extremis' el restaurante del CAC Málaga

El Restaurante Óleo se ha convertido en una referencia de la gastronomía malagueña. /SUR
El Restaurante Óleo se ha convertido en una referencia de la gastronomía malagueña. / SUR

El gobierno local llevará este martes, día que finaliza el contrato, al pleno municipal una propuesta para la continuidad del establecimiento

ANTONIO JAVIER LÓPEZ y ANA PÉREZ-BRYAN

Primero fue que no, luego que quizá sí, más tarde de nuevo que no y ahora vuelve a ser que sí. Es el vaivén argumental que ha ofrecido en menos de cinco días el Ayuntamiento en relación a la continuidad del restaurante del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga). El establecimiento estaba abocado al cierre con la finalización este martes de la actual adjudicación para la gestión del equipamiento; sin embargo, el equipo de gobierno municipal parece haber encontrado una fórmula 'in extremis' para que el restaurante siga operando.

«Hay un punto de Málaga Ahora (en el pleno de mañana martes) al que haremos una enmienda que permita, con el apoyo del pleno, ir por un camino donde puede haber esa continuidad hasta que se culmine el proceso de concurso que de acuerdo con el pliego que se hizo para el CAC corresponde hacer. El tema librería está ligado directamente al CAC y corresponderá a la propia librería, pero por nuestra parte, todas las facilidades para que siga», ha ofrecido este lunes el alcalde Francisco de la Torre sobre la continuidad del Restaurante Óleo, referencia de la nueva gastronomía hecha desde Málaga, cuyo cierre en el CAC se traducía en el despido de sus 17 trabajadores.

La concejala de Cultura, Gemma del Corral, ha abundado este lunes en la solución planteada sobre la misma bocina del final de la concesión actual: «No se le va a tener que pedir la llave (al restaurante), porque la solución que se va a plantear y que esperamos contar con el apoyo de todos los grupos políticos mañana, es precisamente una solución que permite la Ley de Bienes de Entidades Locales de Andalucía, que permite una tolerancia de la ocupación del dominio público municipal y en este caso esa es la línea que después de mucho trabajarlo y de mucho pensarlo entre los técnicos se ha buscado». Eso sí, Del Corral ha matizado, casi a modo de aviso por si la clientela ve cerrado el local los próximos días: «Ellos han decidido tomarse una semana de vacaciones».

En cuanto al proceso de adjudicación del CAC Málaga durante los próximos cinco años que aún no se ha concretado y que obliga a la asunción de la gestión del equipamiento cultural por parte del Ayuntamiento a partir de este miércoles, De la Torre ha añadido: «Cultura tomará posesión del CAC desde el punto de vista del edificio y de su contenedor cultural para plantear esa exposición que va a haber en el interregno hasta que haya la adjudicación. Parece que va a ser la misma empresa según los datos que tenemos, salvo que hubiera alguna alegación que demuestre que estuviera equivocado el trabajo que se ha hecho en contratación, pero todo apunta que se ha hecho un trabajo impecable por parte de los técnicos y del jurado como por parte de Contratación y ese es un tema que se hará de una manera clara, perfecta e impecable».

Y en relación a los plazos, Del Corral ha ofrecido: «En esta Junta de Gobierno Local pretendemos llevar la adjudicación provisional y en ese momento es cuando se abre el plazo de diez días para que la empresa cuelgue en la plataforma esa documentación que se le requiere en la adjudicación provisional y tras la adjudicación definitiva que iría en la próxima Junta de Gobierno Local, previsiblemente, hay otros 15 días para la presentación de alegaciones y tomaremos el plazo que sea necesario, en función de las alegaciones que presenten que esperamos que no sean muchas ni muy consistentes para que el plazo se acorte, una vez contestadas, procederá asumir alguna o no y en consecuencia ratificar la adjudicación definitiva del CAC».

«Me consta -ha seguido la concejala- que la empresa previsiblemente adjudicataria tiene ya la información para colgarla en el momento en el que esté. Se supone que no se van a agotar esos 10 días previos, con lo cual se solaparán unos con otros para intentar se que sea el menor tiempo posible. Si las otras empresas tienen ya preparados sus recursos o alegaciones (…) seguramente tampoco se agotarán esos plazos. Barajamos un margen de unos 25 días, que es con lo que nosotros vamos a contar».