Para ser mecenas en Málaga hay que tomarse unas copas

Para ser mecenas en Málaga hay que tomarse unas copas

El colectivo Villa Puchero Factory busca financiación mezclando cócteles y actuaciones exclusivas

ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Las madres y las abuelas saben que lo mejor para recuperar un puchero que lleva ya varios días en el frigorífico es ponerlo de nuevo a hervir. Algo así han pensado en Villa Puchero Factory (VPF), el colectivo decano y referencial en el circuito cultural alternativo de Málaga, que regresa por sus fueros con nueva sede, nueva formación y nueva propuesta de financiación.

Eso sí, en relación con esto último, más que echar leña al fuego, los de VPF van a echar unas copas a los mecenas que se apunten a su #BEBERKAMI, la propuesta que ofrecerán este viernes 26 de mayo: tres cócteles a cambio de tres espectáculos exclusivos a cargo de tres creadores. Pensamos cómo podíamos obtener fondos, pero ofreciendo a cambio algo distinto y original, porque el escenario del 'crowdfunding' también está un poco saturado, así que se nos ocurrió que ofrecer tres cócteles con tres propuestas de tres artistas, avanza Pedro Okña, alma mater de Villa Puchero desde hace casi una década.

Cada cóctel ofrece un espectáculo escénico y performático. Hemos pensado en un donativo de cinco euros por espectáculo para un máximo de 15 personas, detalla Okña. Así, el menú incluye, de una parte, un 'Pink Russian', un combinado a partir de un vermú y otro más que aún se está cocinando. Desde la parte escénica, uno espectáculo está basado en la película 'La gran belleza' y ese baile entre surrealista y patético que aparece en un momento de la historia; el segundo es más dramático y plantea un texto sobre una prostituta y el tercero está hecho con las tetas, ofrece enigmático Okña sobre las actuaciones a cargo de Martín De Arriba, Susana Vergara, Nacho Mayorga y Cristina Savage, los nuevos componentes del 'núcleo duro' de VPF.

Sobre esta nueva etapa del colectivo también se detiene Okña: Después de dos años y algo en el que nos habíamos centrado sobre todo en creaciones urbanas y acciones más en el exterior, teníamos un poco el 'mono' de volver a reunirnos en un espacio y presentar nuestras propuestas. A base de currar mucho, Villa Puchero se ha convertido en algo muy potente, así que les propuse a Martín De Arriba, Susana Vergara, Nacho Mayorga y Cristina Savage unir fuerzas para abrir de nuevo.

Así, el nuevo puchero cultural se empieza a cocinar en un piso en la esquina entre la Alameda Principal y la calle Larios. Una mudanza a la zona noble de la ciudad desde una perpendicular de la calle Carreterías que Okña se toma con guasa: Sí... Tenemos vistas a la noria, del puerto... Esto también es puro postureo, como nosotros, vamos. Y ríe con ganas.

Y cierra Okña: Si hemos aguantado todos estos años es porque hemos mantenido esa línea de hacer siempre lo que nos da la gana, de estar casados con todos y con ninguno. Y eso bien merece unas copas.

 

Fotos

Vídeos