El alcalde se opone al proyecto cultural en la Trinidad diseñado por el anterior gobierno de la Junta

Interior del convento de la Trinidad, cuya rehabilitación tendrá que volver a esperar. /:: SUR
Interior del convento de la Trinidad, cuya rehabilitación tendrá que volver a esperar. / :: SUR

Francisco de la Torre no concreta su iniciativa para este espacio y aboga por crear una «nueva centralidad cultural» que «tenga fuerza»

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, confirmó ayer que el proyecto para el antiguo convento de la Trinidad diseñado por la Consejería de Cultura durante el mandato de Susana Díaz no se ejecutará finalmente. Tras la publicación en SUR de que el actual equipo de la Junta de Andalucía consideraba que el centro de las artes en vivo que surgiría de la rehabilitación del edificio del siglo XVI se había realizado de «espaldas» al Ayuntamiento de la capital y que iba a sentarse con el municipio para redefinir este espacio, el regidor confirmó ayer que lo proyectado ya no tiene vigencia y que el destino final del histórico inmueble se decidirá «conjuntamente» con la administración autonómica.

En declaraciones a SUR, el alcalde evitó pronunciarse sobre la idea que maneja el Ayuntamiento para este espacio del barrio de la Trinidad, que lleva décadas esperando su rehabilitación y un nuevo uso. Sobre el futuro del edificio, Francisco de la Torre afirmó que se buscará el «mejor destino» y que su intención es crear en el antiguo convento una «nueva centralidad cultural» para la ciudad. Así, manifestó que uno de los objetivos que se plantea en sus conversaciones con la Junta de Andalucía es que el proyecto «tenga cierta fuerza» y «capacidad para dinamizar la zona, la barriada, el entorno y el distrito».

De la Torre avanzó que «todavía no nos hemos puesto de acuerdo sobre este tema», pero subrayó la necesidad de «consenso» en la negociación abierta con la Junta de Andalucía. En este sentido criticó la falta de «voluntad de diálogo» por parte del anterior equipo de la consejería que, pese a mantener reuniones con asociaciones y colectivos vecinales y culturales de Málaga, «no nos llamaron, ni antes ni después» de presentar el proyecto del centro de las artes en vivo para la Trinidad.

El centro de las artes en vivo es el tercer proyecto cultural fracasado en este espacio, tras el Parque de los Cuentos y la Biblioteca Provincial

Pese a que el Consistorio no participó en la fase de consultas previas a la decisión final del proyecto, el diseño para la rehabilitación del antiguo convento fue fruto de un amplio consenso con numerosas entidades malagueñas, como la Universidad, las academias de Ciencias y Bellas Artes de San Telmo, la Sociedad Económica Amigos del País, la Asociación de Gestores Culturales, el Ateneo, el Colegio de Arquitectos y la Asociación de Vecinos Trinidad-Centro, que participaron en las reuniones convocadas por la Junta para dictaminar el uso del inmueble.

No obstante, cuando hace ahora un año se anunció la creación de un centro de las artes en vivo para la Trinidad, el Ayuntamiento criticó la ausencia de una invitación a las consultas y que la iniciativa propuesta coincidía en contenido con su propio proyecto cultural para la antigua cárcel de Cruz de Humilladero. El replanteamiento de la actuación por parte de la Junta esta semana y el rechazo ayer del alcalde al proyecto anterior supone el tercer fracaso consecutivo que acumula el antiguo convento, que desde que en 2005 pasó a ser propiedad de la administración autonómica ha visto como se frustraban la creación del Parque de los Cuentos y, posteriormente, el traslado de la Biblioteca Pública del Estado. Un revés tras otro que ha corrido paralelo al deterioro progresivo del histórico edificio que, paradójicamente, está protegido como Bien de Interés Cultural.