Antonio Ruz y Olga Pericet logran el Premio Nacional de Danza

El jurado reconoce el lenguaje singular del bailarín y la versatilidad y capacidad escénica de la bailarina

A. SOTO MADRID.

Antonio Ruz, en la modalidad de creación, y Olga Pericet, en la de interpretación, obtuvieron los Premios Nacionales de Danza 2018, concedidos por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotados con 30.000 euros cada uno. En el caso de Antonio Ruz, el jurado lo reconoce como autor «de un lenguaje singular y muy personal, construido dentro y fuera de nuestro país, al frente de su propia compañía e interesantes colaboraciones de diversidad escénica». Su última creación fue el espectáculo 'Electra', concebido para el Ballet Nacional de España, y que, a juicio del jurado, «armoniza la danza contemporánea con gran calidad».

Por su parte, Olga Pericet ha sido galardonada «por su capacidad de aunar las distintas disciplinas de la danza española, actualizándolas en un lenguaje interpretativo con sello propio, por su versatilidad escénica y su valiosa capacidad de transmisión». Entre las obras más destacadas de Pericet está 'La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora'.

Antonio Ruz (Córdoba, 1976) se formó en la Escuela de Víctor Ullate, donde acabó siendo primer bailarín durante ocho años antes de dar el salto internacional en 2011 y entrar a formar parte del Ballet del Gran Teatro de Ginebra y más tarde del Ballet de la Ópera de Lyon. En 2006 ingresó en la Compañía Nacional de Danza (CND), bajo la dirección de Nacho Duato.

Desde 2007 colabora con la compañía Sasha Waltz & Guests, con sede en Berlín. En el terreno teatral, Ruz ha participado como coreógrafo en obras como 'Capitalismo', 'Hazles reír' (2013) y 'Los Macbez' (2014), de Andrés Lima, y 'Antígona' (2015), dirigida por Miguel del Arco.

Olga Ramos Pericet (Córdoba, 1975) se licenció en danza española en la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Córdoba y amplió sus estudios en Sevilla y Madrid. Tras pasar por tablaos de Madrid y Japón, en 1998 entra a formar parte de la Compañía de Rafael Amargo, con la que estrena 'Poeta en Nueva York' como primera bailarina. Posteriormente, con este mismo rol en la Compañía Rafaela Carrasco, danzará 'Poeta en Nueva York' y 'Bolero'. También firma títulos como 'Rosa, metal, ceniza', 'Laberíntica' y 'La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora'. Para 2019 prepara el estreno de 'Cuerpo infinito', en homenaje a Carmen Amaya.

 

Fotos

Vídeos