La apertura vespertina de la Aduana aumenta las visitas en un centenar de personas al día

Las visitas al Museo de Málaga han aumentado esta temporada estival gracias a la apertura de la Aduana por las tardes. /Migue Fernández
Las visitas al Museo de Málaga han aumentado esta temporada estival gracias a la apertura de la Aduana por las tardes. / Migue Fernández

El Museo de Málaga recibió 10.930 personas en junio, lo que supuso un incremento de la asistencia del 16,4% con respecto al año anterior

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Los espectaculares registros de asistencia del Museo de Málaga tras su apertura a finales de 2016 cayeron en picado cuando a mediados de junio del pasado año este espacio cultural optó por cerrar por las tardes durante los meses de verano. De los 19.112 visitantes de abril se pasó a menos de la mitad (9.367) en junio de 2017 a causa de esta medida que limitaba el horario de 9 a 15 horas. Este recorte al reloj provocó la protesta de colectivos culturales e institucionales, por lo que la Consejería de Cultura se replanteó este cierre parcial en plena temporada alta turística y este año ha mantenido el horario completo. Una decisión que se ha correspondido con la respuesta del público ya que, en los datos de junio anunciados esta semana, se observa que las salas del Palacio de la Aduana recibieron un centenar más de personas cada día.

Aunque los datos facilitados por la Consejería de Cultura son todavía limitados y solo alcanzan la segunda quincena de junio en los que ya estuvo clausurado por las tardes el Museo de Málaga el pasado año, los números de 2018 sí permiten observar una tendencia en la recuperación de las visitas. Así, si el cierre el pasado año dejó la afluencia de junio en 9.367 personas, este 2018 la asistencia ha subido a 10.930. De esta forma, un total de 1.563 personas más acudieron a la pinacoteca con la aplicación en a segunda quincena de junio del horario normal del resto del año. De mantenerse esta tendencia, las salas del Palacio de la Aduana podrían cerrar el verano con un aumento de 10.000 personas con respecto a las registradas en los meses estivales de 2017.

Los datos indican que la pinacoteca podría cerrar el verano con un aumento de 10.000 personas en sus salas

La apertura vespertina en verano –hasta las 21 horas– ha permitido además que el mes de junio mantenga el ritmo de asistencia del presente año, superando incluso los registros de enero (9.996 visitas) y en la línea de febrero (11.195), marzo (12.352) y abril (11.574). Los datos corroboran el acierto de la ampliación del horario en verano ya que mientras este año el Museo de Málaga acumula un decrecimiento del 38,8% de la asistencia, fundamentalmente debido a que en los primeros meses de este 2018 ya había desaparecido el efecto llamada de su apertura, en junio se invirtió la tendencia y el museo ganó un 16,4% de visitantes.

Visitas al museo

9.367 personas
acudieron al Museo de Málaga en junio de 2017, cuando el cierre por las tardes de la pinacoteca en verano redujo la asistencia.
10.930 visitantes
tuvo la Aduana en junio de este año, lo que ha supuesto un incremento de público del 16,4% gracias a la extensión del horario.

En declaraciones a SUR, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, se felicitó de la recuperación de la afluencia al Palacio de la Aduana con la ampliación del horario desde las 15 a las 21 horas en verano. El responsable andaluz advirtió que, para las conclusiones finales será necesario que salgan las estadísticas del resto de la temporada estival, aunque valoró los registros de junio ya que es «muy positivo que los primeros datos de asistencia mejoren la respuesta del año pasado».

Salas temporales

Además de la aplicación del horario de invierno al verano, Miguel Ángel Vázquez destacó que la vida en el Museo de Málaga también se está beneficiando de los servicios que se han puesto en marcha en los últimos meses, como la biblioteca, la tienda, la cafetería y el restaurante de la terraza de su última planta, además de las actividades educativas que arrancaron hace ahora un año. A estas actividades y servicios unirá a partir del próximo 9 de septiembre los conciertos gratuitos en el patio de la Aduana con el ciclo 'Las mañanas del Museo de Málaga', que se desarrollará un domingo al mes.

En este mismo espacio central del palacio se inaugurará con el nuevo curso una exposición de esculturas de Miguel Berrocal, que permanecerán en el museo durante un año. Una experiencia que tendrá continuidad con el acondicionamiento de las salas para exposiciones temporales que, según adelantó el consejero, «esperamos licitar para finales de este año», por lo que podrían entrar en funcionamiento en 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos