La Junta abre una investigación sobre las 29 obras del artista francés Invader en Málaga

El Obispado pide retirar esta pieza del Episcopal. /
El Obispado pide retirar esta pieza del Episcopal.

El Obispado reclama la retirada del mosaico instalado por el creador galo en una fachada del Palacio Episcopal

ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La partida que el artista francés Invader juega desde hace un par de semanas en las calles de Málaga ha pasado a una nueva fase. La Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía ha decidido abrir una investigación para determinar si las 29 intervenciones realizadas por el creador galo afectan al patrimonio histórico de la ciudad. Así lo confirmaba ayer a SUR la delegada provincial de Cultura, Monsalud Bautista.

El detonante del expediente informativo abierto por la Delegación ha sido el requerimiento enviado por el Obispado de Málaga para que se retire la pieza que Invader ha colocado en la fachada del Palacio Episcopal, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y, por tanto, sometido a una protección especial. El Obispado denunciaba en un comunicado que «no había recibido ninguna notificación al respecto ni petición de permiso para ello por parte del artista».

«El Obispado de Málaga sigue la nota remitida a los medios de comunicación no pone en duda la calidad artística de la obra pero considera que la fachada del Palacio, catalogado como Bien de Interés Cultural y protegido por el artículo 19 de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía, no es un lugar apropiado para ello».

El Obispado añadía que tras conocer la colocación de la obra pidió al Ayuntamiento su retirada y que «al no recibir respuesta ha procedido a hacer un requerimiento formal ante el Ayuntamiento y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía». Y cierra: «El Obispado espera que pronto se subsane lo que podría suponer una contaminación visual del edificio».

Sin embargo, la invasión del creador galo ha tocado a otro BIC de la capital: el Palacio de Salinas ubicado en la calle del mismo nombre y que desde hace días también luce uno de los mosaicos de Invader. En este punto, conviene recordar que la propuesta del artista galo está basada en la estética de los videojuegos de los años 80 y 90. Invader ha instalado 3.479 mosaicos en 71 ciudades de todo el mundo. El autor ha desarrollado su propia aplicación que permite a los usuarios obtener puntos cada vez que fotografían una de sus piezas. Las 29 de Málaga suman 1.020 puntos.

Zonas de influencia

Sobre esas piezas repartidas por distintos puntos de la capital ha iniciado ahora la Junta de Andalucía una investigación que va más allá de los inmuebles declarados BIC, ya que también analizará las zonas de influencia anexas a los BIC y que también son objeto de protección patrimonial.

«Las infracciones de las que se deriven daños en el Patrimonio Histórico Andaluz llevarán aparejada, cuando sea posible, la obligación de reparación y restitución de las cosas a su estado original, y, en todo caso, la indemnización de los daños y perjuicios causados», detalla la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía. La norma establece además la aplicación de sanciones que pueden llegar hasta los 100.000 euros en el caso de infracciones leves y que alcanzan el millón de euros en las infracciones muy graves.

En este sentido, varias fuentes municipales explicaron ayer a SUR que la realización de una intervención artística en la calle precisa un permiso de obra menor, así como un documento que acredite el beneplácito del propietario del inmueble sobre el que se va realizar la obra. En algunos casos, también se añade al expediente un boceto de la pieza que se quiere acometer.

En el caso de Invader, el creador galo ha desembarcado en la ciudad de la mano del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga). Tal y como publicó este periódico (SUR, 21-5-2017), los responsables del CAC Málaga contactaron hace tiempo con Invader en París con el objetivo de realizar una exposición prevista para después del verano, una instalación en la zona del Puerto de Málaga y una invasión como la que se ha desplegado en los últimos días en diversos puntos de la ciudad.

Al conocer la investigación abierta por la Junta, el director del CAC Málaga, Fernando Francés, sostuvo: «Como la mayoría de los artistas urbanos, Invader actúa a su criterio. Me parece muy importante que Málaga tenga intervenciones de este artista, uno de los más importantes del mundo en este ámbito y, por eso, creo que estas obras son un lujo para la ciudad. Interviene sin permisos porque forma parte de la manera de crear de este tipo de artistas».

«En Francia siguió el director del CAC ha intervenido en edificios protegidos que han incorporado sus obras como parte de su riqueza. Las leyes están para adaptarse y siempre hay excepciones justificadas y justificables. Hablamos de un autor que forma parte de la historia del arte urbano y, si no cometen el error de no hacer una excepción, la pieza del Episcopal va ser una obra icónica del arte urbano en Málaga».