Los Dólmenes, a un paso de la Unesco

La luz de la luna entra por el dolmen de Menga de Antequera. :: Antonio J. Guerrero/
La luz de la luna entra por el dolmen de Menga de Antequera. :: Antonio J. Guerrero

Los expertos de Icomos dan el visto bueno definitivo a las modificaciones requeridas a la candidatura

M. EUGENIA MERELO

Málaga. Hay veces que las casualidades históricas asombran. Hace justo 130 años, el dolmen de Menga era declarado Monumento Nacional. A principios de 1885, pocos meses después del terremoto de Periana, el rey Alfonso XII recorrió la provincia para conocer sobre el terreno los daños del seísmo. Pasó por Antequera y el prócer antequerano Francisco Romero Robledo le llevó a visitar la entonces conocida como cueva de Menga. Era el único dolmen documentado en el siglo XIX. Viera y El Romeral no serían descubiertos hasta el siglo XX. El monarca quedó impresionado con la magnificencia de la edificación megalítica y promovió su inmediata tutela. El Estado compró la construcción funeraria por 25.000 pesetas y dictó (Real Orden de 1 de junio de 1886) la primera protección de una construcción funeraria con 6.000 años de historia.

CRONOLOGÍA

La Junta de Andalucía promueve la candidatura del Sitio de los Dólmenes de Antequera a Patrimonio Mundial de la Unesco tras la visita al conjunto y las recomendaciones de la funcionaria de la Unesco Nuria Sanz.

El 27 de enero, la candidatura queda inscrita en la Lista Indicativa. Esta lista obliga a un tiempo de espera de dos años en los que la propuesta está expuesta a las críticas o apoyos de todos los rincones del mundo.

El Consejo del Patrimonio Histórico Español, reunido en abril en Plasencia, aprueba por unanimidad la candidatura única para 2016. La singularidad, la universalidad y la orientación excepcional de dos de sus monumentos son sus bazas.

El equipo del Conjunto Arqueológico elabora el expediente. El Ayuntamiento de Antequera impulsa una campaña de apoyo ciudadano a la candidatura a partir de la palabra 'Dolmen' en lenguaje de los signos, un logo y el lema 'Piedra sobre piedra', de gran repercusión social. La experta irlandesa Margaret Gowen es nombrada evaluadora de la candidatura. En septiembre, visita Antequera para desarrollar su trabajo de evaluación, que certifica el Valor Universal Excepcional (VUE) del conjunto. En diciembre, Icomos analiza en París el informe de Gowen y pone algunos reparos.

En febrero, el Gobierno de España presenta el documento de respuesta a los reparos partiendo de las iniciativas del Ayuntamiento de Antequera y de la Junta de Andalucía. Icomos da la luz verde definitiva a la candidatura.

La casualidad histórica la evocaba ayer Bartolomé Ruiz, director del Conjunto Arqueológico Sitio de los Dólmenes, poco después de recibir un mail de la Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. En ese correo, 130 años después de la orden de Alfonso XII, y tras una largo camino de descubrimientos, investigaciones y trabajo, el panel de expertos del Consejo Internacional de los Monumentos y los Sitios (Icomos, en sus siglas en inglés) comunicaba su visto bueno definitivo a las modificaciones requeridas a la candidatura del Sitio de los Dólmenes a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, una nómina que hasta ahora otorga la máxima protección internacional a 981 bienes de valor universal excepcional de 160 países.

La decisión de Icomos pone al sitio - integrado por los monumentos megalíticos de Menga, Viera y El Romeral así como por El Torcal y la Peña de los Enamorados- a un paso de convertirse en el primer conjunto megalítico español y el primer bien europeo de su tipología reconocidos por la Unesco. La evaluación definitiva la realizará el Comité del Patrimonio Mundial en Estambul (Turquía), entre los días 10 y 20 de julio.

El pasado diciembre, en una reunión en la sede parisina de Icomos, los especialistas del tribunal requirieron varias mejoras que la propuesta antequerana debía resolver antes de finales de febrero. En concreto, el organismo dependiente de Naciones Unidas planteó cinco puntos básicos de actuación, entre los que destacaban dos iniciativas: la primera, despejar de manera significativa el entorno urbano que rodea a los enclaves arqueológicos y, la segunda, una importante reducción del impacto visual del Museo del Sitio, que perdería toda la primera planta. Junto a esas medidas, el informe planteaba la conversión de la antigua línea férrea próxima a los Dólmenes en una 'vía verde' de más de diez kilómetros, así como la elaboración de un plan especial de protección que articule el cambio de fisonomía en el entorno cercano del conjunto megalítico. El trabajo realizado por al Consejería de Cultura y por el Ayuntamiento de Antequera para cumplimentar esas mejoras ha recibido ahora el visto bueno de los expertos.

Alegría y prudencia

La noticia sorprendió ayer a la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, viajando a Madrid en el AVE. «Esto es un paso decisivo, trascendental, una muy buena señal -aseguró- , pero a la par que todo eso tenemos que tener la prudencia necesaria y ser extremadamente respetuosos con Unesco». «Estamos contentos y sentimos alegría porque es una buena noticia para Antequera, para Málaga y para Andalucía», añadió.

Sobre el impacto turístico y económico de la candidatura, la consejera explicó que «la Consejería es consciente de lo que va a significar desde el punto de vista económico, de creación de empleo, en tanto que el turismo cultural va a poner su mirada en un lugar tan excepcional como es el Sito de los Dólmenes». En ese sentido, Aguilar recordó que «la Junta inició hace muchos años ese trabajo, en el que sólo algunos pocos creían, pero del que el Gobierno andaluz estaba convencido y seguro de que hacía la apuesta necesaria, adecuada y acertada».

Sobre la falta de material y personal en el conjunto que se ha puesto de manifiesto en los últimos meses con el espectacular incremento de las visitas, Aguilar argumentó que «con la candidatura hemos puesto a los Dólmenes en el escaparate del mundo y rápidamente las personas lo han descubierto y quieren conocerlo». «El conjunto - añadió- entra en un tiempo nuevo ante el que la consejería va a responder de pleno y de lleno. A algunos problemas ya estamos respondiendo y sobre otros ya estamos trabajando».

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, reconocía ayer que se había «emocionado» al recibir la noticia. «Hoy es un día muy importante - destacó- , trascendental e histórico, aunque todavía nos queda esperar al último que será en Estambul». Barón apuntó que la candidatura «ha internacionalizado Antequera y está teniendo efectos en su economía». «También ha sumado a la provincia, líder mundial en turismo y ocio, y a partir de ahora también en patrimonio», indicó. El alcalde declaró que, desde hoy, «hay que seguir trabajando porque queda muchísimo por hacer para que los Dólmenes y su entorno estén al nivel que se merecen».

Bartolomé Ruiz aseguró que ha mantenido la certeza en el buen fin de la candidatura en todo momento. «Por la confianza que siempre nos han transmitido el equipo de mujeres de la Subdirección General de Protección de Patrimonio Histórico y la evaluadora Margaret Gowen y por la contundencia y rotundidad de la respuesta del Ayuntamiento de Antequera y de la Junta de Andalucía», argumentó.

Ya sólo queda esperar buenas noticias de la reunión de Estambul. Una cita histórica para el patrimonio malagueño. Aunque ese día no haya casualidades cronológicas que nos asombren.

Entre los días 10 y 20, el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco se reúne en Estambul para decidir si los Dólmenes se incorporan a su lista

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos